Monthly Archives: October 2016

Tres disfraces para abogados, a propósito de Halloween

Hoy es 31 de octubre, Halloween, noche de brujas, ese día para por un día ser cualquier persona que quieras ser. No es tema menor eso del disfraz, de las máscaras en terminología octaviopaziana, y más cuando se relaciona con el ejercicio de la abogacía, con las formas, los símbolos, las actuaciones y representaciones, la teatralidad.

En ese sentido, tres opciones para operadores jurídicos que quieran darle un toque especial a este día.


1. A la Dworkin…

79ca1d7ef9440cd7d09a9f2269225e71

También versión infantil…

2ffccc5d-e462-4ef1-9e8f-70a82da248e1

2. A la jurisdiccional…

judge_gown_zps1c7b281b

También en versión dworkiniana…

hercules_posing_for_a_photo_at_tokyo_disneyland

3. A la García Máynez…

screen-shot-2016-10-31-at-2-40-57-am

Advertisements

8 preguntas sobre abogados (y algo más) a Luis Santos de la Garza

El pasado día viernes 4 de diciembre de 2015, en el Club Campestre Monterrey en la ciudad de San Pedro Garza Garcia, Nuevo León, México, tuve la oportunidad de entrevistar a Luis Santos de la Garza (Chihuahua, México, 1922).

screen-shot-2016-10-30-at-5-20-47-pm

Luis Santos de la Garza, ingresó al Partido Acción Nacional (PAN) en 1941, se tituló en 1945 como abogado por la Universidad de Nuevo León, fundó el (ahora afamado e influyente) despacho jurídico “Santos Elizondo” en 1965, y bueeeeeeeno…, toda su ficha curricular, y sus logros profesionales en el ámbito jurídico-político, la pueden encontrar por acá, o por acá, o en otras múltiples referencias. Pero, lo cierto, es que Luis es todo un emblema, más allá de un destacado abogado, jurista, y político, cuyas enseñanzas al día de hoy siguen vivas, yo destaco (y me quedo), con su lucidez, con visión para percibir lo que se avecine.

Muchas veces son más los mitos que uno crea de algo, o de alguien, las idealizaciones que uno inventa, las proyecciones que se construyen a la medida para adecuar una determinada realidad, y así entenderla. Queda claro, que no se puede obviar el nombre del afamado despacho de abogados al cual Luis otorga su apellido, también queda claro que la influencia de este, muchas veces, y para bien y para mal, ha servido de plataforma para obstaculizar o facilitar, ciertos fenómenos que oscilan entre lo político y lo jurídico. Entre esas zonas de penumbra, claroscuros que no terminan de despejarse y, por tanto, suelen ser bastante controversiales.

Ahora bien, creo que en tanto y en cuanto tengamos abogados politizados, operadores jurídicos que se la jueguen, que acepten sus roles y puedan manifestar, en mayor o menor medidas, sus ideologías y sus creencias, esto, tal vez, pero solo tal vez, podría ayudar a una mejor comprensión de la cuestión jurídica. A derrumbar muros entre la política y lo jurídico, y así, construir un derecho mucho más realista y funcional.

Pues algo así con Luis Santos de la Garza, su encuentro, motivado por un buen amigo, me sirvió para aterrizar esas ideas idílicas y un tanto disparatadas, escucharlo no solo fue enriquecedor sino también bastante, pero bastante, desmitificador. Muchas veces se nos olvidan que las instituciones, no son solo eso, o sea sí, digo MacCormick ya nos lo aclaró, pero el componente humano, el componente persona, muchas veces se pierde y se difumina entre ese entramado de estructuras que componen una ficción.

Me queda claro que muchas veces los grandes bufets de abogados de carácter trasnacional antes que atender al derecho, atienden a difusos intereses que impone el mercado. Pero también puedo afirmar que dentro de estos conglomerados jurídicos, existen personas que evitan sumarse a esa lógica y que, sobre todo, anhelan un mejor entorno.

Screen Shot 2016-10-30 at 11.55.19 PM.pngHabría que apostarle más al diálogo, fomentar una cultura de argumentos y de razones, antes que de prejuicios y absurdas ideas preconcebidas. En ese sentido, agradezco a Luis Santos de la Garza por su ejemplo, por su charla, por estar sentado con un desaliñado y harapiento tipo sesenta años menor (en uno de los lugares más exclusivos de la ciudad) con total apertura y disposición. Agradezco a Luis por su tiempo, por la anécdotas, por el desayuno, por invitar a politazarnos, independientemente de la ideología que prediquemos. En tiempos en los que todos gritan, quizá, valga la pena detenernos a escuchar un poco. Sobre todo, a personas como Luis, que todavía tienen tanto, pero tanto, por decir.

A continuación las 8 preguntas sobre abogados, y algo más a Luis Santos de la Garza.


1. ¿Qué es lo primero que tienes en mente cuando escuchas la palabra abogado?

Luis Santos de la Garza (LSG): Varias cosas simultaneas, pero en orden de importancia… La primera, la estructura de un gobierno, pues esta tiene que estar descansando en un orden jurídica. Después pienso en el ejercicio libre de la profesión, y, por último, en un profesor de Universidad.

2. Menciona el primer abogado o abogada (no importando sean profesionales, profesores, políticos o bien personajes de literatura, series de televisión o cine) que se te venga en mente.

LSG: Manuel Gómez Morín.

3. Si tuvieras la oportunidad de volver atrás en el tiempo, ¿volverías a estudiar Derecho?

LSG: Definitivamente sí, incluso, ahora, con más convicción que con la que tuve al principio. Al tener 72 años de recibido, no me queda duda de la importancia de esta profesión, no solo por ser una vía de remuneración, sino, sobre todo, por tener la posibilidad de apreciar las estructuras jurídicas detrás de las que se cimientan las sociedades. Eso es importantísimo.

Además me ha tocado, y sin haberlo deseado, estar del lado privado en el ejercicio profesional, ocupar un puesto en el Poder Judicial, encontrarme también en el legislativo, entonces, eso me ha permitido contemplar lo trascendente que es el Derecho.

4. Existe un dicho popular que reza: “Existen dos clases de abogados: los bueno, que son los que conocen bien las leyes, y los mejores, que son los que conocen bien al juez”. En tal sentido, algunas personas advierten que el Derecho, que el litigio frente a tribunales, antes que ser una actividad técnica, intelectual, cuya base es la estrategia y la argumentación, resulta una profesión de relaciones sociales. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

LSG: Yo creo que hay algo de cierto en el dicho que mencionas… Yo conozco casos de aquí, de abogados que teniendo una capacidad mediana, con relaciones con jueces, tuvieron éxito económico. Ahora, al hablar de relaciones con jueces hay que distinguir, hay relaciones malas y relaciones buenas, las primeras se puede resumir en la actitudes corruptas que envilecen a los abogados, y las segundas, te lo digo a partir de un ejemplo… En una ocasión, un muy prestigiado abogado, y autor de libros de texto, de Ciudad de México, que había venido a Monterrey, me pidió ayuda para que lo acompañara a un juzgado a manejar un exhorto. Lo acompañé con el Secretario del juzgado, y este le dijo que iba a platicar con el juez para ver con qué tanta rapidez podía solventar su asunto… Regresa el Secretario, y para mi sorpresa le dice, usted es Fulanito de Tal, pues dice el juez que quiere conocerlo, que le haga el favor de pasar… y es que el juez al estudiar leyes, había estudiado sus textos. Ahí tienes una relación sana. Por eso te digo, de todo hay.

5. ¿Estás a favor o en contra del uso de la toga en la profesión?

LSG: En principio, a boca de jarro, te digo que no estoy a favor. Pues eso es dar una impresión de impecabilidad, de respeto, pero lo importante es el fondo, el contenido. Yo estoy a favor de la educación ética del profesionista. Que no se nos olvide que el afamado adagio de que “el hábito no hace al monje”.

Por extensión a tu pregunta, si todos los abogados fuéramos a los tribunales con toga, pues daríamos una impresión solemne. Yo lo he dicho, a manera de broma, aunque fueran en traje de baño, pero que los abogados actúen de forma honesta.

Es un tema de poca importancia, vamos a preocuparnos por el contenido, no por la forma.

6. ¿Es posible combinar la actividad política y militancia partidista con el ejercicio libre de la abogacía?

LSG: Sí, sí es posible. Claro que es posible. Y en cierta forma, hasta debido.

Vamos a situarnos en los abogados que están en la academia…, ellos deberían de estar participando en la política, a través de sus puntos de vista, de sus escritos, sustentando sus dichos desde el plano intelectual. Ahora, si esa vinculación la hace para otros efectos… El pecado está en esos otros efectos. Si un abogado se inmiscuye en la política para atender la petición de un cliente, para que se modifique una ley ad hoc para beneficiarse económicamente, pues eso no es participación política, eso es pura apariencia.

Yo casi diría que es un deber, moralmente obligatorio, los abogados deben politizarse, participar políticamente en su entorno para mejorarlo.

7. ¿Ante un entorno tan desigual, donde el acceso a la justicia parecería solamente poder ser alcanzado por aquellas personas que cuentan con recursos económicos suficientes para pagar un buen abogado, ¿qué rol deben ejercer los grandes despachos de abogados frente a este contexto?

LSG: Yo creo que los despachos de abogados deben tener un área para atender problemáticas sociales concretas, quizá dependerá de cada despacho la manera en cómo lo organizan, ya sea de forma directa o indirecta, pero de alguna forma deben de instituir esa cuota para quienes no tienen acceso a la justicia, una especie de diezmo jurídico a favor de su comunidad.

8. Es conocido que tu impugnación de la Ley Electoral (Ley Fraude) expedida el 27 de mayo de 1987 ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (OEA) denuncia identificada como Caso 10.180 (México) logró, con la ayuda de los otros tres Diputados del PAN, que por unanimidad la CIDH declarara el 22 de febrero de 1991 procedente la Denuncia, resolviendo que dicha Ley era violatoria de los derechos humanos en materia política y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José) suscrito por México.

Así entonces, te pregunto: ¿Qué rol pueden fungir los abogados como garantes de los derechos humanos?

LSG: Te lo voy a decir de esta forma… Un íntimo amigo mío de aquel entonces, y luego abogado panista, muy entusiasta, cuando se enteró que yo presenté esa denuncia (que yo en lo personal elaboré, invitando a tres compañeros a que la firmaran como ciudadanos), le resultó increíble, y cuando supo que había fallado a mi favor el órgano internacional involucrado, me dijo: “Mira Luis, yo no sé qué asunto profesional hayas tenido de éxito en tu larga carrera, pero para mi este es el más importante”. Y yo coincido con él. La diferencia es que yo aproveché mis conocimientos jurídicos, para logar un cambio. Obviamente no obtuve ningún beneficio económico, al contrario, las idas a Washington, los gastos, el tiempo que le dediqué a eso…, pero si veo hacia atrás en los años que llevo trabajo, sin lugar a dudas, este es el asunto jurídico que mayor satisfacción me ha dado, porque era una lucha muy dispareja. Éramos cuatro ciudadanos, sin apoyo del partido político involucrado, frente a la nación mexicana.  

Yo cuando lo hice, no podía asegurar que iba a ganar, pero sí sentí que era mi obligación moral, como ciudadano… Y una vez ganado el asunto, tuvimos que seguir luchando por que el gobierno cumpliera el fallo, porque no era obligatorio, pero al final, el presidente Ernesto Zedillo, sí cumplió.  

A mi me llegaron a acusar de traidor a la patria por acudirá a la Comisión Interamericana… y ahora resulta algo tan normal que hasta el mismo Gobierno solicita sus opiniones y la ayuda de instancias interamericanas. Algo contribuimos a ese cambio a favor de los derechos humanos. 

A continuación, te diré una serie de nombres conceptos y por asociación me gustaría que respondas lo primero que se te venga a la mente:

Fernando Elizondo Poca gente conozco de la capacidad intelectual, formación académica y moral, como él. Entró hace ya algunos años al PAN, era la oportunidad de este partido político de alcanzar niveles extraordinarios, llevándolo al Gobierno del Estado, pero cuando él, tuvo esa oportunidad, ya el PAN estaba corrompido por grupos de interés personal, que no permitían que una gente de esa capacidad, y sobre todo honesto, destacara. Un fuera de serie, alguien a quien le admiro su generosidad. Un ejemplo difícilmente repetible, y un crimen que el PAN no lo haya aprovechado
Justicia El tema que afecta a México, en muchos sentidos, es la corrupción. La injusticia se está incumpliendo por esta causa, porque el Gobierno no hace lo que le corresponde.
Candidaturas independientes Una historia muy curiosa en México. A pesar que, desde hace algunos años ha sido el tema del momento, en gran medida gracias a la reforma impulsada por el ex presidente Felipe Calderón, las candidaturas independientes siempre han existido desde el momento en que la constitución da el derecho al ciudadano del voto pasivo, es decir el derecho a ser elegido
Partidos políticos Algo indispensable para un régimen democrático. Pero de que sean indispensables, a que se aprovechen para olvidarse de la ciudadanía, es otra cosa
Jaime Rodríguez “El Bronco Un fenómeno. Pero no todo el mérito es de él. Los que gestaron este producto nuevo, fueron el PRI y el PAN. Al actuar los dos partidos olvidándose de la ciudadanía, obligaron a la ciudadanía a reaccionar
Democracia Es el único camino que tiene un país para avanzar
Manuel Gómez Morín Su obra sigue presente. No conozco a ningún ciudadano en México que sin ocupar un puesto público, haya realizado tanto por beneficiar a nuestro país y sus instituciones
Piedras Negras Ahí nací
Despacho Santos Elizondo Fue un sueño de estudiante, junto a Eduardo Elizondo, que se convirtió en realidad. Yo ya no estoy ahí, renuncié hace casi 2 años. El mérito fue de Eduardo y mío, al concebir la idea, pero el éxito ha sido de todos los abogados jóvenes que se han ido incorporando. Una experiencia interesante, un modelo ad hoc a las circunstancias de Nuevo León
Joaquín Rodríguez y Rodríguez Para mi el maestro de maestro. El único abogado sabio que tuve oportunidad de conocer y que influyo decisivamente en mi formación
Comisión Interamericana el meollo del asunto era que el gobierno controlaba los procesos electorales, pero ese mal cuando México se adhiere al Pacto de San José , ya estaba establecido
Partido Acción Nacional (PAN) El esfuerzo más serio e importante en Latinoamérica que se haya realizado (liderado por Manuel Gómez Morín) para limpiar la vida política en México, e irónicamente los miembros que continuamos en el partido, esa lucha por limpiar la vida política… Ahora la tenemos que hacer dentro del partido. Se logró mucho, mucho. Pero algo nos pasó. Nos descuidamos
Monterrey En México es un referente en muchos aspectos, el más socorrido es el económico, el empresarial, el de esa casta que no se limitó a ver por su éxito personal, sino también por la comunidad. Lamentablemente esa atmosfera generosa, actualmente ya no la localizo
Eugenio Garza Sada El líder indiscutible de ese movimiento que puso a Monterrey en el mapa. Un adelantado. Preocupación social. Habría que volver a esos tiempos
Eduardo Elizondo Alguien que en los hechos convenimos en ser hermanos. Competimos en la carrera por el primer lugar, y los dos ganamos, terminamos empatados. El no tuvo hermanos, yo sí, pero nos considerábamos hermanos, fue extraordinario.

El participo en el PRI y yo en el PAN, nunca hubo el menor riesgo de quebranto en nuestra amistad, moraleja se puede no coincidir, si se tienen otros aspectos que pueden ser comunes. En el PRI ha habido gente honesta siempre, y en el PAN eran todos honesto, hasta últimamente. El tenía ansias de actuar rápido y en aquel entonces solo era a través del PRI. Yo era más romántico, esperaba más tiempo, pero nunca hubo diferencia por ello.

Te voy a contar una anécdota muy poca referida. Yo tenía muy buena amistad con Manuel Gómez Morín, a pesar de la diferencia de edad, de hecho, actualmente vivos que puedan hablar de Manuel, yo creo que me sobran dedos de la mano… Ya estaba de gobernador Eduardo Elizondo, aquí en Nuevo León, y el “Hotel Ancira” era el centro de reunión política de aquellos años. Entonces, estaba yo desayunando en la mesa con Gómez Morín, y entra Eduardo, y pasa enfrente de nosotros, me ve, y se detiene a saludarme, yo le presento a Manuel, que se levantó muy gentil, y ya sigue Eduardo hacia su mesa. Se sienta Manuel y yo le platico todo lo positivo de Eduardo, y Manuel dijo, a manera de frase profética, que hoy me resulta increíble, “Si el licenciado Elizondo es como usted me lo acaba de narrar… Una de dos, o cambia de manera de ser, o no termina su periodo”. Y no lo terminó… ¿Cómo la ves?

Nietos Tengo 16 nietos, son los que ocupan mi mente. Me ocupan y me preocupan
Municipios La única cosa que se me ocurre es que se viva la democracia a partir de los municipios
Derecho Mi actividad. Instrumento que comunica
México Yo la visión que tengo, un tanto provinciana, es preocupante, y, para colmo, México está dentro de un escenario internacional más preocupante. Me preocupa que la miseria no se reduce, siento que el desempleo va a la alza, en especial, no me gusta que los políticos nos engañen con mensajes optimistas, que ojalá fueran ciertos pero que no se corresponden con la realidad

Por un Tribunal Electoral #SinCuotasNiCuates: No alteren la designación de magistrados

f9f62427226059-56361a2be9d6c

Un buen maestro me dijo que en este país lo único serio es la lucha libre, que todo lo demás es poca cosa.

Me gustaría decir que, de alguna u otra manera, me esperaba la iniciativa que pretende alterar el mandato de cuatro magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Pero lo cierto es que no.

La partidocracia en México no deja de asombrarnos, nuestros (supuestos) representantes día a día se superan y ejecutan absurdas acciones que los comprometen y develan sus propios intereses.

senado-ok.jpgNuestros (supuestos) representantes son como ese obstinado compañero malacopa, un nefasto y predecible borracho que cuando uno cree que, más o menos, ha vuelto al buen camino, invariablemente recae y con más fuerza. Que a pesar de que uno tiene la firme esperanza en que no vuelva a cometer errores, retorna a las pifias y al lúgubre camino de la amargura.

En pocas palabras, ciertos legisladores quieren aumentarle la duración a quienes ya fueron designados como magistrados electorales. Da igual la aplicación retroactiva de las leyes, las leyes privativas, pero sobre todo la legitimidad de una de las pocas instituciones en esta democracia de baja intensidad que ha caracterizado al México contemporáneo.

hand-drawn-vector-sketch-illustration-of-voting-or-vote_204199888De un tiempo para acá, el Tribunal Electoral ha intentado dotar de certeza a un derecho tradicionalmente cuestionado en México. Lo difícil que ha sido difundir una imagen sólida, certera y confiable respecto a la institución encargada de velar por los derechos políticos electorales, y, en gran medida, por la democracia en el país, ahora tiene que desmarcarse de esa lógica de cuotas y de cuates que tanto afecta a la independencia y la autonomía de las instituciones.

De ahí que pedimos tu firma, en la plataforma change.org para llamar la atención sobre este delicado tema

De ahí que solicitamos un Tribunal Electoral #SinCuotasNiCuates. Para que no se altere la designación de magistrados electorales.

Que estos esfuerzos sirvan, por lo menos, para hacerles saber a ciertos senadores y líderes de partidos políticos que no son ni los dueños de este país, ni que tampoco nos representan.


lApkZrpRRMorYru-800x450-noPad.jpg

Por acá un artículo en el blog de Nexos donde se explica con detenimiento lo que se intenta hacer.

Por acá también una nota en el periódico La Jornada que da cuenta de lo que está ocurriendo, y de lo que se solicita.

Viñeta sobre los roles que juegan los operadores jurídicos en un juicio y su relación con los ciudadanos

cb5c3ea0cf4a1e73e563559e5831c7b0

Señor Juez, el jurado encuentra al acusado culpable, al abogado tedioso y a usted arrogante.”


Viñetas sobre abogados.

Los desafíos de la verdad por Juan Villoro

Desperté y leí la editorial semanal de Juan Villoro en grupo REFORMA. Villoro es uno de mis escritores favoritos, es lo más. Sobre todo sus ensayos y sus crónicas, no lo sé, de hecho, la verdad es que todo lo que escribe me parece sensacional (un saludo a mi amiga Crestina por revivir dicho adjetivo), también su narrativa me resulta bastante precisa.

De un tiempo para acá le he perdido un poco la pista a sus editoriales (quizá porque ya no leo las noticias), pero cuando veo que diversas personas comparten sus artículos en redes, me apresuro a leer lo que escribió el hijo del filósofo Luis Villoro… Hoy sucedió eso.

Esta semana escribió sobre un informe que describe la violencia producida por el narcotráfico en el noreste de México. En su escrito se vislumbran varias partes relativas al fenómeno jurídico y a las intrincadas relaciones que se generan no solo a partir de su puesta en acción, sino, y preponderantemente, desde su origen.

En concreto resalto un párrafo que aquí adelante transcribo sobre lenguaje accesible, y sobre justicia abierta, que me gustó mucho:

screen-shot-2016-10-21-at-10-18-18-am

En ese sentido, creo que vale la pena echarle un ojo… Pero como la lectura de la columna de opinión sobre la que escribo, es exclusiva para suscriptores, les presto mi ejemplar, o bueno el de mi familia… Y, como siempre, subrayo las ideas que me resultaron más interesantes para el tema de este blog, que es el de los abogados.


245_perfilaticognrmLos desafíos de la verdad

 

Lo más temible para un agente del Ministerio Público es hacer su trabajo. Levantar una denuncia compromete; el reclamo desahogado por el declarante se vuelve materia incómoda. 

Investigarlo significaría poner en entredicho a los mandos que no impidieron los sucesos o se han negado a resolverlos, pero sobre todo significaría ponerse en la mira: quien anuncia que pretende esclarecer lo ocurrido se atiene a las consecuencias.

En la trama de complicidades entre el crimen y el Gobierno nada incomoda tanto como la búsqueda de la verdad. Sean responsables o meros testigos de los hechos, los funcionarios que prometen llegar “hasta las últimas consecuencias” saben que cualquier revelación desequilibra un sistema basado en la opacidad.

La “solución” común consiste en restarle visibilidad al problema; difuminar las pruebas, extraviar expedientes, disgregar las partes de la investigación y desaparecer los cuerpos (como ha ocurrido en Tetelcingo, donde las fosas comunes creadas por la autoridad siguen los métodos de los Zetas; “¿Quién aprendió de quién?”, pregunta el poeta y activista Javier Sicilia).

A contrapelo de este cultivo del desconcierto, el politólogo Sergio Aguayo se ha dado a la tarea de transformar el uso social de la verdad en México. Con investigadores de El Colegio de México ha arrojado luz en un clima de ocultamientos. 

Hace unos días presentó el informe “En el desamparo”, que aborda la matanza de 72 migrantes en San Fernando, Tamaulipas, en 2010, y las jornadas de terror de los Zetas en Allende, Coahuila, en 2011. Se trata de dos de las muchas afrentas que han convertido al País en una necrópolis. 

Por emergencia, desesperación y hartazgo, pero también por responsabilidad ética, esta investigación sustituye el trabajo que el Estado debería haber hecho desde hace mucho.

En México el lenguaje jurídico es una forma del abuso político. Las leyes no se escriben para ser entendidas, sino para que litiguen los abogados, y los informes periciales están lastrados por legalismos que los convierten en material de expertos. 

La primera virtud de “En el desamparo” es su lenguaje. En forma diáfana narra los hechos. Todos los datos provienen de expedientes (algunos de 12 mil fojas) que el Gobierno no quiso o no supo consultar. La verdad estaba ahí, pero se escondió bajo la alfombra.

Jacobo Dayán, miembro del equipo de investigación, comenta que casi todas las investigaciones judiciales no se hacen a partir de datos, sino de declaraciones, ya sea de testigos presenciales, testigos protegidos o notas de prensa que se alimentan de filtraciones propagadas por las propias autoridades. Un discurso circular donde la especulación sustituye al conocimiento.

“En el desamparo” registra la falta de respuesta a nivel federal de los reclamos hechos desde el momento de los sucesos, la complicidad de mandos locales con el crimen organizado, la tardanza y la inoperancia de órganos como la CNDH.

Falta conocer en detalle la descomposición social que ha permitido que los Zetas ejerzan el monopolio de la violencia en el noreste del País, pero se adelantan datos significativos. 

Llama la atención, por ejemplo, que en el municipio de Allende los Zetas controlen a la policía con sobornos que suman 61 mil 500 pesos mensuales.

¿El Estado carece de recursos equivalentes? Según señaló Aguayo en la presentación del informe, con que un alto funcionario donara parte de su salario se emanciparía a un municipio dominado por el crimen.

 ¿Hay respuesta a estas indagaciones? No en Tamaulipas. En Coahuila, el Gobernador Rubén Moreira nombró a un grupo de trabajo autónomo para indagar los hechos, promovió una ley de víctimas y la creación de un monumento a los caídos.

Todo esto se inscribe en el orden de la reparación simbólica. Lo fundamental, sin embargo, es impedir que el horror siga sucediendo, encontrar a los desaparecidos y llevar a la justicia a los responsables.

“En el desamparo” propone un nuevo uso social de la verdad. Conocer lo sucedido, por terrible que sea, es la condición inicial para superarlo.

En la última línea del cuento “There are more things”, Borges hace que el protagonista encare el horror con estas palabras: “La curiosidad pudo más que el miedo y no cerré los ojos”.

En la zozobra de la hora mexicana, este atrevimiento requiere de otra justificación: “La dignidad pudo más que el miedo”.

¿Dónde estudiaron Derecho los nuevos magistrados electorales? A propósito de #designacionTEPJF

Hoy el Senado de la República designó a los nuevos magistrados que integraran la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). En México, no es tema menor, estas siete personas (cinco hombres y dos mujeres) serán los árbitros de las próximas elecciones presidenciales que no estarán nada sencillas, en tiempos (y en un país) donde resulta más fácil desconfiar que confiar.

No hablaré aquí de la importancia que tienen los árbitros en las contiendas electorales, ni tampoco de su proceso de designación…, tuve la oportunidad de hacerlo junto a Javier Martín Reyes, en el blog de Nexos. Acá dejo la liga…

En ese escrito, Javier y yo, hacíamos énfasis y anhelábamos que al final llegaran los mejores. Y bueno, esto lo digo a título personal…, me pesa, y me pesa mucho, que esto no haya sido del todo así. He de confesar que no conozco a profundidad los perfiles de todos los candidatos, pero sí a la mayoría de ellos, y, en definitiva, me queda claro que algunos perfiles con mejores credenciales quedaron fuera

Es muy fácil sumarse a las felicitaciones y celebrar a los nuevos integrantes (e incluyo ya andar olfateando hueso), pero valdría la pena detenerse un poco para seguir cuestionando estos procesos y solidarizándose con aquellas personas que siguen confiando en las instituciones y compitiendo por ejercer labores tan complejas y comprometidas.

En fin… Igual este post me está sirviendo de deshago. Le tenía fe al proceso, y lo cierto es que, últimamente, lo único claro que tengo es el color de mis ojos… Pfff.

Mucho se ha dicho de cuánto duran en su encargo, del partido político que apoyó a determinados candidatos, pero poco de sus estudios. De dónde se formaron como abogados, y pues eso hice… ¡Una infografía! Qué tal, en ppt, y mientras se demora mi vuelo rumbo a Guadalajara… Así fue… Cuatro de escuelas de derecho privadas, tres de públicas.

screen-shot-2016-10-20-at-7-16-20-pm

Adendo: Gracias a mi maestro Checo Elías Gutiérrez que me corrigió, diciendo que la UAG es privada.

Bob Dylan y los abogados

Dedico este post a mi amigo Arturo Colín, como prueba fehaciente de que no he descuidado este blog desde que regresé a México.


bob-dylan_1386204c.jpg

Así fue mi jueves 13 de octubre por la mañana:

Me entero que Bob Dylan gana el premio Nobel de Literatura.

Primero me desconcierto.

Después lo asimilo.

Luego me alegro.

En seguida sigo la polémica desatada por lo ocurrido.

Termino defendiéndolo.

Finalizo escuchando su música.


No me acuerdo con quién comentaba que ha estado bien pinche raro este 2016. Hay muchas cosas que han sucedido que me rebasan. Que sencillamente no entiendo…, para ser sincero, no tengo ni puta idea qué es lo que está pasando.

Más allá de la decisión de entregar el premio más renombrado en cuestiones literarias a una persona que, preponderantemente, se ha desempeñado como músico…, me llaman la atención los puristas, los clasistas y, en general, todas aquellas personas que de entrada critican la obra de Dylan sin conocer a Dylan, o, en el mejor de los casos, comparándolo con otros escritores o escritoras. Me llaman la atención y me parecen fastidiosos, despistados y hasta ignorantes, y, por tanto, me enojan, me causa molestia saber que andan alegremente por la vida sermoneando sobre lo que se debe, o no, celebrar. Sobre una tajante diferenciación entre lo que para ellos, para estos privilegiados y lectores iluminados, significa el arte.

Qué hueva. Me dan hueva. Mucha hueva. Demasiada hueva. Un chingo de hueva.

En lo personal, la obra de Dylan me gusta y me gusta mucho. Sus letras me conmueven y me generan emociones. De los textos más lindos y agudos que haya conocido. Y me agrada que, a partir de ahora como Premio Nobel, más personas conozcan su obra. Y punto. Ni lo hace mejor que los otros galardonados, ni peor.

Este blog no va de música, ni de literatura, ni de Dylan, tampoco de los premios…, aunque me gustaría que así fuera. Va de abogados, y como tal, el cantautor estadounidense tiene algo que decir sobre el tema en concreto y también en relación al Derecho. Me limito a dos, que son las que conozco…

  • La canción Ballad of a thin man donde existe una mención explícita a los abogados.

En la canción se realiza una fuerte crítica a un perfil de persona bastante común, mmm, digamos a uno de los principales prototipos que encarnó la cosificación de los seres humanos a partir de la posguerra, a ese hombre gris, hipócrita, fantoche, idiotizado por su trabajo, cuyas aspiraciones materiales dictan sus conductas, a ese precursor del godín, que tanto daño hace con su complicidad y silencio dentro de los diferentes sistemas en los que se relaciona.

La estrofa que escribe Dylan sobre cómo estas personas interactúan con los abogados es la siguiente…

With great lawyers you have
Discussed lepers and crooks
You’ve been through all of
F. Scott Fitzgerald’s books
You’re very well read
It’s well known

Existen así de que quotes, imágenes, y todo sobre la misma… O sea, es tan famosilla que se replica, aunque creo que se saca un tanto de contexto, pues si solo se hace alusión a los abogados, difícilmente se puede entender como crítica. Así que ojo.

981416quote-with-great-lawyers-you-have-discussed-lepers-and-crooks-you-ve-been-through-all-of-f-bob-dylan-98-69-14screen-shot-2016-10-16-at-6-10-30-pm

Una campechana traducción, con la ayuda de mi amiga Diana Blanco, sería, más o menos, la siguiente…

Con grandes abogados has discutido
de leprosos y bandidos
así como también has leído
de Scott Fitzgerald
todos sus libros

La ironía es manifiesta y el verso genial… Por acá el link a la canción en Youtube.

  • El otro, es un estudio realizado en 2007 sobre los compositores más citados por jueces  y académicos estadounidenses donde Bob Dylan fue el número 1, con 186 menciones.

La verdad sobre este dato tengo más bien poco que decir, pues este artículo, titulado “Bob Dylan, inspiración de jueces y abogados“, replicado por el diario mexicano Vanguardia, lo explica todo de muy buena manera.

Termino con algo personal, anecdótico y coyunteral relacionado con este último punto… En el paper más reciente que escribí, de próxima publicación en un libro de Tirant, inicio citando a Bob Dylan, y cuando saqué a pasear mi trabajo a varios seminarios para discutirlo, varios (despistados) colegas , dijeron que fuera serio… ¡En su carota! Ahora cito a un Premio Nobel.

cupfri0ueaanuyy

P.D. Prometo próximamente post de Juanga y los abogados.

Viñeta sobre abogados y lo difícil que es entender su lenguaje

Maestros del lenguaje, dijo Bourdieu… Igualadores retóricos, dice Böhmer… Traductores jurídicos… Pues eso.

3026176c3650d073bb9d08cebc269cb1

Anda, habla un poco en jerga legal.                                                                                        Quiero probar esta aplicación para traducir.


Viñetas sobre abogados.

Grafiti: New daddy bought me a good lawyer

Tuve la oportunidad de ver a Roger Water en Ciudad de México hace unos días… ¡Tremendo! Me sobrepasa la fuerza que le sigue imprimiendo a sus canciones a través de la estética del espectáculo y del manejo de su discurso político. No son conciertos, son experiencias.

Mi disco favorito de Pink Floyd es The Wall, dentro del mismo Mother es la canción que más me gusta, sobre todo por el mensaje que devela el daño que, muchas veces, los padres causan a sus hijos, bueno…, no solo los padres, cualquier persona (física o moral) que se encuentre dentro de una relación de subordinación y dependencia, que ejerza (de mala manera) cierto parternalismo, justo como muchos abogados.

Después de todo lo vivido el fin de semana, recordé que tenía esta imagen que se le atribuye a Banksy (ya casi todo se le atribuye a Banksy) y que no solo ilustra a la perfección el mensaje en la canción de Waters, sino que también devela el rol de estos operadores jurídicos en temas de índole familiar.

Back Camera