Tag Archives: Educación

8 preguntas sobre abogados (y algo más) a Pedro Salazar

El pasado jueves 25 de enero de 2018, en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, tuve la oportunidad de entrevistar a Pedro Salazar Ugarte (Ciudad de México, México 1971).

Screen Shot 2018-07-28 at 6.20.30 PM.pngPedro Salazar es Licenciado en Derecho por el ITAM y Doctor en Filosofía Política por la Universidad de Turín, Italia. Desde hace 15 años es investigador en el Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y tiene el nivel III en el Sistema Nacional de Investigadores. Actualmente se desempeña como director del IIJ de la UNAM, profesor de la Facultad de Derecho y Conductor del programa Observatorio en TVUNAM.

En mayor o menor medida, a todos aquellos que nos tocó aprender Derecho en México a partir del cambio de siglo, el contenido visto en las aulas a través de la carrera resultó de una extraña mezcla entre anacrónicos textos que sirvieron de guía a nuestros profesores y la interpretación y recepción de teorías que (aunque no del todo nuevas) iban amoldándose a las exigencias de los tiempos contemporáneos.

Y es que, algunos dirán que difícilmente puede salir algo bueno de leer a Carpizo y Burgoa por la mañana y a Zagrebelsky o Ferrajoli por la noche. De seguir anclados a la  quinta época pero al mismo tiempo mirar hacia tribunales internacionales. Sin embargo, la experimentación, la prueba y el error, el cuestionar las jerarquías normativas, la emoción de ejercitar nuevos medios de control constitucional, de hacer valer el peso de los contrapesos, abrió por primera vez la posibilidad para discutir de manera abierta las intrincadas relaciones entre Derecho y poder en nuestro país.

Así, como cualquier otro campo social, aunque quizá con un mayor rezago que todos los demás, la academia jurídica nacional  comenzó a experimentar un cambió generacional, que dio voz, en aquellos años, a importantes y prominentes juristas (los cuales no es casual que actualmente funjan como cabezas de importantes instituciones de incidencia jurídico-política), que supieron ver más allá del texto normativo y pudieron llamar la atención sobre lo que estaba por venir. En ese sentido, no cabe duda que el trabajo académico de Salazar Ugarte se encuentra en sintonía con esa visión que posibilita no solo un mejor entendimiento de nuestro sistema sino también una genuina preocupación por equilibrar la teoría con la realidad social.

De ahí, precisamente, que Pedro Salazar además de su producción académica nunca haya dejado de escribir, de estar al pendiente de la vida pública nacional,  en general, de socializar el Derecho a partir de programas de televisión y  artículos de opinión en múltiples espacios divulgativos. Pero no me atrevería a decir divulgar por divulgar, o por el solo hecho de llamar la atención sino por congruencia con una academia comprometida con su entorno, no se olvida su renuncia como editorialista de uno de los periódicos de mayor tiraje en el país (por la tendenciosa cobertura al sistema anticorrupción), o también sus múltiples pronunciamientos en controvertidos temas de actualidad.

Agradezco a Pedro su tiempo y amabilidad para la entrevista, pero sobre todo por esa capacidad que tiene para propulsar el trabajo de los más jóvenes, creer en ellos, y sobre todo tratar de entenderlos, haciendo su trabajo a partir de las exigencias y necesidades que conllevan las transformaciones sociales.

A continuación las 8 preguntas sobre abogados, y algo más a Pedro Salazar.


1. ¿Qué es lo primero que tienes en mente cuando escuchas la palabra abogado?
Pedro Salazar (PS): Este… Normas jurídicas y una cuestión ambivalente entre conservación del statu quo o, cada vez más potencial transformador.

2. Menciona el primer abogado o abogada (no importando sean profesionales, profesores, políticos o bien personajes de literatura, series de televisión o cine) que se te venga en mente.
PS: No sé por qué se me vino a la mente Arturo Zaldívar.

3. ¿Alguna vez pensaste ejercer como abogado?
PS: No.

¿Por qué?
PS: Porque siempre tuve una vocación mucho más orientada hacia la aproximación teórica o política del Derecho. De hecho, mi experiencia lo que ha sido como jurista digamos en algún tiempo trabaje en administración pública, y el resto del tiempo, me he dedicado mucho más a el estudio del Derecho, pero desde la perspectiva de la academia.

4. ¿Ves alguna relación entre los abogados y nuestros actuales modelos de democracia constitucional?

PS: Yo creo que sí, llevo tiempo sosteniendo que hay una disputa por los derechos, una disputa por la concepción del Derecho en la cual lo que está en juego son distintas concepciones del ordenamiento jurídico, del Estado y de la relación entre poderes y derechos. Y sí, creo que hay una tradición de abogados, una tradición de juristas que es mucho más nacionalista, mucha más parroquial, mucha más conservadora, y mucho más formalista que otra, que es una tradición que se ha ido abriendo brecha que probablemente es menos cuantiosa desde el punto de las personas involucradas en la misma, pero que tiene una concepción mucho más universalista, mucho más comparativista, mucho más orientada hacia la interpretación abierta del Derecho. Y creo que sí, estas dos tradiciones contribuyen a consolidar distintas concepciones de Estado y distintas concepciones, vuelvo a decirlo, de relación entre el poder y los derechos.

5. De un tiempo para acá, mientras que los Poderes Judiciales, los jueces y las juezas en específico, se han fortalecido tanto en sus recursos humanos como materiales, existiendo cada vez mayores condiciones para ejercer sus labores bajo estándares de calidad, o por lo menos procurar escenarios en los que el ejercicio del Derecho resulte más eficiente, para el gremio de los abogados difícilmente se puede afirmar lo mismo… Proliferación de escuelas de Derecho de mala calidad, acceso a la justicia diferenciado por cuestiones de clase, el fenómeno de los “coyotes”, la insuficiencia de los defensores de oficio, incluso la mala fama de la profesión, ¿a qué crees que se deba esto?

PS: Son varios temas. Por ejemplo, tenemos que hablar de una discusión muy importante que es el tema de la colegiación. Yo soy de los que estoy a favor de la colegiación obligatoria, y de la certificación para el desempeño de la profesión jurídica. Entre otras razones porque, eso nos permitiría tener estándares de calidad de desempeño, no solamente desde el punto de vista técnico sino también desde el punto de vista ético, que me parece fundamental para el ejercicio de la profesión jurídica.

Entonces lo que hace falta es, en esa dirección o en otra —porque sé que hay una discusión alrededor del tema—, es una ley de la abogacía en México que ordene, una ley que establezca estándares mínimos para la formación y para el desempeño profesional, una ley que te permita decantar la calidad de las escuelas de Derecho. Es decir, mientras no tengas eso lo que tienes es un escenario en el cual hay de todo, digamos.

Y si, tienes razón yo creo el gremio de los abogados le está quedando a deber a los retos de su profesión. Y, por el otro lado tienes razón en el caso poderes judiciales, han hecho sus inversiones importantes de recursos, han más o menos sistematizado sus procesos de ingreso, selección y ascenso. En fin, hay más profesionalización de la del gremio de los abogados entendidos como los practicantes del Derecho.

6. ¿Estás a favor o en contra del uso de la toga en la profesión?

PS: Yo estoy en contra incluso del uso de la corbata… Aunque sé que hay que usarla, pues no me queda duda de la importancia de las formas. Pero yo estaría en contra del uso de la toga porque, más allá de lo simbólico, no creo que contribuye en nada a mejorar el desempeño sustantivo de la abogacía.

7. Considerando que el potencial de la licenciatura en Derecho se encuentra relacionado con el hecho de que la economía y la política se rigen en términos jurídicos, qué opinas de que, por lo general, lo cuadros políticos de las clases dirigentes tradicionalmente se encuentran conformados por abogados.

 Es decir, ¿necesitamos más abogados en la administración pública, o por el contrario sería bueno que otros profesionistas conformen la misma?

PS: A ver, yo creo que es un elemento muy estudiado y muy, digamos, reflexionado en la teoría del Estado y en la conformación del Estado —por lo menos de Weber hacia delante—, de la relevancia de los juristas en la operación del aparato estatal. La relevancia de los juristas pues por su conocimiento técnico sobre el instrumental básico con el que se gestiona la cosa pública que es, precisamente, el instrumental normativo. En ese sentido, creo que los abogados son fundamentales para el servicio público, pero yo creo lo que debemos de hacer es imaginar otro perfil de abogados es decir, yo creo que la abogacía debe de seguir siendo lo que es, la disciplina, la ciencia jurídica, pero también las abogadas y abogados deben de tener mucha más conciencia de la interacción del Derecho con las otras esferas de la vida social. Es decir, de la interacción necesaria entre Derecho y política, Derecho y economía, Derecho y sociología, y, en ese sentido la profesión jurídica debería de ser menos autorreferente como es hasta ahora. Debería de ser más receptiva de otros saberes para que las personas que estudian Derecho y que luego van a practicar Derecho tengan una cultura más amplia que la exclusivamente legal.

8. Hace algunos meses en un Congreso en Guadalajara, mientras hablabas sobre enseñanza del derecho constitucional y la incorporación de los nuevos abogados al ámbito profesional, afirmaste que quizá lo que cualquier oficina debería hacer para contratar a nuevo personal es poner una placa que diga “Se buscan personas sin experiencia”, esto en relación con lo difícil que, muchas veces, resulta dentro del campo jurídico romper con atavismos y formalismos que no solo impiden que los futuros abogados sean creativos o intenten nuevas formar de ejercer y socializar sus labores, sino que también la propia dinámica de la profesión va moldeando sus hábitos conforme a sus superiores y dentro de los estrechos márgenes que exige el propio Derecho, generando cada vez más desigualdades entre operadores jurídicos y usuarios del sistema.

Como director de uno de los institutos de investigación con mayor incidencia dentro de nuestro entorno jurídico-político, ¿qué ideas se te ocurren para que las futuras generaciones de abogados puedan fungir como detonantes de cambios sociales?
PS: Bueno, yo creo que lo que ustedes llevan tiempo estudiando en el CEEAD es fundamental. Es decir, deberíamos de transformar la manera en que formamos a los abogados, y no solamente estoy pensando en los contenidos de planes de estudio, temarios y demás, sino también en las dinámicas de razonamiento jurídico y en las maneras de aproximarse al Derecho. Yo creo que ahí hay un desafío muy grande y que la verdad el gremio es tan resistente que esas transformaciones se han dado con gotero.

Deberíamos entre otras cosas enseñar, por ejemplo, mucho más a razonar y argumentar jurídicamente que a aprender, patrones, procedimientos y normas de manera formal. Yo creo que es uno de los grandes retos.

Lo otro es que también deberíamos de tener una discusión en serio sobre para que queremos el Derecho, es decir para que sirve el instrumental jurídico en la sociedad , cual es la finalidad, porque, es muy distinto imaginar el Derecho desde la perspectiva de la organización del poder, de la administración del Estado y de la ejecución de las decisiones de los órganos políticos que, mirar al Derecho como un entramado normativo para fortalecer a las personas, para aumentar sus capacidades, y para contribuir a la participación en la adopción de las decisiones colectivas. Hay una diferencia que vale la pena tomar en cuenta, que es tanto como preguntarnos si queremos un derecho orientado hacia los poderes en plural, o un derecho orientado hacia los derechos y hacia las personas en lo particular.

Lo otro yo creo que tenemos que enseñar una aproximación mucho más práctica hacia el Derecho, eso también es algo fundamental. A mí me parece que la manera en que se debería enseñarse el Derecho, ustedes lo saben muy bien, no solo puede tener una función teórica fuerte sino también tendría estar muy vinculado al ejercicio práctico de la profesión jurídica, para entenderlo, aunque no lo vayas a ejercer. No hay manera de analizar bien sentencias constitucionales, por ejemplo, si no tienes una proximidad con la manera en la que se articula un litigio estratégico y yo creo que por ahí habría otra cuestión.

Otro elemento fundamental que deberíamos de tomarnos muy en serio es la dimensión axiológica de nuestra profesión, es decir el sustrato ético que debe de estar detrás del Derecho que no quiere decir confundir el Derecho con la moral ni vertientes iusnaturalistas. Simplemente quiere decir que el Derecho no puede verse como un ente aislado de una pretensión de corrección moral.

A continuación, te diré una serie de nombres conceptos y por asociación me gustaría que respondas lo primero que se te venga a la mente:

Norberto Bobbio Filósofo político
Italia Tercera casa
Liberalismo Igualitario Concepción de vida
UNAM Mi casa adoptiva
Laicidad Principio fundamental para la convivencia
ITAM Centro de formación profesional
“Escuela de Turín” Una idea en formación
Mariano Otero Predecesor de Kelsen
Conferencia Mariano Otero CoMO Recuerdo de juventud
IIJ Mi casa
Rodolfo Vázquez Ejemplo
TEPJF Institución inestable
Democracia constitucional Modelo de organización política ideal
SCJN Tribunal Constitucional
Café (espresso) Todos los días
José Woldemberg Amigo y modelo
Justicia Pretensión constante
Michelangelo Bovero Tutor y formador
Derecho Instrumento de trabajo
Poder Derecho
México

Futuro

Advertisements

¿Por qué los abogados necesitan una amplia educación social? de Martha Nussbaum

9e50f72ae5cbb29bb77dc41f53158cfd.jpg

Hoy cumple 71 años Martha Nussbaum, quien (aunque nunca ha pisado un juzgado) se autoproclama como “la abogada del mundo”, quien a pesar de contar con un JD en Derecho se decantó por ser filósofa. Aunque sus contribuciones al campo jurídico han sido más por la línea de la filosofía moral, no cabe duda que sus ideas han trastocado el campo de la educación jurídica, de forma específica respecto a la formación de muchos futuros abogados, pues su obra ha dejado claro que ya no basta con transmitir información sino que resulta necesario relacionarla con emociones y sentimientos, aspirando a desarrollar más allá del razonamiento moral la imaginación empática. Sin lugar a dudas, un objetivo difícil pero lo suficientemente realista para ejecutarlo a través de la interdisciplinariedad. Vale la pena echarle un ojo a este texto de Nussbaum, de hace un año más o menos, donde aborda dicho tema a partir de la figura de Ernst Freund, uno de los primeros juristas que clamaron por una educación jurídica no solo limitada a la ciencia del Derecho sino abierta a otras disciplinas, muy en línea con lo que años después desarrolla la filósofa. Ojo es en el contexto australiano y teniendo siempre en cuenta la educación jurídica estadounidense, fuera de eso, el texto es valioso por la forma en cómo, al final, uno se da cuenta de que los problemas antiguos siguen siendo bastante actuales.

A continuación el enlace en inglés: Nussbaum – Why Lawyers Need a Broad Social Education

Evento: La construcción de una nueva cultura jurídica, en la Universidad del Claustro de Sor Juana

cartel-jad-2016

Mañana jueves 29 y el viernes 28 de septiembre se llevará a cabo un evento que tiene bastante buena pinta en la Universidad del Claustro de Sor Juana, en pleno centro de Ciudad de México.

Según me entero, este espacio lo que busca es “generar reflexión académica sobre temas jurídicos actuales y vigentes desde diferentes perspectivas del estudio y de la práctica profesional del Derecho para dialogar e intercambiar ideas y soluciones jurídicas a los problemas contemporáneos”.

La entrada es gratuita, y la verdad es que da gusto ser parte de un foro como el que nos congrega.

El jueves 29…

Abriremos el evento, a las 930am, discutiendo sobre educación jurídica, el magistrado Salvador Mondragón Reyes, Estefanía Vela (@samnbk) del CIDE y de  , Iván García Gárate (@IvanGGarate) del Claustro y yo.

Después, sobre Derecho y Bioética, María de Jesús Medina Arellano, del IIJ-UNAM, Geraldina Gonzalez de la Vega (@geraldinasplace) de la IBERO, Patricio Santillán de Doherty, Médico, y José Antonio Navarro del Claustro.

Por la tarde, Octavio Martínez Michel (@Octilius) del Claustro, Ricardo Bernal Lugo de la ULSA, Martha Bañuelos de la UAM, y la asesora parlamentaria Erika Paz presentan el libro El Derecho contra el Capital. Reflexiones desde la izquierda contemporánea

El viernes 30…

A las 930am, Carlos Ferrán Martínez del Claustro, el abogado Arturo Alcalde, y gente del Centro de Reflexión y Acción Laboral, A.C. discutirán sobre la Reforma de la Justicia Laboral.

Para finalizar, a las 1130am, realizando comentarios a la sentencia: Feminicidio, caso Mariana Lima, estará: Karla Quintana de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Roberto Lara (@rolarch) del Centro de Estudios Constitucionales de la Suprema, Marcela Talamás Salazar del Claustro, Sergio Méndez Silva también de allí, y Catalina Ruiz-Navarro (@catalinapordios), filósofa, articulista y activista feminista, también en .

¡Los que anden por allá, ahí nos vemos!

Sobre el “Congreso CEEAD Educación Jurídica 2016”

Screen Shot 2016-03-26 at 4.18.51 PM

Han de perdonar si este blog, últimamente, parece un tipo “Avisos de ocasión “jurídicos”” (pues hace un par de semanas escribí sobre el “Primer Congreso de Filosofía del Derecho para el Mundo Latino”), pero nada que ver, juro que no es la intención.

De hecho, para el post de hoy, ya tenía programada la entrevista sobre abogados que le hice a Adriana Muro en Bogo, sin embargo, recién me di cuenta que solo quedan 4 días para inscribirse en el “Congreso CEEAD Educación Jurídica 2016”. Entonces (por el timing que siempre es impertinente), creo oportuno escribir algo al respecto.

ceead_site2_03Para empezar, y para aquellos que todavía no lo conozcan, el Centro de Estudios sobre la Enseñanza y el Aprendizaje del Derecho, (CEEAD), es un centro de investigación independiente sin fines de lucro que, desde 2008, se enfoca en educación jurídica (bueeeeeeno también en otras varias cosas no menores como derechos humanos, sistema penal, cultura de la legalidad pero digamos que este es su mero mole (para aquellos que desconozcan la expresión del “e”, primero tendría que explicar lo que es el mole y sus múltiples variedades, yo solo he probado alrededor de 15, pero dicen que existen cerca de 300, pero en fin, sería algo así como que entre tantas opciones de mole hay una buena o muy rica que es la que más te gusta, o algo así, no sé, quizá se podría traducir como “su especialidad”)).

Yo tengo la fortuna de conocer al director del CEEAD, Luis Fernando Pérez Hurtado, desde mmmm, no sé, desde hace ya un buen rato. Y lo cierto es que con Luis, (no digo Luisfer porque luego algunos del CEEAD me hacen bulying), a pesar de que somos buenos amigos, en muchas ocasiones tenemos desacuerdos (y fuertes) sobre cuestiones jurídicas, lingüísticas, ideológicas, y políticas, pero con él comparto algo mucho mayor que es el mmm compromiso, o el idea, o la pasión, o llámenle como sea, por estudiar, desde un plano teórico y práctico, la enseñanza del Derecho, por resaltar este tema en México que debería ser primordial. Que creemos que es la clave de todos los demás.

Y es que nunca falta escuchar a algunos despistados juristas, o pseudo-juristas decir, y cito: “la educación jurídica no es un tema sexy”, o “que la enseñanza del Derecho es tema que exclusivamente les corresponde a los profesores” (digo el pecado más no el pecador, por aquello de que es Domingo de Resurrección), pero les da igual.

Como evocando aquella memorable frase de “quien vigila a los vigilantes”, en el caso del Derecho, “quién educa a los educadores”… La educación jurídica no es un tema que parezca importarle a alguien. Pensemos en el número de constitucionalistas, de penalistas, incluso me atrevería a mencionar de filósofos del Derecho, dedicados a sus temas comparado con el de personas que se enfocan en educación jurídica. Pensemos también en cuántas tesis, cuántos trabajos monográficos se escriben sobre enseñanza del Derecho y cuántas de otras tantas ramas. Dirán que es un tema técnico, o de pedagogos, o incluso de sociólogos, pero nunca de juristas. Pues nada más falso. Son precisamente los abogados, obvio en comunión con otros especialistas, a quien les corresponde esta chamba.

En ese sentido, no es menor, ni poco llamativo, que en este esfuerzo común por llamar la atención sobre este tema en México, se encuentren algunas de las mejores Escuelas de Derecho del país como:

  • el CIDE
  • la UNAM, a través del IIJ-UNAM
  • el ITAM
  • o la IBERO de la Ciudad de México

Así como también, no resulta casualidad, que todas las principales instituciones educativas de Nuevo León estén colaborando en la organización del mismo:

  • la Facultad Libre de Derecho de Monterrey (FLDM)
  • el Tecnológico de Monterrey  (ITESM)
  • la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL)
  • la Universidad de Monterrey (UdeM)
  • la Universidad Metropolitana (UMM)
  • la Universidad de Regiomontana (U-ERRE)
  • la Universidad Autónoma de Coahuila (también pongo aquí a la UADEC porque Saltillo está a 30 minutos)

608854_monterrey2

Aquí otro de los puntos a resaltar, y que yo sinceramente tomo como batalla personal. El problema del centralismo en México. Si se quiere discutir hay que ir a la capital, si se quiere estar actualizado hay que ir a la capital, si se quiere estar al pendiente de la Suprema Corte hay que ir a la capital, si se quiere un libro hay que ir a la capital. Y no. No debería ser así. En muchísimos otros lugares de la república más allá de la Ciudad de México se están haciendo cosas interesantísimas, los grandes debates jurídicos son en otros estado del país. ¿Ejemplos? Pluralismo jurídico en Chiapas, Juicios orales en Chihuahua, Migrantes en Coahuila, Sociología jurídica crítica en Michoacán… Descentralicemos un poco la discusión jurídica. Esto por mencionar temas, pero de la gente más interesante que he conocido últimamente en temas jurídico van desde Oaxaca, pasando por Guanajuato, hasta San Luis. Traigamos fuera de la capital el debate. No es regionalismo, ni envidias, ni nada, es solo liberar un poquito las válvulas de escape.

Me centro en el congreso que estoy desahogándome mucho, como si me fuera a ahorrar una sesión de terapia, y no va por ahí.


Serán cuatro días intensitos, del 27 de abril al 30. Con mesas de reflexiones y mesas de ponencias. Vienen…, pues viene gente muy buena de todos lados. A ver, estarán el primer día…

  • Los directores de algunas de las principales escuelas de Derecho en el país discutiendo sobre Los retos para la educación jurídica en México
  • De la Universidad de Stanford y también comisionado de la Interamericana, James Cavallaro sobre Las escuelas de derecho y los derechos humanos

Después ya empieza la pachanga, con gente de México y del extranjero, que le saben al tema, o que están en tema, o qué son el tema, por mencionar solo a algunos, y organizándolos por temas (ojo solo menciono a las personas que conformarán las meses de reflexión con expertos, pero dentro de las mesas ponencias hay gente de primer nivel):

  • Tema 1: Modelos e innovaciones curriculares para la licenciatura en Derecho
    • Helena Alviar (Universidad de Los Andes), Sergio López Ayllón (CIDE), Luis Efrén Vázquez (UADEC)
  • Tema 2: Estrategias didácticas para la enseñanza de los derechos humanos
    • Flávia Piovesan (Universidad Católica de Sao Paulo), Pepe Caballero (IBERO – CDMX), Claudio Nash (UdeChile), yo (pero yo doy igual), y Gabriela Patricia Hernández (UMM).
  • Tema 3: Desarrollo de competencias docentes
    • José Garcez Ghirardi (FGV Sao Paulo), Maca Alemany (Universidad de Alicante), Paola Bergallo (Universidad Torcuato di Tella), y Magda Robles Garza (UdeM)
  • Tema 4: Estrategias didácticas para la enseñanza del sistema penal acusatorio
    • Jorge Witker (IIJ UNAM), el magistrado Carlos Arenas, Mauricio Duce (Universidad Diego Portales), María de los Ángeles Fromow Rangel (SETEC), y la jueza María Alejandra Ramos Durán
  • Tema 5: El impacto de la tecnología en la educación jurídica
    • Octavio Martínez Michel (Borde Jurídico), María Mercedes Albornoz (CIDE), Jorge Cerdio (ITAM), Sven Müller-Grune (Schmalkalden University of Applied Sciences) y Julio Alejandro Téllez Valdés (IIJ UNAM)
  • Tema 6: Estrategias didácticas para la enseñanza de derechos emergentes
    • Marina Narváez Tijerina (U-ERRE), Myrna Elia García (UDEM), Amalia Guillén Gaytán (UANL), Juan Carlos Martínez Martínez (CIESAS Unidad Pacifico Sur) y Maruja Rodríguez Palop (Universidad Carlos III de Madrid)
  • Tema 7: El sistema de educación jurídica en México y la calidad en las escuela de Derecho
    • Jimena Moreno (CIDE), Justice José́ Ramón Cossío, Imer B. Flores (IIJ UNAM) y maestré Luis Lloredo Alix (Universidad Autónoma de Chile)
  • Tema 8: Estrategias didácticas para la enseñanza de la ética jurídica y responsabilidad profesional
    • Héctor Fix Fierro (IIJ UNAM), Martín Böhmer (Universidad de San Andrés/ Universidad de Buenos Aires), Christian Larroumet (Universidad Panthéon-Assas Paris II) y Gerardito Puertas (FLDM)

Les dejo aquí más o menos la información académica, pero la verdad es que en la página del congreso está todo muy clarito y muy bien explicado (aplausos para Deivid Martínez y Ceci Sosa).

¡Pues eso! Solo volver a invitarlos a que si tienen la oportunidad nos acompañen justo dentro de un mes. También para que conozcan la base principal del CEEAD en nuestra linda ciudad de Monterrey (arriba el norte y sino que vean el mapa, chingá). También habrá cenas, comidas, otros eventos, talleres, muchas cosas (yo estoy preparando una agenda festiva de forma paralela).

Por ACA se pueden inscribir y aprovechar estos últimos días, y bueno, no está demás comentarles que estamos a sus órdenes para lo que necesiten.

Todos en el CEEAD le hemos estado echado muchas ganas a la preparación del Congreso, en especial Karlita Góngora, que es la que está detrás de todo esto (y aunque millenial la rompe), con el fin de seguir haciendo algo por la enseñanza del Derecho en México.

Si no pueden venir, no se apuren estaremos tuiteando intensamente, y en los próximos meses saldrá un librito con las ponencias.

Ah y también, un adelanto, más bien spoiler, a manera de trilogía (tipo Star Wars, El Padrino, o El Señor de los anillos), el próximo año 2017 haremos otro Congreso en Jalisco, y en 2018 otro en Chiapas…

Screen Shot 2016-03-26 at 4.39.25 PM

Evento: Una crítica a la enseñanza del derecho

Digo que escribo sobre abogados pero lo cierto es que escribo sobre enseñanza del Derecho. O son dos cosas muy relacionadas, o en el trasfondo siempre aparece este último tema. O algo así. No lo sé, pero creo que lo intuyo.

Desde el viernes pasado estoy en Córdoba (“la Docta”, según me enteran sus habitantes que así le dicen a esta linda ciudad Argentina), y mañana miércoles por la tarde en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, de la Universidad Nacional de Córdoba, habrá una charla-debate sobre educación jurídica desde una perspectiva más bien crítica.

Sinceramente lo que diga está demás pues me acompañan un par de cracks: Carlos Lista y Chicho Rossetti. ¡Ahí nos vemos!


12238001_988474391216536_6533311344100956688_o