Monthly Archives: March 2016

Sobre el “Congreso CEEAD Educación Jurídica 2016”

Screen Shot 2016-03-26 at 4.18.51 PM

Han de perdonar si este blog, últimamente, parece un tipo “Avisos de ocasión “jurídicos”” (pues hace un par de semanas escribí sobre el “Primer Congreso de Filosofía del Derecho para el Mundo Latino”), pero nada que ver, juro que no es la intención.

De hecho, para el post de hoy, ya tenía programada la entrevista sobre abogados que le hice a Adriana Muro en Bogo, sin embargo, recién me di cuenta que solo quedan 4 días para inscribirse en el “Congreso CEEAD Educación Jurídica 2016”. Entonces (por el timing que siempre es impertinente), creo oportuno escribir algo al respecto.

ceead_site2_03Para empezar, y para aquellos que todavía no lo conozcan, el Centro de Estudios sobre la Enseñanza y el Aprendizaje del Derecho, (CEEAD), es un centro de investigación independiente sin fines de lucro que, desde 2008, se enfoca en educación jurídica (bueeeeeeno también en otras varias cosas no menores como derechos humanos, sistema penal, cultura de la legalidad pero digamos que este es su mero mole (para aquellos que desconozcan la expresión del “e”, primero tendría que explicar lo que es el mole y sus múltiples variedades, yo solo he probado alrededor de 15, pero dicen que existen cerca de 300, pero en fin, sería algo así como que entre tantas opciones de mole hay una buena o muy rica que es la que más te gusta, o algo así, no sé, quizá se podría traducir como “su especialidad”)).

Yo tengo la fortuna de conocer al director del CEEAD, Luis Fernando Pérez Hurtado, desde mmmm, no sé, desde hace ya un buen rato. Y lo cierto es que con Luis, (no digo Luisfer porque luego algunos del CEEAD me hacen bulying), a pesar de que somos buenos amigos, en muchas ocasiones tenemos desacuerdos (y fuertes) sobre cuestiones jurídicas, lingüísticas, ideológicas, y políticas, pero con él comparto algo mucho mayor que es el mmm compromiso, o el idea, o la pasión, o llámenle como sea, por estudiar, desde un plano teórico y práctico, la enseñanza del Derecho, por resaltar este tema en México que debería ser primordial. Que creemos que es la clave de todos los demás.

Y es que nunca falta escuchar a algunos despistados juristas, o pseudo-juristas decir, y cito: “la educación jurídica no es un tema sexy”, o “que la enseñanza del Derecho es tema que exclusivamente les corresponde a los profesores” (digo el pecado más no el pecador, por aquello de que es Domingo de Resurrección), pero les da igual.

Como evocando aquella memorable frase de “quien vigila a los vigilantes”, en el caso del Derecho, “quién educa a los educadores”… La educación jurídica no es un tema que parezca importarle a alguien. Pensemos en el número de constitucionalistas, de penalistas, incluso me atrevería a mencionar de filósofos del Derecho, dedicados a sus temas comparado con el de personas que se enfocan en educación jurídica. Pensemos también en cuántas tesis, cuántos trabajos monográficos se escriben sobre enseñanza del Derecho y cuántas de otras tantas ramas. Dirán que es un tema técnico, o de pedagogos, o incluso de sociólogos, pero nunca de juristas. Pues nada más falso. Son precisamente los abogados, obvio en comunión con otros especialistas, a quien les corresponde esta chamba.

En ese sentido, no es menor, ni poco llamativo, que en este esfuerzo común por llamar la atención sobre este tema en México, se encuentren algunas de las mejores Escuelas de Derecho del país como:

  • el CIDE
  • la UNAM, a través del IIJ-UNAM
  • el ITAM
  • o la IBERO de la Ciudad de México

Así como también, no resulta casualidad, que todas las principales instituciones educativas de Nuevo León estén colaborando en la organización del mismo:

  • la Facultad Libre de Derecho de Monterrey (FLDM)
  • el Tecnológico de Monterrey  (ITESM)
  • la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL)
  • la Universidad de Monterrey (UdeM)
  • la Universidad Metropolitana (UMM)
  • la Universidad de Regiomontana (U-ERRE)
  • la Universidad Autónoma de Coahuila (también pongo aquí a la UADEC porque Saltillo está a 30 minutos)

608854_monterrey2

Aquí otro de los puntos a resaltar, y que yo sinceramente tomo como batalla personal. El problema del centralismo en México. Si se quiere discutir hay que ir a la capital, si se quiere estar actualizado hay que ir a la capital, si se quiere estar al pendiente de la Suprema Corte hay que ir a la capital, si se quiere un libro hay que ir a la capital. Y no. No debería ser así. En muchísimos otros lugares de la república más allá de la Ciudad de México se están haciendo cosas interesantísimas, los grandes debates jurídicos son en otros estado del país. ¿Ejemplos? Pluralismo jurídico en Chiapas, Juicios orales en Chihuahua, Migrantes en Coahuila, Sociología jurídica crítica en Michoacán… Descentralicemos un poco la discusión jurídica. Esto por mencionar temas, pero de la gente más interesante que he conocido últimamente en temas jurídico van desde Oaxaca, pasando por Guanajuato, hasta San Luis. Traigamos fuera de la capital el debate. No es regionalismo, ni envidias, ni nada, es solo liberar un poquito las válvulas de escape.

Me centro en el congreso que estoy desahogándome mucho, como si me fuera a ahorrar una sesión de terapia, y no va por ahí.


Serán cuatro días intensitos, del 27 de abril al 30. Con mesas de reflexiones y mesas de ponencias. Vienen…, pues viene gente muy buena de todos lados. A ver, estarán el primer día…

  • Los directores de algunas de las principales escuelas de Derecho en el país discutiendo sobre Los retos para la educación jurídica en México
  • De la Universidad de Stanford y también comisionado de la Interamericana, James Cavallaro sobre Las escuelas de derecho y los derechos humanos

Después ya empieza la pachanga, con gente de México y del extranjero, que le saben al tema, o que están en tema, o qué son el tema, por mencionar solo a algunos, y organizándolos por temas (ojo solo menciono a las personas que conformarán las meses de reflexión con expertos, pero dentro de las mesas ponencias hay gente de primer nivel):

  • Tema 1: Modelos e innovaciones curriculares para la licenciatura en Derecho
    • Helena Alviar (Universidad de Los Andes), Sergio López Ayllón (CIDE), Luis Efrén Vázquez (UADEC)
  • Tema 2: Estrategias didácticas para la enseñanza de los derechos humanos
    • Flávia Piovesan (Universidad Católica de Sao Paulo), Pepe Caballero (IBERO – CDMX), Claudio Nash (UdeChile), yo (pero yo doy igual), y Gabriela Patricia Hernández (UMM).
  • Tema 3: Desarrollo de competencias docentes
    • José Garcez Ghirardi (FGV Sao Paulo), Maca Alemany (Universidad de Alicante), Paola Bergallo (Universidad Torcuato di Tella), y Magda Robles Garza (UdeM)
  • Tema 4: Estrategias didácticas para la enseñanza del sistema penal acusatorio
    • Jorge Witker (IIJ UNAM), el magistrado Carlos Arenas, Mauricio Duce (Universidad Diego Portales), María de los Ángeles Fromow Rangel (SETEC), y la jueza María Alejandra Ramos Durán
  • Tema 5: El impacto de la tecnología en la educación jurídica
    • Octavio Martínez Michel (Borde Jurídico), María Mercedes Albornoz (CIDE), Jorge Cerdio (ITAM), Sven Müller-Grune (Schmalkalden University of Applied Sciences) y Julio Alejandro Téllez Valdés (IIJ UNAM)
  • Tema 6: Estrategias didácticas para la enseñanza de derechos emergentes
    • Marina Narváez Tijerina (U-ERRE), Myrna Elia García (UDEM), Amalia Guillén Gaytán (UANL), Juan Carlos Martínez Martínez (CIESAS Unidad Pacifico Sur) y Maruja Rodríguez Palop (Universidad Carlos III de Madrid)
  • Tema 7: El sistema de educación jurídica en México y la calidad en las escuela de Derecho
    • Jimena Moreno (CIDE), Justice José́ Ramón Cossío, Imer B. Flores (IIJ UNAM) y maestré Luis Lloredo Alix (Universidad Autónoma de Chile)
  • Tema 8: Estrategias didácticas para la enseñanza de la ética jurídica y responsabilidad profesional
    • Héctor Fix Fierro (IIJ UNAM), Martín Böhmer (Universidad de San Andrés/ Universidad de Buenos Aires), Christian Larroumet (Universidad Panthéon-Assas Paris II) y Gerardito Puertas (FLDM)

Les dejo aquí más o menos la información académica, pero la verdad es que en la página del congreso está todo muy clarito y muy bien explicado (aplausos para Deivid Martínez y Ceci Sosa).

¡Pues eso! Solo volver a invitarlos a que si tienen la oportunidad nos acompañen justo dentro de un mes. También para que conozcan la base principal del CEEAD en nuestra linda ciudad de Monterrey (arriba el norte y sino que vean el mapa, chingá). También habrá cenas, comidas, otros eventos, talleres, muchas cosas (yo estoy preparando una agenda festiva de forma paralela).

Por ACA se pueden inscribir y aprovechar estos últimos días, y bueno, no está demás comentarles que estamos a sus órdenes para lo que necesiten.

Todos en el CEEAD le hemos estado echado muchas ganas a la preparación del Congreso, en especial Karlita Góngora, que es la que está detrás de todo esto (y aunque millenial la rompe), con el fin de seguir haciendo algo por la enseñanza del Derecho en México.

Si no pueden venir, no se apuren estaremos tuiteando intensamente, y en los próximos meses saldrá un librito con las ponencias.

Ah y también, un adelanto, más bien spoiler, a manera de trilogía (tipo Star Wars, El Padrino, o El Señor de los anillos), el próximo año 2017 haremos otro Congreso en Jalisco, y en 2018 otro en Chiapas…

Screen Shot 2016-03-26 at 4.39.25 PM

Advertisements

Memes sobre el positivismo (jurídico)

Hace unos días, un buen amigo y maestro, me mandó por Whatsapp el siguiente meme sobre el positivismo…, más bien sobre el término positivista cuando erróneamente se confunde con una concepción optimista de lo que sucede:

581916_1727315404221802_5844423406026130469_n

Habrá que decir algo al respecto, pues tal vez el positivismo, el positivismo jurídico en específico (no el de Comte), ha sido uno de las concepciones que más confusión y polémica han generado en la historia contemporánea (de la teoría del Derecho). Y sospecho que por ignorancia. O porque lo que se ha leído sobre el positivismo es solo lo mainstream, o un resumen de lo que es el positivismo, o lo que ha dicho Bobbio, o Dworkin cuando critica a Hart, ¡o incluso a Kelsen!

Así que ahora, volver a enredar el tema añadiéndole una dosis de optimismo, como que no ayuda mucho.

De entrada, habrá que aceptar que el positivismo jurídico a través de la historia ha gozado de mala fama (no recuerdo dónde pero estoy seguro que mi amigo y maestré Luis Lloredo escribió al respecto e hizo recorrido cronológico en ese sentido). Quizá últimamente esta mala fama ha encontrado mayor difusión gracias a algunas de las teorías de la argumentación jurídica, que postulan al positivismo como una mmm no mala, pero sí insuficiente teoría para explicar el Derecho. O no, creo que sí he leído o escuchado en alguna parte que se le etiqueta como una mala teoría del Derecho. Esto puede ser que sea cierto, sobre todo si se compara una concepción con la otra, y también si se considera el origen y la evolución, o más bien la posibilidad de adaptación al contexto actual, de cada una de estas teorías.

Ahora bien, entender al positivismo jurídico como concepción implica desconocer otras maneras de entenderlo. Maneras mucho más amplias, versátiles, y sobre todo consecuentes con el fenómeno jurídico.

Por lo general, se han utilizado tres distintas estrategias de aproximación al positivismo jurídico: la teórica (o conceptual (la más conocida)), la histórica y la ideológica-política.

  • De la primera, diré más bien poco, quizá solo que valdría la pena mencionar que no por el hecho de ser la más popular es la mejor, ni tampoco la única y definitiva.
  • La segunda, ideada y difundida en gran medida gracias a Felipe González Vicén, entendiendo a este movimiento como un “hecho histórico” para indagar así en los fundamentos epistemológicos que subyacen tras el mismo, su intención no es llegar a una definición definitiva, sino denunciar la indeterminación conceptual de esta modalidad general de comprender la realidad jurídica.
  • La tercera, cuyo fundador y principal exponente es Uberto Scarpelli, quien renuncia a identificar al positivismo como un movimiento científico, y postula que este sólo es posible entenderlo “como un movimiento comprometido con una forma de organización jurídico-política concreta”, para dar cuenta de las razones político-sociales que se entrecruzan entre el rol de los operadores jurídicos y la construcción de esa esencia ideológica que concuerda y se manifiesta en el Estado moderno.
  • Al margen de estas diferentes aproximaciones, es pertinente mencionar que en años recientes se han desarrollado novedosos enfoques interdisciplinarios que, comulgando con la aproximación histórica y la ideológica, apelan por la comprensión del positivismo a través de los modelos de los paradigmas científicos propuestos por Thomas S. Kuhn, me refiero a lo postulado por Luis Lloredo, a través de su libro de Jhering, y de diversos artículos académicos.

En fin, no me propongo por medio de este post realizar una apología del positivismo, pues ni me parece algo por lo que valga la pena dejarse la vida, ni tampoco es como que no exista gente que lo defienda y clarifique mucho mejor que yo. Lo que sí, tal vez, pero solo tal vez, propongo sería dejar de confundir no solo a los abogados, sino y sobre todo a cualquier persona que tenga relación con el Derecho sobre lo que significa el positivismo.

Por acá también otras, tardías y replicadas, versiones del meme en cuestión:

47291691

12400611_572979169525642_6779498982604838198_n

Sobre el “Primer Congreso de Filosofía del Derecho para el Mundo Latino”

Screen Shot 2016-03-13 at 4.40.40 PMEn Alicante, España, del 26 al 28 de mayo de 2016, se llevará a cabo mmm, estaba pensando algo así como que el “Woodstock de la filosofía jurídica”, pero no, no me termina de convencer la analogía, sobre todo porque en dicho festival artístico, a pesar de que convergen muchos estilos musicales, lo que preponderantemente se escucha son composiciones en inglés. Pensaba también en una especie de “Olimpiadas”, o “Mundial”, pero el carácter global y competitivo de dicho par de eventos no termina de gustarme.

Pero bueno la idea es esa, justo como en los grandes festivales de música, tres intensos días de expresiones culturales, de coincidir con gente muy diversa pero bien interesante, de escuchar cosas que nunca antes hayamos escuchado, pero sobre todo de celebrar ideas afines sobre una determinada concepción de nuestro entorno. En ese sentido lo que genera la música, acá lo intenta la filosofía del Derecho.

imgresTal vez, pero solo tal vez, pueda equiparar lo que se estará celebrando los próximos meses en la Universidad de Alicante a una especie de gran encuentro interreligioso y ecuménico, pues, según me entero, todas las corrientes convergerán ahí… Desde algunos iusnaturalistas que aún quedan dispersos por el mundo, pasando por los críticos, las feministas, los realistas-sociológicos, obviamente los lógicos y también los deónticos, hasta los eternamente resurrectos de los positivistas, los neoconstitucionalistas, y los teóricos de la argumentación.

“De chile, de dulce, y de manteca”, reza un dicho gastronómico popular mexicano para hacer referencia a la amplia existencia de posibilidades. Bueno pues algo así…, y es que todas las escuelas, todos los autores, estarán ahí, solo hace falta ver los nombres de quienes conforman el “Comité de Honor”, para hacerse una idea de lo plural de este encuentro:

Screen Shot 2016-03-13 at 4.50.37 PM

Maestros de maestros, de diferentes escuelas y geografías alrededor del mundo, bueno no, dentro del mundo Latino…

Y es que desde hace tiempo, Manuel Atienza ha estado impulsando esta idea de que la filosofía del Derecho es una disciplina muy vinculada a un medio cultural. En sus palabras: “no existe, para decirlo claramente, un foro de discusión mundial en el que se practique lo que suele llamarse un discurso racional, en el que todos los participantes estén en igualdad de condiciones. Y lo que ocurre es que, en ese contexto dominado por la cultura anglo-americana, muchas veces da la impresión de que la aspiración de los autores latinos es simplemente la de poder llegar a ser citados por alguno de esos autores anglos… digamos en nota a pie de página. Y yo creo que deberíamos reaccionar frente a esa situación: podemos, y debemos, aspirar a más”.

No por nada, Riccardo Guastini ha dicho que “Los anglosajones no conocen otra lengua que la propia, así que no saben nada de lo que se publica en Europa continental o en América latina, y sus trabajos son completamente auto-referenciales”.

Así entonces, convienen resaltar varios aspectos importantes sobre este congreso, que obtengo de la página del mismo:

  1. El carácter “latino” y no meramente iberoamericano del Congreso y de la Asociación que pudiera llegar a constituirse. Con ello se trata de incorporar a países, como Italia, Francia o Bélgica, cuyo peso en el ámbito jurídico y filosófico es manifiesto y que, realmente, forman parte del mismo círculo cultural al que pertenece el resto.
  2. La cercanía entre las diversas lenguas romances ya que permite que, sin demasiado esfuerzo, todos podamos aceptar una especie de plurilingüismo pasivo, de manera que cada cual pueda hablar (o escribir) en su propia lengua y esperar que los demás sean capaces de entenderle.
  3. El rol que tendrán las personas jóvenes, pues una comunidad iusfilosófica sólo puede funcionar si hay un adecuado diálogo intergeneracional y se incentiva a los más jóvenes a participar en el Congreso y a seguir adelante con el proyecto; por eso, aunque la iniciativa de organizar este congreso y de constituir la asociación pertenezca sobre todo a los más seniors, conviene que de ambos instrumentos se hagan cargo en seguida los más jóvenes, de cuyo desempeño depende, obviamente, el futuro de una tradición cultural tan relevante como la filosofía del Derecho.

En un ámbito que muchas veces ha gozado de mala fama por ser elitista, hermético, metafísico, añejo y de escaso anclaje con la realidad, el Congreso iLatina viene a intentar romper esa inercia, o más bien a revitalizar la manera de entender la filosofía jurídica. De ahí que los temas a discutir y debatir sean los siguientes:

  1. ¿Qué Filosofía Del Derecho Para El Mundo Latino?
  2. Los Derechos Sociales En El Estado Constitucional
  3. Pluralismo Jurídico, Multiculturalidad, Derecho Indígena
  4. Anomia y Estado De Derecho
  5. Argumentación, Racionalidad y Derecho
  6. Nuestros Clásicos

Y, también, que el formato de discusión en plenario no sea el tradicional, sino que sea a través de un relator que elaborará una síntesis de las ponencias recibidas y después abrirá un debate general (lo más prolongado posible), para precisamente fomentar una buena discusión transversal.

Cuando tuve la oportunidad de preguntarle a Atienza sobre los objetivos de este Congreso, después de plantearme lo del carácter regional, de hablarme de Vaz Ferreira, y demás temas, terminó diciéndome lo siguiente:

Hay que aprovechar la circunstancia de que hoy existe un buen número de iusfilósofos con un alto nivel de cualificación y el hecho de que fuera de la propia filosofía del Derecho existe también un interés por las cuestiones teóricas, la consciencia de que la (buena) práctica depende de la (buena) teoría”.

En ese orden de ideas, es de valorar el gran esfuerzo que está haciendo la escuela alicantina no solo por organizar este gran Congreso (y fundar la asociación que se derive del mismo), sino, y sobre todo, por tender puentes entre la teoría y la práctica. Entre la filosofía jurídica y la sociedad.


Al día de hoy, según me informan, ya hay más de 210 participantes inscritos. A los cuales hay que añadir los más de 60 estudiantes que, este año, cursarán el Master en Argumentación Jurídica. Así que quizá la cifra pase los 300. También es importante mencionar que en la web ya hay al rededor de 40 ponencias disponibles correspondientes a los más importantes representantes de la filosofía de Derecho de nuestro entorno (si a alguien le interesa presentar algo el plazo se acaba de ampliar hasta el 15 de abril).

4182923b543f69edbdb5ac2109f8e73e52a4c6f0

Iniciaba con la analogía del festival de Woodstock porque, en sus inicios, es decir en la primera edición del mismo (durante 1969), nadie se lo quería perder, o más bien, todos querían ser parte de dicho evento, pues más allá de la presencia de Creedence Clearwater Revival, The Who, Santana, Hendrix, Joplin… etcétera, etcétera, etcétera, distintas actuaciones de quienes ahí se presentaron se volvieron realmente un hito en la historia del rock mundial… Yo no sé qué pase en Alicante durante el Primer Congreso de Filosofía del Derecho para el Mundo Latinopero para nada me lo perderé. ¡Allá nos vemos!

Así que bueno… Quedan sólo unos días para pagar el precio de la tarifa diferenciada, así que aprovechen. ¡Si tienen la oportunidad, vayan! Y si no pueden ir, pues no tienen excusas ya que también existe la modalidad virtual, que permite seguir las sesiones en streaming y da derecho a un certificado oficial de participación en el Congreso.

Por acá el cartel (casi) definitivo del evento:

Screen Shot 2016-03-13 at 4.56.27 PM

Evento: La mujer y la abogacía. Retos y perspectivas en materia de igualdad en el ejercicio profesional en la Escuela Libre de Derecho

Uhhhh, qué bajón, me voy acordando, perdón. Por andar en todo y en nada, como siempre, se me pasó postear sobre este evento, que me informó mi amigo Miguel Bonilla López, y que se llevará a cabo en la Escuela Libre de Derecho en Ciudad de México, a propósito del ocho de marzo, día internacional de la mujer.

Será hoy y mañana y la entrada es libre, coordina Loretta Ortiz y pues ojalá alguien se anime pues los temas se ven bastante interesantes.

Acá, encuentran el programa detallado del evento.


CcTw5caVIAImBOt

16 palabras que usan los abogados, una lista compilada junto con Nora Picasso

Artista-Juan-Gabriel

“Pero qué necesidad, para qué tanto problema”

Juan Gabriel

Pareciera que una de las (más grandes) quejas hacia los abogados por parte de las personas que no están involucradas en el campo jurídico, es el constante uso de palabras, no necesariamente técnicas, pero sí rimbombantes e inútiles. Complicar y confundir a través del lenguaje es una triste “habilidad” que en muchas ocasiones es exigida por las/los mismos profesores de las escuelas de derecho. “¡Habla como abogada!”, “¡exprésate como abogado!”: son constantes mandatos que nos obligan a modificar la forma que durante mucho tiempo hemos utilizado para comunicarnos con otras personas.

El uso de una terminología exagerada (más ornamental que útil), ha impulsado la creación de barreras que antes que generar conocimiento, se enfocan en desviar y oscurecer la discusión.

Y aunque es claro (o tal vez no tanto) que el derecho tiene, como toda ciencia, una serie de conceptos técnicos y de connotaciones específicas, esto sigue sin justificar que, en muchas ocasiones, se utilicen palabras barrocas para (por alguna extraña razón) parecer mejor profesional. ¿Pero qué necesidad?

Desde hace más de cinco meses nos dimos a la tarea de ir compilando una lista de palabras abogadiles. Lugares comunes en el argot jurídico, que siempre pueden ser sustituidas por expresiones más útiles y menos acartonadas.

La intención no es que estas palabras que usan los abogados dejen de utilizarse, ni tampoco pretender que el lenguaje de la profesión no involucre conceptos que requieren del estudio de ciertas materias (pues incluso hay conceptos de mercantil, que no necesariamente comprenden quienes se dedican a administrativo, a electoral, etcétera); sino que es necesaria una revaluación de la forma en que construimos nuestra profesión. De porqué a veces la forma importa más que el fondo, y de las discusiones que se pierden en esta obsesión. Del porqué el mejor abogado es aquel que dice sin decir nada.

Este es el comienzo de una compilación más amplia, que hemos encontrado a través de la lectura, preponderantemente, de demandas y sentencias, aunque también de textos científicos y, en general, de documentos jurídicos.

  1. “Empero”
  2. “Coadyuvar”
  3. “Provisorio”
  4. “Devengar”
  5. “Eximir”
  6. “Coligar”
  7. “Se colige”
  8. “Contubernio”
  9. “Numeral”
  10. “Inconcuso”
  11. “Soslayar”
  12. “Conculcar”
  13. “Decantar”
  14. “Intocado”
  15. “Máxime”
  16. “Ingénito”

*Este texto fue escrito en coautoría con Nora Picasso.

Memes sobre el #SuperTuesday a propósito del “Bernie or Hillary?”

Está terminando el #SuperTueday en Estados Unidos y al parecer por el partido republicano contenderá a la presidencia de la nación el patético de Donald Trump, y por los demócratas Hillary Clinton. Sin muchas novedades.

Acaso la candidatura de Bernie Sanders dentro del partido demócrata apareció como una verdadera sorpresa al inicio de las campañas, pues vino a revitalizar el debate sobre las desigualdades estructurales en ese país, así como también pudo develar que Hillary no es tan progre como se dice ser. En ese sentido, comenzaron a aparecer unos carteles, o infografías llamadas:

“¿Bernie o Hillary? – Mantente informado. Compáralos en asuntos que importan”

Después un recuadro en blanco con el asunto, y las principales ideas o caracterizaciones al respecto sobre los dos candidatos demócratas.

La cosa iba bastante bien hasta que el Internet hizo de las suyas, y aparecieron temas, ya a manera de broma que fueron desde Pokemon, pasando por Radiohead, hasta Harry Potter.

Olvidaba decir que estos carteles fueron ideados en franco apoyo a Sanders para revelar la escasa progresía de Clinton, así como la moderación de algunas de sus propuestas.

Dentro de todo este desmadre, los temas jurídicos no pasaron desapercibidos y por aquí me encontré un par que hacen alusión a los tres principales teóricos del Derecho, durante el siglo pasado, y creo que se explican solos. Me dieron poquita risa pero ya está.


Screen Shot 2016-02-29 at 7.06.54 PM

Screen Shot 2016-02-29 at 7.23.43 PM

Evento: Invitación para escribir en el quinto número de la revista “Juez. Cuadernos de investigación”

Screen Shot 2016-02-29 at 6.14.59 PM

Está abierta la convocatoria para el quinto número de la revista Juez. Cuadernos de investigación, que dirige Julio Cesar Vázquez-Mellado García, y que edita y distribuye Tirant lo Blanch-México (por acá encuentran más información al respecto).

Esta ocasión le corresponde a mi buen amigo Miguel Bonilla López la coordinación de la misma, y se pretende que los artículos analicen alguna sentencia relevante, nacional o extranjera, y emitida por tribunales de cualquier grado o fuero. Es decir, vamos a tener una oportunidad valiosiiiiiiiiísima y bastante excepcional para criticar las labores jurisdiccionales, entonces, ¡habrá que aprovecharla!

brotherfromthesameplanet9Me imagino algo así como cuando en un episodio de Los Simpsons, ocurrido durante un partido de base-ball en el Estadio Springfield, decretaron el Día del tomate y los aficionados tuvieron la oportunidad de lanzar sus verduras al campo en clara oposición a lo que ahí sucediera. En la caricatura, lamentablemente, los tomatazos le tocaron al lider del partido comunista. Pero bueno, la idea es esa, una oportunidad para erigir críticas a nuestros juzgadores y sus sentencias. En este caso, los tomates serían los argumentos, y las sentencias y quienes salgan el campo. O algo así. En fin.

Se tiene previsto que el presente número esté integrado para el 15 de junio, así que bueno ya se organizarán ustedes…, en caso que les interesa, aunque ojalá y se animen. A continuación las normas editoriales.

stxqWu6hN7rehoU0