Tag Archives: Día de la madre

Memes sobre Carmén Salinas y el “mijito tú que estudiaste…”

Hace ya varias semanas, en México, se pusieron de moda unos memes relacionados con las profesiones y lo sobrevalorado que está ostentar las mismas. O algo así entendí, o quise entender. Yo qué sé.

Los memes, obviamente, utilizaban la imagen de la actriz mexicana por excelencia que, por lo general, protagoniza a mamás y abuelas en las telenovelas, es decir doña Carmen Salinas (olvidaba que además de actriz ahora también es diputada del PRI).

Carmen Salinas es un tema en sí misma, pero hoy no hablaré de Carmen Salinas. Alguna vez lo intenté, y todo salió mal, haha. Me insultaron bien chingón, y hasta cuestionaron mi origen terrestre. En fin (acá el artículo del que hablo que se publicó en La Silla Rota).

Volviendo al tema.. Los memes inician con una frase que es la siguiente:

Mijito tú que estudiaste ____________ (aquí va cualquier profesión)…

Y continúan con un chiste que postula, a mi entender, un par de ideas:

  1. La primera que es la importancia que tiene la madre en México. Que por más títulos, estudios, conocimientos, lo que sea, a la madre (o a la abuela) se le obedece y se le respeta, y se le hace caso. De ahí que no sea “mi hijito”, sino “mijito”, que conjuga al posesivo y al diminutivo para resaltar la subordinación maternal (precisamente, hoy que es día de la madre en Argentina, sobre la madre también he escrito un poco acá en otro post).
  2. La segunda que se empata con lo que decía de lo sobrevalorado de las profesiones, antes se creía que con una licenciatura era más que suficiente para tener un próspero futuro. Y no. Ahora se cree que con maestría, incluso con varias, y más si son del extranjero, pero tampoco. Estudiar formalmente no conlleva la seguridad de conseguir un trabajo. De hecho, no conlleva la seguridad de nada.

Justo me acordé de una consigna rayada en una pared en Madrid, por Arganzuela, un día que salí a caminar y que le tomé una fotografía:

CRpBOVAVAAAmwBp

Ni hablar. Me he encontrado algunos bueno, otros no tanto, y otros sinceramente pésimos. Me di a la tarea de recolectar aquellos que tuvieran relación con los abogados, con el derecho en general. Y me encontré los siguientes:

12068725_10206644118518883_1655017767352379530_o

12074823_1214854485207635_425066554522477396_n

url copy

url

989-GaleriaUno

1622269_671484209660010_8148918670374465548_n.jpg

Esos memes. Y otras cuántas líneas sueltas que siguen esta lógica pero no los encontré en memes:

  • Mijito, tú que estudiaste derecho, vete derechito por las tortillas.
  • Mijito, tú que estudiaste derecho, trae la regla pa hacer una linea en el cuaderno.
  • Mijito, tú que estudiaste derecho, llévame a un buen buffet que tengo un chingo de hambre.
  • Mijito, tú que estudiaste derecho penal, enséñale a los pendejos de la selección a no fallar los penales.
  • Mijito, tú que estudiaste derecho familiar, saca los alimentos del refrigerador.
  • Mijito, tú que estudiaste derecho, acompáñame a cobrarle a la doña lo de la tanda.
  • Mijito, tú que estudiaste derecho, vete derechito a la chingada.

¿Puede una abogada ser madre? por Xabier Etxebarria

lawyer_moms_logo-full3binit_Hoy es 10 de mayo, en México día de la madre, en España no, aquí este día se celebra el primer domingo de mayo, o sea justo hace una semana. Me parece que las maneras de festejar a las mamás son bien distintas en estos 2 países. Mientras en México Denisse de Kalafe suena todo el día y abundan los mariachis, las rosas rojas, y los festivales en las escuelas (obviamente con sus respectivos trabajos manuales), en España puedo afirmar que la celebración es más bien discreta, o bueno no discreta, digamos menos tropical, estrafalaria y pachangosa, ¿qué no es menos tropical, estrafalario y pachangoso comparado con, como diría Villoro, esa indescifrable realidad que por conveniencia llamamos México? Muy probablemente tenga mucho que ver la cultura machista mexicana, su doblemoralismo, y también los pinches estereotipos respecto a la maternidad. Ojo, no digo que en España esto esté superado, pero por lo menos, a mi no me parece tan burdo como en mi país. *Uiii, uiii, uiii, uiii…, suena la alarma malinchista*

Festejar a la madre por el solo hecho de ser madre me parece ofensivo por varias razones, menciono un par por ser las primeras que me vienen a la mente, pero seguro hay muchas, muchísimas más. Uno, por el alto contenido misógino que conlleva la parafernalia de festejar a mamá en su día regalándole un electrodoméstico, o invitándola a comer para que no cocine…, pfff, patético. Y dos, porque al resaltar “el valor de ser madre”, “el instinto maternal”, “el mejor regalo que Dios te puede dar”, se relega un rol emancipador de las mujeres que deciden ser madres al normalizar lo que implica el sacrificio de su realización personal y profesional.

Ya he hablado sobre patriarcado y abogacía. Me queda claro que todavía falta hacerlo con mayor profundidad (espero que me de  la vida, digo la tesis, digo la  vida, para hacerlo). Dentro de este apartado algo que puede resultar bien interesante es, precisamente teorizar sobre las madres que ejercen como abogadas. En Estados Unidos existen varios blogs que tratan el tema, o más que tratar el tema estos espacios, realizados por madres abogadas, difunden experiencias y consejos al respecto. En Hispanoamérica no conozco algo concreto. Debe de existir, seguro. Pero la verdad es que como todavía no entro a desarrollar el tema, no tengo la certeza. Pido perdón por ello, también pido perdón por pedir perdón, digo, es mi blog, y mi investigación, ya veré qué hago cuándo se me de la gana. Pido perdón por eso también.

Tras una búsqueda rápida me encontré un artículo de opinión de la edición española de El HuffPost escrito por, Xabier Etxebarria, un abogado y profesor de derecho penal de la Universidad de Deusto (por cierto, acabo de ir a San Sebastián y quedé fascinado, ¡¡¡está bien bonito!!!, quiero estudiar algo, lo que sea en el País Vasco, (no descarto cocina) si alguien sabe de algo más allá de Oñati…, por su colaboración eskerrik asko).

El artículo es más bien viejito, de 2012, pero está bien, o sea me gusto porque, además de llamar la atención sobre la importancia del tema, traza las principales directrices de la cuestión en España, pues abogacía y maternidad tiene muchas aristas jurídicas, sobre todo en materia laboral. No sé si la legislación que se cita todavía esté vigente, o se haya reformado, pero bueno, creo que proporciona una buena panorámica y, sobre todo, sirve para poder contrastar lo que se está haciendo o no, en otros países.

Termino. Aprovecho para saludar a 2 abogadas y mamás que quiero mucho y son ejemplo para mi. Obviamente mi mamá, que es la mejor, y la otra, hasta Argentina (que según me informo allá el día de las madres se celebra durante el mes de octubre, pero da igual), mi  amiga Caro Villanueva, que cuida a su hermosa Julia y al mismo tiempo lucha por los derechos de las personas privadas de su libertad (acá algo de lo que logró ella y el equipo con el que trabaja, el año pasado).

A continuación, ¿Puede una abogada ser madre? por Xabier Etxebarria. El artículo es de acceso libre, y acá encuentran la liga. Subrayo las ideas que me resultaron más interesantes.


Screen Shot 2015-05-11 at 2.05.37 AM¿Puede una abogada ser madre?

Sí, claro. Me consta. Conozco casos. Obviamente la pregunta es una provocación, una llamada de atención. La cuestión en realidad es si puede serlo y sobrevivir, y a qué coste.

Me refiero principalmente a las abogadas ―sirve exactamente igual para procuradoras― autónomas, que trabajan por su cuenta, en un despacho individual o pequeño, es decir, a la mayoría de las abogadas españolas.

Conciliar es la palabra mágica, conciliación de la vida laboral y familiar; hasta se conjuga como verbo: yo concilio, tú concilias, ella concilia, nosotros conciliamos… todo el mundo concilia; se supone que es un objetivo consensuado entre todos los sectores sociales, ideologías, opciones partidarias…; se apoya en multitud de legislación que la promueve, incluso existe legislación específica como la Ley 39/1999; se regula la reducción de jornada, el permiso de maternidad y paternidad, el permiso de lactancia…; se forman redes sociales como ewww.conciliacionrealya.org

Incluso la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles ha establecido el siguiente decálogo de propuestas para mejorar la situación: 

  1. Separar lo personal de lo laboral. Seguir la regla de ocho horas de trabajo, ocho de descanso y ocho de tiempo libre.
  2. Priorizar. Organizar el tiempo en función de tareas urgentes de verdad.
  3. Aprender a decir “no”.
  4. Planificar. La planificación es la piedra angular de la gestión del tiempo: hacer un listado de tareas.
  5. Ser respetuoso con el tiempo propio y exigir a los demás que lo sean también.
  6. Ser puntual en los horarios de comienzo de jornada para estar más legitimado para salir puntualmente.
  7. Evitar y combatir el presentismo. Las empresas cada vez evalúan más a sus trabajadores de acuerdo a sus resultados.
  8. Convocar reuniones sólo cuando sea necesario, sustituirlas cuando se pueda por una conversación telefónica.
  9. Organizar las reuniones para que no se extiendan. Hay que fijar no sólo hora de inicio, sino también de finalización.
  10. Sustituir las comidas de trabajo por desayunos. Igual de efectivos para la toma de decisiones, pero mucho más breves.

Pero, ¿y en el ámbito de la Administración de Justicia? Las jueces, las fiscales, las funcionarias, las peritos… casi todas las mujeres en el ámbito de la justicia tienen acceso a las posibilidades actuales de conciliación de la vida familiar y la laboral.

Sin embargo, para las profesionales liberales conciliar la vida familiar y la vida laboral es una carrera de obstáculos.

Por otro lado, la sensibilidad de los juzgados se encuentra entre el cero y los números negativos. Las madres abogadas o abogadas madres podrían contar innumerables anécdotas: tener que redactar un recurso de casación en el hospital a punto de dar a luz, porque el Tribunal Supremo, que se toma un año en decidir si acepta el recurso anunciado, considera improcedente ampliar el plazo de 15 días sólo porque vayas a dar a luz; asistir a un cliente en una declaración en el último mes de embarazo sin que nadie le acerque una silla a la única persona de pie, la mujer embarazada; que para hacerte un favor te señalen un juicio para el mismo día que está el parto planificado, “así haces el juicio y te vas para el hospital tranquila”; que tu hijo conozca más la luz del ordenador del despacho que la del parque; tirar de sacaleches en los baños de los juzgados para poder aguantar todo el juicio…

Afortunadamente, la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, modificó el art. 188 de la LEC, en relación con los motivos de suspensión de las vistas, estableciendo en su punto 5 lo siguiente:

5.- Por muerte, enfermedad o imposibilidad absoluta o baja por maternidad o paternidad del abogado de la parte que pidiere la suspensión, justificadas suficientemente, a juicio del Tribunal, siempre que tales hechos se hubiesen producido cuando ya no fuera posible solicitar nuevo señalamiento conforme a lo dispuesto en el artículo 183, siempre que se garantice el derecho a la tutela judicial efectiva y no se cause indefensión.

Igualmente, serán equiparables a los supuestos anteriores y con los mismos requisitos, otras situaciones análogas previstas en otros sistemas de previsión social y por el mismo tiempo por el que se otorgue la baja y la prestación de los permisos previstos en la legislación de la Seguridad Social.

Como se puede comprobar, finalmente se ha atendido la reiterada pretensión de la Abogacía estableciendo como causa de suspensión de las vistas la “baja por maternidad o paternidad del abogado” ―aunque difícilmente una autónoma podrá tener una baja como tal―. Queda que los juzgados apliquen la ley y que los Colegios de Abogados se impliquen en esta reivindicación legítima de las abogadas.