Tag Archives: Derechos humanos

8 preguntas sobre abogados (y algo más) a Adriana Muro

El pasado día viernes 22 de octubre de 2015, en el restaurante Madre en la Candelaria, en el centro de Bogotá, Colombia, tuve la oportunidad de entrevistar a Adriana Muro Polo (Ciudad de México, México, 1986).

UDUrjbHV_400x400Adriana Muro, es abogada por la Universidad Iberoamericana (IBERO), y Maestra en Derechos Humanos y Democratización por la Universidad Externado de Colombia. Actualmente radica en Bogotá, desempeñándose profesionalmente como socia de “ELEMENTA, Consultoría en Derechos”, y también siendo parte de la Universidad Sergio Arboleda.

A Adriana, @adrianawall, la Wall para algunos, la Muro para otros, no tengo la certeza, pues mi memoria es más bien engañosa y poco confiable (el problema no es ser olvidadizo, sino olvidar, dijo Murakami, (ay ajá)), pero creo, ojo, creo, que la conocí por dos ámbitos distintos pero coincidentes.

El primero más bien etéreo y poco sensato, Twitter. O sea, como a todos esos avatares sin rostro ni cuerpo que allá por dos mil diez, o quizá años antes, andábamos en dicha red social, sin conocernos pero en los mismos temas. Incluso, me acuerdo que algunos de los primeros tuits coincidentes, de los primeros #hashtags comunes, eran para apoyar la postulación de Emilio Álvarez Icaza para presidir la Comisión Nacional de Derechos Humanos, o para informar sobre la comparecencia de Ministros para la Suprema Corte cuando quedó seleccionado Justice Zaldivar, o sobre el matrimonio igualitario, o respecto al proceso de reforma constitucional en materia de derechos humanos… Da igual, el caso es que estuvo chido saberse parte de un grupo, o bueno no propiamente un grupo, pero saberse por lo menos no solos, es decir saber que existían otras personas que estudiaban Derecho en México con afinidades ideológicas sobre diferentes temas.

El segundo más bien fáctico y también poco sensato, el Moot Court de American University en Washington, D.C. A manera de tradición, la competencia que organiza la Academia de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario sirve para aglutinar muchas personas de todo el mundo que están en sintonía no solo con los temas derechohumaneros, sino también con unas pinches ganas de pasar un buen (cuasi) verano en Estados Unidos. Entonces, en varios años ahí me encontré con Adriana, no sé si como participantes, o coaches, o jueces, o cualquier cosa, pero el caso es que además de las buenas relaciones entre la IBERO y la Facultad Libre de Derecho de Monterrey (FLDM), y de los amigos en común, existen puntos de encuentro más allá de cuestiones jurídicas e institucionales que resultan más provechos, armonizadores, y perdurables… Me refiero a temas como el fútbol, la música, la literatura, la fiesta, o tal vez, pero solo tal vez, al simple hecho de ser jóvenes. Quién sabe.

En ese sentido, aunque han sido más bien pocas las veces que he coincidido con Adriana (más allá de estar en un lugar ruidoso, estar alcoholizados, o hablando de moot courts), la afinidad sospecho es manifiesta. El pinche tiempo es relativo y como tal no hace falta conocer a alguien durante muchos años, o compartir una vida para saber de las potencialidades comunes que aguardan las personas. Eso, o la verdad es que a mi me basta con saber que si escucha CaféTacvba, o lee Roberto Bolaño, seguro es alguien con quien quiero gastar mi tiempo. Pero si además trabaja por los derechos humanos, escribe (en Nexos, o en revistas científicas, o en publicaciones independientes), o da clases en distintas Universidades, pues bueno ya está, no hay mucho más que agregar.

Agradezco a Adriana por la entrevista, por su tiempo, por lo compartido, por lo que compartiremos, pero sobre todo por compartir la causa (sin tener que sufrirla para ser parte de la misma, como bien lo dice ella).

A continuación las 8 preguntas sobre abogados, y algo más a Adriana Muro.


1. ¿Qué es lo primero que tienes en mente cuando escuchas la palabra abogado?

Adriana Muro (AM): Simulación.

2.Menciona el primer abogado o abogada (no importando sean profesionales, profesores, políticos o bien personajes de literatura, series de televisión o cine) que se te venga en mente.

AM: Boaventura de Sousa Santos.

3. Si tuvieras la oportunidad de volver atrás en el tiempo, ¿volverías a estudiar derecho?

AM: Sí, porque cuando empecé no estaba segura de lo que quería, y hoy creo que estoy más segura que nunca que el Derecho es lo que yo tenía que hacer.

4. ¿Estás a favor o en contra del uso de la toga en la profesión?

AM: La toga entiendo busca legitimar una especie de solemnidad en la profesión, sin embargo considero que actualmente más que solemnidad las y los abogados debemos optar por ganarnos la credibilidad de quien confía en nosotros.

5. ¿Cuáles son las principales diferencias que has encontrado entre el ejercicio de la abogacía en México y en Colombia?

AM: Creo que académicamente me dio una preparación muchísimo más profunda y sólida, y no sé si es un poco también porque yo crecí en un ámbito del Derecho que no estaba comprometido con derechos humanos, y mi primer acercamiento en Colombia fue ese… Puede ser por el contexto colombiano, pero yo veo mucho más compromiso y mucho más entendimiento del Derecho como herramienta de cambio social aquí en Colombia que en México.

6. ¿Qué fue lo que te hizo involucrarte en el campo de los derechos humanos?

AM: Fueron los concursos de derechos humanos los que me salvaron y me hicieron darme cuenta que la insuficiencia académica y técnica que yo veía en mi Universidad la podía rescatarla a través de los derechos humanos. Fue un poco accidental, no lo voy a negar pero sí fue eso lo que me hizo seguir, y así pude comprometerme un poco con esa causa que no era mía pero que sentía que tenía que serlo.

7. ¿Deben los abogados conocer sobre el sistema interamericano de protección de derechos humanos?

AM: Sí, pero creo que es una herramienta más. En estos últimos años me he dado cuenta que el Sistema Interamericano no tiene la última palabra, ni la mejor, que es un Sistema que se agota muy rápido, pero creo que para el ejercicio de la abogacía es primordial.

8. En México después de la reforma en materia de derechos humanos de 2011, la constante discusión del 133 constitucional, el caso Radilla, y de otros acontecimientos relacionados con temas de derecho internacional, parecería reinar una especia de confusión generalizada donde cada quien entiende lo que mejor le conviene. Se me ocurre, por ejemplo, hace unos meses cuando algunos senadores defendieron la designación del ahora ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Eduardo Medina Mora, alegando el principio pro persona, para solventar uno de los requisitos constitucionales exigidos para dicho cargo.

 Como abogada radicada en Colombia, y tomando un poco de distancia sobre lo que ocurre en nuestro país, ¿cuál es tu impresión sobre este fenómeno?

AM: Creo que ha sido un fenómeno extraño, parecería que fue un fenómeno positivo esta reforma y te lo digo porque me tocó ser parte al final y conocer a la gente que lucho durante diez años por esa reforma que se consolidó en el artículo primer constitucional. Sin embargo, me parece que la falta de conocimiento en derechos humanos hace que existan pronunciamientos como los que dices de Medina Mora, o los de en su tiempo del ministro Aguirre Anguiano. Me parece que la confusión radica en los altos mandos, dentro del Ejecutivo, Legislativo y Judicial hay mucho desconocimiento y sobre todo, mucha esquizofrenia.

A veces siento que esa reforma trajo cosas buenas pero también considero que la ignorancia hace que en ocasiones se prostituyan los principios que sustentan la protección de los derechos humanos.

A continuación, te diré una serie de nombres conceptos y por asociación me gustaría que respondas lo primero que se te venga a la mente: 

Colombia Mi segundo hogar
IBERO

Lo mejor y lo peor de mis mundos. Lo que no me gusta de dónde crecí y lo que me dio la oportunidad de desarrollarme profesionalmente.

Chicharito Hernández

Yo le tengo mucho cariño al Chicharito por mi mexicana que llevo dentro, por el que siempre tendremos que sentirnos orgullosos, aunque estemos bien o estemos mal, seamos banca o metamos dos goles en la Champions, estamos presentes

Latinoamérica

Contrastes

Universidad Externado

Donde aprendí muchas cosas de las que me faltaban académicamente hablando.

Ayotzinapa

Vergüenza, pena, pero también una oportunidad de cambiar las cosas

Roberto Bolaño

El escritor que me hizo soñar muchas noches con Arturo Belano. A Bolaño me lo presentó una persona que quise mucho, se convirtió en mi autor favorito.

Carlos Vives Felicidad
SCJN

Amor apache. Siempre voy a creer en la Suprema Corte y siempre la voy a criticar

Bogotá La ciudad que me enseñó a creer
ELEMENTA

Una segunda oportunidad. Un proyecto de amistad, de tratar de cambiar las cosas y reivindicar la causa de los derechos humanos

Tacos Lo que más extraño
SIDH

Lo que me abrió las puertas al tema de los derechos humanos y, al mismo tiempo, lo que hoy más critico

Café Tacvba

El pedacito de México que siempre llevo a todos lados

Justicia

Palabra que durante toda mi vida buscaré su significado

OITNB Repensar el feminismo
Mezcal

Un trago que me incita a compartir de donde yo soy

Simona

La que me dio el sentido de la responsabilidad y cariño a los animales. La que nunca me ha dejado sentirme sola

Derecho Para lo que llegué a Colombia
México Mi lugar favorito

Evento: Foros sobre derechos humanos, arraigo, y tortura en el marco del Moot Court que organiza la Facultad Libre de Derecho de Monterrey

El Centro de Derechos Humanos (CDH) de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey (FLDM) está organizando, en colaboración con la Suprem Corte de Justicia de la Nación, el Poder Judicial Estatal, la Procu del Estado, el Instituto de Defensoría Pública de Nuevo Léon, y la Casa de la Cultura Jurídica Monterrey, el primer concurso de derechos humanos: Valentina Rosendo e Inés Fernández.

O sea, es un tipo Moot Court donde habrá participación de distintos equipos de diferentes escuelas de derecho en México. La verdad el proyecto me parece fantástico y sobre todo por su incidencia en el tema sobre el que versa, que es el de la tortura. Práctica que Juan Méndez, desde hace rato viene diciendo que es más bien generalizada en México y que algo hay que hacer, y sin lugar a dudas se hace pero bueno, habrá que hacer algo más. Siempre se puede hacer algo más.

Además de la competencia, habrá distintos foros y ponencias que tienen muy buena pinta, y sobre todo que serán sin costo alguno. Dentro de los ponentes se encuentran abogados de la Comisión Interamericana, académicos, el juez Miguel Bonilla López, el ministro en retiro Juan Silva Meza, el director de Amnistía México y otros más.

No me queda más que compartir la invitación, y felicitar a toda la gente del CDH, encabezada por mi carnal Victor Pérez Cobos por el gran proyecto que se realizará los próximos días en la FLDM.

A continuación pongo los flyers donde se indican las fechas, los temas, y las ponencias.


12642550_1378557955503811_3749953151563699055_n12592732_1378557902170483_3434205475991029173_n12631422_1378557905503816_9221220604911676420_n12512576_1378557908837149_6557424802788343499_n12644758_1378557958837144_467203471956397769_n12644951_1378557952170478_2789044798595544922_n

8 preguntas sobre abogados (y algo más) a José Luis Caballero Ochoa

El pasado día miércoles 7 de octubre de 2015, en la Universidad Iberoamericana (IBERO), campus Santa Fe, Ciudad de México, tuve la oportunidad de entrevistar a José Luis Juan Caballero Ochoa (Chihuahua, México, 1964).

jose_luis_caballeroJosé Luis Caballero, es abogado por el Tec de Monterrey, Campus Chihuahua, Maestro en Derecho, por la Facultad de Derecho de la UNAM, cuenta con un diplomado en derechos humanos y procesos de democratización por la Universidad de Chile y Doctor en Derecho por la UNED de España. Es miembro del Consejo de la Comisión de Derechos Humanos del D.F., ha participado activamente en la defensa de los derechos humanos (en casos, por mencionar solo algunos y de los más conocidos, como Attala Riffo vs. Chile, o el caso del joven mazahua Hugo Sánchez Ramírez), y actualmente funge como director del Departamento de Derecho de la IBERO.

Para Pepe Caballero no tengo más que palabras de gratitud. Son contadas las ocasiones en que nos hemos encontrado en vivo y a todo color (probablemente estrechamos más nuestra amistad a través de conocidos de conocidos, de amigos en común, o quizás por redes sociales), pero dichas coincidencias han sido tan fructíferas como memorables.

No sé, Pepe es una de esas personas con las que sencillamente haces “click”. Que cargan, y transmiten, una vibra bastante buena, y que, por ende, resulta muy fácil aprécialos y quererlos.

Relato una anécdota, una vez lo invitamos a mi ciudad natal, justo cuando se acababa de reformar la constitución en materia de derechos humanos en 2011, a un foro que organizamos en la Facultad Libre de Derecho de Monterrey. A dicho evento asistiría también Emilio Álvarez Icaza como principal orador, lamentablemente un día antes le dio apendicitis, o algo así, nunca quedó del todo claro, y tuvo que cancelar su participación. Ante la emergencia, le pedimos de favor a Pepe que le entrara al quite, que diera la conferencia magistral, y que nos ayudara a sacar a flote el evento. Y bueno, Pepe no solo aceptó gustoso el reto, sino que se lució con una conferencia donde recuerdo que explicó (entre otras muchas cosas) la interpretación conforme cuando incluso la propia interpretación conforme no sabía lo qué era la interpretación conforme.

Screen Shot 2015-12-10 at 9.13.22 AMJosé Luis Caballero Ochoa es alguien que ha sabido combinar, y de manera bastante sagaz, el trabajo académico-intelectual con el activismo y la promoción de los derechos humanos. Así como constantemente lo veo presentando libros, dando conferencias, organizando cuestiones administrativas en la IBERO, al mismo tiempo se encuentra marchando y protestando a favor de alguna causa, denunciado violaciones de derechos humanos, o incluso concursando para algún cargo público (empiezo a sospechar tiene el don de la bilocación, quién sabe).

En tiempos en que los activistas se creen muy académicos y los académicos se creen muy activistas, Pepe Caballero es un buen ejemplo de equilibro entre ambas posturas, un justo medio aristotélico entre la calle y el aula, un riguroso defensor de los derechos humanos cuyo trabajo no se limita a teorizar sobre los mismos.

Agradezco a Pepe su generosidad, y su afabilidad. El tiempo que me concedió para esta entrevista y la oportunidad de trabajar juntos en un futuro. Le agradezco también por su visión sobre los derechos humanos (que tanta falta hace en México), su compromiso con la causa, pero sobre por su pasión por lo que hace, que no es otra cosa que mostrar solidaridad con los más débiles y enfocarse en formar personas con una visión social del derecho.

A continuación las 8 preguntas sobre abogados, y algo más a José Luis Caballero Ochoa.


1. ¿Qué es lo primero que tienes en mente cuando escuchas la palabra abogado?

José Luis Caballero Ochoa (JLCO): Defensor.

2. Menciona el primer abogado o abogada (no importando sean profesionales, profesores, políticos o bien personajes de literatura, series de televisión o cine) que se te venga en mente.

JLCO: Mi papá.

3. Si tuvieras la oportunidad de volver atrás en el tiempo, ¿volverías a estudiar Derecho?

JLCO: Sí, porque yo creo que ha sido una manera de reivindicar mi propia historia de defensa de derechos humanos.

4. ¿Crees en el pro bono dentro del ejercicio de la abogacía?

JLCO: Absolutamente, porque yo creo que un deber primordial del abogado es ser un ombudsman en relación con cualquier disciplina que ejerzan, y los derechos humanos que se defienden vienen de tratados internacionales, o del derecho internacional de los derechos humanos, conforman el catálogo que tenemos en la constitución que es el eje de actuación.

5. ¿Estás a favor o en contra del uso de la toga en la profesión?

JLCO: En contra, porque yo creo que es volver a distinguir al abogado como alguien diferenciado del resto de la sociedad, una clase privilegiada, una elite. Me parece absolutamente medieval.

6. ¿Qué rol juega la Academia en la defensa de los derechos humanos?

JLCO: Fundamental porque hace construcciones teóricas que tiene que incidir en esa defensa, aunque si tengo la perspectiva de que la academia tendría que irse más posicionado más en la resolución del conflicto social, y no solamente generar pensamiento jurídico.

7. Muchas veces los activistas creen que son muy académico, y los académicos creen que son muy activistas. ¿Hace falta que los teóricos del derecho salgan a la calle, o por el contrario hace falta que los activistas traten estos temas con mayor rigurosidad y técnica?

JLCO: Depende del contexto. Yo creo que en el contexto mexicano, hace más falta que los teóricos salgan a la calle. Porque los teóricos y la academia, yo creo que, han sido un buen aliado del autoritarismo. Y a veces nos hemos montando más en teorías sofisticadas, que en atender la necesidad social. Y la defensa yo creo que tiene que ser eficaz, bien sustentada en técnica, sí pero más eficaz, y la eficacia tiene que ver con estar en la calle presionando un régimen político.

Entonces, yo prefiero que el académico se involucre más en la calle, que pedirle a los de la calle, a las organizaciones, que se vuelvan más sofisticados.

8. Con tu reciente nombramiento como director del departamento de Derecho de la Universidad Iberoamericana, ¿cuál sería el perfil ideal que te gustaría encontrar en un futuro abogado, o una futura abogada?.

JLCO: El ideal es alguien que conozca bien el Derecho, técnicamente, pero que pueda articularlo no en una perspectiva aislada, sino en una perspectiva fuertemente interdisciplinar, que tenga contacto con la sociología, con la política, con la antropología, con la economía. Dos, que sea un abogado fuertemente politizado y en pro de la justicia. O sea, tenemos que romper ese tabú de que el abogado tiene una esfera aséptica, y que no se contamina con la política. Lo cierto es que todo está politizado. Entonces, quien dice que es neutro tiene una posición política desde quién detenta el poder, por tanto los abogados tiene que politizarse. Y tercero, yo creo que sí tendríamos que tener un abogado en constante diálogo con la sociedad y en una vinculación muy fuerte con las nuevas tecnologías. Y quizá un punto fundamental, no puede haber tampoco abogados cerrados en un orden jurídico solamente interno, tienen que abrirse al derecho internacional.  

A continuación, te diré una serie de nombres conceptos y por asociación me gustaría que respondas lo primero que se te venga a la mente:

Constitución Organización
SCJN Defensora de derechos
Movimiento #YoSoy132 Libertad de expresión
CIDH Órgano político
Matrimonio igualitario Reivindicación
Papa Francisco Cambio, innovación
Elena Poniatowska Compromiso
México Duele
Enrique Linde Paniagua Director de tesis
Academia Espacio de creación
Tomás (tu mascota) Uno de mis amores más grandes
CONAPRED No discriminación
Karen Atala Una jueza triunfadora
Vino tinto Mi delirio
Justicia Derecho
Interpretación conforme Paradigma constitucional
IBERO Mi casa
Distrito Federal Mi territorio
Derecho Justicia
Chihuahua Mi terruño

Evento: Foro de análisis sobre la aplicación del artículo 1o. constitucional en la jurisdicción electoral en México

Esta semana, de martes a jueves, en Monterrey, Nuevo León, México, las amigas y los amigos del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), y la gente de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey (FLDM), estarán realizando un foro de análisis y evaluación sobre el (nuevo…, tengo lamentablemente la sospecha de que este artículo siempre será nuevo, aunque pasen muchos años de su promulgación, y por tanto nunca estarán demás las evaluaciones y diagnósticos sobre el mismo) artículo primero de la constitución mexicana y sus implicaciones en materia electoral.

El evento tiene muy buena pinta, entre los ponentes van a estar Woldenberg, la senadora Angélica de la Peña Gómez, el magistrado Arenas Bátiz, Karina Ansolabehere, Pedro Salazar, Ximena Medellín, César Iván Astudillo, Salvador Nava, Raymundo Gama, distintos magistrados de la diversas Salas Regionales del Tribunal Electoral, y también algunos los impresentables de la FLDM, como Gerardito Puertas, Maestré Iván de la Garza, Lulú Ayala, Olmo, ChecoElías Gutiérrez, Darío, y dean Roble.

La locación es en la Libre, y la entrada es libre. Así que no hay excusas. Acá encuentran la página del evento, donde a su vez, viene el programa.


12342825_1068775703154595_1389304850286253761_n

8 preguntas sobre abogados (y algo más) a Emilia González Tercero

El pasado día lunes 28 de septiembre de 2015, en una conocida franquicia de hamburguesas en Ciudad Juárez, Chihuahua, tuve la oportunidad de entrevistar a Emilia González Tercero (Chihuahua, 1945), en compañía de mi mejor amigo Carlos Asúnsolo.

Screen Shot 2015-11-12 at 5.41.32 PMEmilia González Tercero es un referente en la defensa de derechos humanos en México, tanto así que en 2014 obtuvo el Premio Nacional por la Igualdad y la No Discriminación. Su semblanza es bien amplia, así que mi limito a decir que Emilia es una mujer que ha trabajado por más de 30 años en temas relacionados con la promoción de la democracia, en la defensa de los pueblos indígenas, y a favor de los desaparecidos y torturados, que fue cofundadora de una de las primeras organizaciones de la sociedad civil en México dedicada a la defensa de los derechos humanos: la Comisión de Solidaridad y Defensa de los Derechos Humanos, A.C. (COSYDDHAC), y que en 1990, lanzó, junto con otros defensores de derechos humanos, la campaña “Tortura Nunca Más” que logró sancionar penal y socialmente este delito y modificar la legislación a favor de los derechos humanos en Chihuahua.

Creo pertinente hablar de Ciudad Juárez y explicar un poco el contexto en el que se desarrolló la entrevista a Emilia. Así que bueno, ahí va.

La última palabra que escribió Roberto Bolaño antes de morir fue “México”. No creo que esto haya sido casual. Si en un lugar habrá de comenzar el silencio es en México, si en un lugar habrá que ponerle punto final a nuestra historia es en México, en la Santa Teresa de 2666, es decir, en Ciudad Juárez.

2666-roberto-bolac3b1oEntonces, desde que leí la novela 2666, de Bolaño, me dieron muchas ganas de conocer Juárez. Sinceramente no sé por qué, bueno, miento, sí lo sé. En parte por mi fanatismo hacia todo lo que tenga que ver con el escritor nacido en Chile, pero también por algo más allá de eso, y que, tengo la sospecha, radica en lo que viene a significar Ciudad Juárez, no solo para México sino para el mundo: Un espacio que refleja, no sé si lo peor que tenemos como sociedad, pero por lo menos sí lo más desesperanzador, crudo, complejo, y triste. Un lugar que exportó el concepto de feminicidio, donde las vidas transcurren entre maquiladoras y burdeles, donde la desigualdad es latente, huesos en el desierto, música de Juan Gabriel, burritos, grandes cadenas gringas y múltiples changarros…, donde esa clara diferenciación entre lo razonable y lo absurdo, no resulta nada nítida. Donde la realidad ya no es posible distinguirla, porque los puentes se han roto. Las opciones se amplían, confundiendo parámetros y disgregando lo unívoco.

El desasosiego es tremendo al entrar a Ciudad Juárez entre torres de autos chatarra y un paisaje desértico. Después de un par de vueltas, Charly y yo nos encontramos con la entrevistada en un Carls Jr. Me llamó mucho la atención que fuera precisamente ahí dónde nos citara para charlar. Al llegar antes a la cita, hubo un momento en que me sentí en un episodio de Breaking Bad, dentro del restaurante ficticio de Los Pollos Hermanos, en ese escenario (donde ocurre la serie de televisión sobre Walter White) que es el Estado norteamericano de New Mexico. No Nuevo México, sino un México nuevo, donde la droga se fabrica bajo los estándares más altos de calidad, su distribución corre a cargo de empresas posicionadas en el mercado, sus líderes del narcotráfico no ostentan sus riquezas ni su poder y el Kentucky Fried Chicken se come con chile, tomate y cebolla. La analogía me resulta manifiesta.

Por que hay un México que nunca llegará. Un México idílico que contrasta con el México real, cuyo reflejo en Breaking Bad es la frontera norte del país, mostrando invariablemente escenas que involucran a sanguinarios sicarios, migrantes desesperados, el culto a deidades oscuras y sencillamente actitudes violentas que afirman las profundas diferencias entre ambos territorios. Eso, precisamente es Ciudad Juárez, y yo estaba ahí con mi mejor amigo, esperando a una persona que viene a significar esperanza dentro de este panorama.

Después caí en cuenta que no hacía falta haber realizado tantas figuraciones sobre lo que ocurría en ese lugar, sino que sencillamente recordé que Emilia cuenta con medidas provisionales de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH), y por tanto, supuse que lo mejor era citarnos en un lugar público, visible, y donde ella se encontrara segura.

La entrevista transcurrió de maravilla, tanto que al final terminé viendo Ciudad Juárez con otros ojos, porque Juárez, al final, pero muy al final, más que un espacio, un lugar, o un concepto, son personas, nombres y apellidos que, como Emilia, luchan, alzan la voz, evitan que llegue el punto final, y después el silencio.

Agradezco a mi mejor amigo Charly por conseguirme la entrevista con Emilia, y. sobre todo, por cumplirme mi capricho y llevarme a conocer Ciudad Juárez. Por el viaje no en un Impala grís, pero sí en un Tiida planteado, que resultó profundamente enriquecedor para nuestra amistad. Agradezco también a Emilia, por su afabilidad, por su coraje, por su ejemplo, por su compromiso con la causa, por intentar hacer de Ciudad Juárez, de Chihuahua, de México, un espacio más habitable para los que vienen.

A continuación las 8 preguntas sobre abogados, y algo más, a Emilia González Tercero.


1. ¿Qué es lo primero que tienes en mente cuando escuchas la palabra abogado?

Emilia González Tercero (EGT): Pienso en alguien que se dedica a la defensa a las personas acusadas de algún delito, y bueno yo creo que hay algunos buenos y buenas abogadas, por supuesto, pero en general es como un rechazo.

A mi la gente siempre me pregunta, ¿usted es abogada? Y respondo, gracias a Dios no. Lo cierto es que después de tantos años y estar involucrada con abogados y ver su trabajo, sí existe un rechazo.

2. Menciona el primer abogado o abogada (no importando sean profesionales, profesores, políticos o bien personajes de literatura, series de televisión o cine) que se te venga en mente.

EGT: Lucha Castro.

3. ¿Cómo terminaste involucrada en la defensa popular y el activismo?

EGT: Respondimos a una convocatoria realizada por el Obispo de la Tarahumara, José Llaguno, pues estaba buscando gente interesada en trabajar por la defensa de los derechos humanos. Yo, sencillamente, fui a asomarme. Aunque el proyecto ya estaba un poco avanzado y la reunión a la que llegué estaban escogiendo representantes de la ciudades, había gente Parral, Delicias, Juárez, etcétera, y los Chihuahua estaban en un conflicto, porque, desde aquellos años, la lucha de los derechos humanos asistían por lo general dos grupos: Los cristianos, que en aquel entonces hacían acto de presencia a través de un grupo que se denominaba “Cristianos Comprometidos con las luchas populares”, y la izquierda; y se estaban dando con todo, porque la izquierda quería que se eligieran a sus representantes, y los cristianos, que ahora se me ocurre que quizá eran más de izquierda que los de izquierda, lo mismo. Entonces, dijeron: “creemos que la solución aquí viene”, y, sin tener relación directa con ningún grupo, entré como representante.

Yo, realmente, pues de los derechos humanos lo único que conocía era la Declaración Universal, pero muy por encima, o sea sabía quien había participado en hacerla, gente que yo admiraba muchísimo, como Bertand Russeld, la señora Roosvelt, Gandhi, pero poco más.

Entonces, Don Llaguno que era un hombre con mucha visión, constituye esta organización no una organización de Iglesia, sino como una sociedad civil desde el principio; de hecho, fue una de las primeras en toda la República, éramos hombre y mujeres libres dispuestos a luchar por la defensa de los derechos humanos. Y en tal sentido comenzó la capacitación en la materia, y de ahí para delante, ahí comenzó realmente y con gente muy capaz.

Entre toda esa gente que nos capacitó, venía una abogada de Colombia que nos habló del uso alternativo del derecho, y esa fue la primera vez que encontré una mujer abogada comprometida con la causa. Unos chilenos de una organización que nos habló de derecho indígenas… Entre muchos otros. Ahí, al seguir con la capacitación, se decidió que era urgente que en cada pueblo de la sierra de Chihuahua existieran defensores y defensoras de derechos humanos que supieran sobre el tema. Entonces, las de Chihuahua pues nos tocó bailar con la más fea pues era el centro y todo lo de la Sierra, los primeros dos meses después de los talleres de capacitación que te comento, nos vimos con cerros de denuncias, total que prendió muchísimo la gente se involucró mucho para denunciar hechos terribles. Te puedo contar mil anécdotas… Y ahí aprendí yo, esa fue mi primera formación.

4. ¿Se necesita estudiar derecho, ser abogado, para defender a quienes más lo necesitan?

EGT: Mira yo pienso que a veces que no y, a veces, que sí. De vez en cuando me pregunto, ¿Dios mío por qué no le entré?, pero bueno, al final de cuentas puedes ser coadyuvante aunque no seas abogado, pero no tienes ciertas herramientas, como las puede tener, no que las tenga, las puede tener un abogado o una abogada, porque muchas veces no las tienen. Entonces, para mi es más fácil. Te voy a dar un ejemplo, en la defensa del derecho internacional, en el accionar del sistema interamericano, a mi me parece bastante accesible y lo hago tranquilamente, en cambio, acá en el fuero interno, constantemente, me enfrento a veinte mil requisitos que a veces me hacen sentir ignorante.

5. Viendo el rol que ejercen muchos abogados hoy en día, ¿crees que si hubieras estudiado derecho estarías, de igual manera, ejerciendo como activista social? O por el contrario te imaginas en un despacho de abogados, o en un gran corporativo.

EGT: Bueno, a mi me gusta imaginarme, digo no lo sé, pero me gusta imaginarme como activista. Creo que es un gusanito que uno trae y este en el momento en que te asumes como defensora, ¡porque no todos los defensores se asumen!

Cuando la gente pregunta, ¿y tú qué haces?, y contesta, pues soy abogada, soy fiscal, soy jueza, soy quién sabe qué, y además defiendo a los derechos humanos, este rol no se tiene tan asumido. Yo pienso que antes de decir soy abogada, soy ama de casa, se tiene que contestar que somos defensores de derechos humanos. A mi me gusta pensar que, independientemente de cualquier circunstancia, hubiera sido activista.

6. ¿Estás a favor o en contra del uso de la toga en la profesión?

EGT: En contra, porque creo que se le daría una connotación todavía de más lejanía, con la persona común y corriente.

7. ¿Qué nos puedes comentar sobre el rol de la mujer como defensora de derechos humanos?

EGT: Yo creo que desde el principio, la mujer ha sido muy importante en relación con el tema de los derechos humanos. Con esto de los desaparecidos y desaparecidas, quizá se han hecho más visibles, pero en todos lados siempre han sido las madres, las esposas, las hijas, las que abogan por el torturado, por el detenido, por el muerto, por el desaparecido. El trabajo de las mujeres siempre ha sido crucial en estos temas porque existe una especie de valentía, o esfuerzo. Y es que por el hecho de ser mujeres, el cuidado de la vida es mayor.

8. Chihuahua es considerado uno de los Estado más peligrosos para los defensores de los derechos humanos, incluso en la actualidad se impusieron medidas provisionales por parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Al día de hoy, quién se necesita más… ¿Los defensores de derechos humanos al sistema interamericano, o el sistema interamericano a los defensores de derechos humanos?

EGT: Yo creo que mutuamente. Llega un momento en que ya no tienes a nadie a quien acudir. Ciertamente, es muy complejo lo de la falta de recursos, Emilio Álvarez Icaza ahora que está allá tenía más presupuesto en la CEDHF, creo que vale la pena lo que ellos hacen, puedes estar de acuerdo en algunas cosas y en otras no, pero yo creo que de alguna forma ambos se necesitan.

Y bueno para acceder a la Comisión, hay despachos que a ello se dedican, como CEJIL, a los que acudo muchísimo en su auxilio. Pero pienso que tanto defensores y sistema interamericano se necesitan.

A continuación, te diré una serie de nombres, conceptos, y por asociación me gustaría que respondas lo primero que se te venga a la mente:

Música clásica Armonía y paz
Marx Su pensamiento fue bueno para el mundo
Chihuahua Estado más grande de la República, y uno de los más difíciles
Lucha Castro Gran defensora de derechos humanos
PRI Corrupción
Obispo José Llaguno Admiración
Ciudad Juárez Ciudad muy difícil, olvidada
Tortura Sufrimiento
Justicia Todos tenemos derecho
Jesucristo Liberador
CONAPRED Creo que hacen buen trabajo
Cosyddhac Misión, tradición
Sierra Tarahumara Compleja y bella
Universidad Ojalá todos tuvieran derecho
Feminicidios Mal lacerante
Ejército Prepotencia
Tus hijos Un gran regalo
Derecho Creo que es realmente necesario
México Se nos está desmoronando entre las manos