Monthly Archives: May 2015

10 pasteles para abogados (por superar las 10.000 visitas)

El 12 de julio de 2014 fue la primera vez que escribí algo aquí en www.entreabogadosteveas.wordpress.com y lo hice público. En días pasados este blog superó las 10.000 visitas. Más o menos (ojo, digo más o menos pues muchas veces menos y otras veces un tantito más), este espacio recibe un promedio de mil visitas por mes. La verdad, es que la difusión del mismo obedece, sencillamente, a todas aquellas personas que lo comparten. Así que gracias. Chas gracias por difundir y, sobre todo, por cualquier comentario, crítica, y recomendación.

Para festejar un compiladito de 10 pasteles, tartas aquí en España, para abogados, con un breve comentario al respecto.


1. ¿Quién dijo que el derecho de contratos no era una materia dulce?

images

2. Escuela de derecho para dummies. No, no es redundancia.

images-1

3.  El patriarcado nunca se llevó tan bien con el derecho constitucional.

Law_school_sexy_grad_cake

4. No siempre los libros viejos de derecho son sinónimo de elegancia.

900x900px-LL-b365f6e8_gallery8314481304986749

5. Ojalá que llueva café en el campo (jurídico) by Bourdieu featuring CafeTacvba.

IMG_6949

6. Una conocida publicidad dice: “Si no es una hamburguesa grande y jugosa, no es una Carl’s Jr.” Para el caso concreto, de forma análoga, cabría decir… Si no es un libro grande y jugoso, no es uno de derecho.

4151908304_b04972daac_b

7. Hay un chiste que hace referencia a los abogados y los plátanos. Imagino que a eso se refiere el Derecho Banano.

8. De esto no hablaba Dworkin cuando se refería al juez Hércules.

blogger-image-593270800

9. Animalismo de mal gusto.

DAF-3

10. Un par de presos coronan el código penal, libros de derecho civil, derecho romano y de filosofía. La metáfora se explica sola.

m 416

Después pensé. ¿Por qué debería gastar todo en lujosos abogados?

charles-barsotti-then-i-thought-why-should-i-spend-it-all-on-fancy-lawyers-new-yorker-cartoon


Viñetas sobre abogados.

¿Puede una abogada ser madre? por Xabier Etxebarria

lawyer_moms_logo-full3binit_Hoy es 10 de mayo, en México día de la madre, en España no, aquí este día se celebra el primer domingo de mayo, o sea justo hace una semana. Me parece que las maneras de festejar a las mamás son bien distintas en estos 2 países. Mientras en México Denisse de Kalafe suena todo el día y abundan los mariachis, las rosas rojas, y los festivales en las escuelas (obviamente con sus respectivos trabajos manuales), en España puedo afirmar que la celebración es más bien discreta, o bueno no discreta, digamos menos tropical, estrafalaria y pachangosa, ¿qué no es menos tropical, estrafalario y pachangoso comparado con, como diría Villoro, esa indescifrable realidad que por conveniencia llamamos México? Muy probablemente tenga mucho que ver la cultura machista mexicana, su doblemoralismo, y también los pinches estereotipos respecto a la maternidad. Ojo, no digo que en España esto esté superado, pero por lo menos, a mi no me parece tan burdo como en mi país. *Uiii, uiii, uiii, uiii…, suena la alarma malinchista*

Festejar a la madre por el solo hecho de ser madre me parece ofensivo por varias razones, menciono un par por ser las primeras que me vienen a la mente, pero seguro hay muchas, muchísimas más. Uno, por el alto contenido misógino que conlleva la parafernalia de festejar a mamá en su día regalándole un electrodoméstico, o invitándola a comer para que no cocine…, pfff, patético. Y dos, porque al resaltar “el valor de ser madre”, “el instinto maternal”, “el mejor regalo que Dios te puede dar”, se relega un rol emancipador de las mujeres que deciden ser madres al normalizar lo que implica el sacrificio de su realización personal y profesional.

Ya he hablado sobre patriarcado y abogacía. Me queda claro que todavía falta hacerlo con mayor profundidad (espero que me de  la vida, digo la tesis, digo la  vida, para hacerlo). Dentro de este apartado algo que puede resultar bien interesante es, precisamente teorizar sobre las madres que ejercen como abogadas. En Estados Unidos existen varios blogs que tratan el tema, o más que tratar el tema estos espacios, realizados por madres abogadas, difunden experiencias y consejos al respecto. En Hispanoamérica no conozco algo concreto. Debe de existir, seguro. Pero la verdad es que como todavía no entro a desarrollar el tema, no tengo la certeza. Pido perdón por ello, también pido perdón por pedir perdón, digo, es mi blog, y mi investigación, ya veré qué hago cuándo se me de la gana. Pido perdón por eso también.

Tras una búsqueda rápida me encontré un artículo de opinión de la edición española de El HuffPost escrito por, Xabier Etxebarria, un abogado y profesor de derecho penal de la Universidad de Deusto (por cierto, acabo de ir a San Sebastián y quedé fascinado, ¡¡¡está bien bonito!!!, quiero estudiar algo, lo que sea en el País Vasco, (no descarto cocina) si alguien sabe de algo más allá de Oñati…, por su colaboración eskerrik asko).

El artículo es más bien viejito, de 2012, pero está bien, o sea me gusto porque, además de llamar la atención sobre la importancia del tema, traza las principales directrices de la cuestión en España, pues abogacía y maternidad tiene muchas aristas jurídicas, sobre todo en materia laboral. No sé si la legislación que se cita todavía esté vigente, o se haya reformado, pero bueno, creo que proporciona una buena panorámica y, sobre todo, sirve para poder contrastar lo que se está haciendo o no, en otros países.

Termino. Aprovecho para saludar a 2 abogadas y mamás que quiero mucho y son ejemplo para mi. Obviamente mi mamá, que es la mejor, y la otra, hasta Argentina (que según me informo allá el día de las madres se celebra durante el mes de octubre, pero da igual), mi  amiga Caro Villanueva, que cuida a su hermosa Julia y al mismo tiempo lucha por los derechos de las personas privadas de su libertad (acá algo de lo que logró ella y el equipo con el que trabaja, el año pasado).

A continuación, ¿Puede una abogada ser madre? por Xabier Etxebarria. El artículo es de acceso libre, y acá encuentran la liga. Subrayo las ideas que me resultaron más interesantes.


Screen Shot 2015-05-11 at 2.05.37 AM¿Puede una abogada ser madre?

Sí, claro. Me consta. Conozco casos. Obviamente la pregunta es una provocación, una llamada de atención. La cuestión en realidad es si puede serlo y sobrevivir, y a qué coste.

Me refiero principalmente a las abogadas ―sirve exactamente igual para procuradoras― autónomas, que trabajan por su cuenta, en un despacho individual o pequeño, es decir, a la mayoría de las abogadas españolas.

Conciliar es la palabra mágica, conciliación de la vida laboral y familiar; hasta se conjuga como verbo: yo concilio, tú concilias, ella concilia, nosotros conciliamos… todo el mundo concilia; se supone que es un objetivo consensuado entre todos los sectores sociales, ideologías, opciones partidarias…; se apoya en multitud de legislación que la promueve, incluso existe legislación específica como la Ley 39/1999; se regula la reducción de jornada, el permiso de maternidad y paternidad, el permiso de lactancia…; se forman redes sociales como ewww.conciliacionrealya.org

Incluso la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles ha establecido el siguiente decálogo de propuestas para mejorar la situación: 

  1. Separar lo personal de lo laboral. Seguir la regla de ocho horas de trabajo, ocho de descanso y ocho de tiempo libre.
  2. Priorizar. Organizar el tiempo en función de tareas urgentes de verdad.
  3. Aprender a decir “no”.
  4. Planificar. La planificación es la piedra angular de la gestión del tiempo: hacer un listado de tareas.
  5. Ser respetuoso con el tiempo propio y exigir a los demás que lo sean también.
  6. Ser puntual en los horarios de comienzo de jornada para estar más legitimado para salir puntualmente.
  7. Evitar y combatir el presentismo. Las empresas cada vez evalúan más a sus trabajadores de acuerdo a sus resultados.
  8. Convocar reuniones sólo cuando sea necesario, sustituirlas cuando se pueda por una conversación telefónica.
  9. Organizar las reuniones para que no se extiendan. Hay que fijar no sólo hora de inicio, sino también de finalización.
  10. Sustituir las comidas de trabajo por desayunos. Igual de efectivos para la toma de decisiones, pero mucho más breves.

Pero, ¿y en el ámbito de la Administración de Justicia? Las jueces, las fiscales, las funcionarias, las peritos… casi todas las mujeres en el ámbito de la justicia tienen acceso a las posibilidades actuales de conciliación de la vida familiar y la laboral.

Sin embargo, para las profesionales liberales conciliar la vida familiar y la vida laboral es una carrera de obstáculos.

Por otro lado, la sensibilidad de los juzgados se encuentra entre el cero y los números negativos. Las madres abogadas o abogadas madres podrían contar innumerables anécdotas: tener que redactar un recurso de casación en el hospital a punto de dar a luz, porque el Tribunal Supremo, que se toma un año en decidir si acepta el recurso anunciado, considera improcedente ampliar el plazo de 15 días sólo porque vayas a dar a luz; asistir a un cliente en una declaración en el último mes de embarazo sin que nadie le acerque una silla a la única persona de pie, la mujer embarazada; que para hacerte un favor te señalen un juicio para el mismo día que está el parto planificado, “así haces el juicio y te vas para el hospital tranquila”; que tu hijo conozca más la luz del ordenador del despacho que la del parque; tirar de sacaleches en los baños de los juzgados para poder aguantar todo el juicio…

Afortunadamente, la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, modificó el art. 188 de la LEC, en relación con los motivos de suspensión de las vistas, estableciendo en su punto 5 lo siguiente:

5.- Por muerte, enfermedad o imposibilidad absoluta o baja por maternidad o paternidad del abogado de la parte que pidiere la suspensión, justificadas suficientemente, a juicio del Tribunal, siempre que tales hechos se hubiesen producido cuando ya no fuera posible solicitar nuevo señalamiento conforme a lo dispuesto en el artículo 183, siempre que se garantice el derecho a la tutela judicial efectiva y no se cause indefensión.

Igualmente, serán equiparables a los supuestos anteriores y con los mismos requisitos, otras situaciones análogas previstas en otros sistemas de previsión social y por el mismo tiempo por el que se otorgue la baja y la prestación de los permisos previstos en la legislación de la Seguridad Social.

Como se puede comprobar, finalmente se ha atendido la reiterada pretensión de la Abogacía estableciendo como causa de suspensión de las vistas la “baja por maternidad o paternidad del abogado” ―aunque difícilmente una autónoma podrá tener una baja como tal―. Queda que los juzgados apliquen la ley y que los Colegios de Abogados se impliquen en esta reivindicación legítima de las abogadas.

Darth Vader y los abogados de Disney

A propósito del Star Wars Day, sobre Disney comprando LucasFilm (Pixar, Marvel, Los Muppets, y muchos más…).

121493_600

Abogados de Disney a Darth Vader:

“No… ¡Ven a nuestro lado oscuro y juntos gobernaremos la galaxia!”


Viñetas sobre abogados.

Dónde trabajan los abogados No. 8

Screen Shot 2015-05-03 at 8.09.02 PM

Olvidaba que hoy es 3 de mayo, día de la Santa Cruz. Día del albañil en México. Y me encuentro esta foto, que al parecer es de aquí de Madrid.

Mi mejor amigo el Mikes que es ingeniero y que, según esto, le sabe a eso de la construcción me dice que el oficio de albañil está menospreciado. Que nadie valora que trabajan mucho (“un chingo”, me dijo exactamente) y que, en general, los albañiles son bien competentes (“están verga”, me dijo exactamente).

La foto creo que ilustra muy bien lo que dice mi amigo. Aquí en Madrid, y en general en España, todavía es muy común encontrarse plaquitas (letreros  o carteles informativos) talladas en madera, o en materiales metálicos, que anuncian el despacho de un abogado. No sé si sea la mejor manera de publicitarse, discreción, elegancia, sí, pero también hay algo de fantochería y pretenciosidad. Lo del prestigio y el autoelogio en la profesión es un tema que ya he tratado, y que me parece patético. Evitar criticas, difundir una imagen edulcorada de la profesión no hace más que propulsar una idea falsa de la misma que, al final del día, evita que el derecho sea algo común, sencillo y democrático. De ahí que la foto me resulta tan ingeniosa como subversiva. ¿Por qué un albañil no puede tener su plaquita tallada en oro para publicitar su oficio?

La imagen, y una apología de la misma, la encontré en este blog sobre albañilería  y construcción española.

¿De qué se enferman las personas españolas que ejercen la abogacía? Sobre el informe que estudia las patologías y lesiones de los abogados en España

UnknownAlguna vez quise estudiar medicina. No recuerdo si me lo llegué a plantear de manera seria, pero queda claro que claudiqué. ¿La razón? La sangre. No soy de esas personas que entran en pánico al verse involucrados en una situación de emergencia frente al fluido rojo, pero la verdad es que me imagino en un quirófano límpido, rodeado de angelicales personas dispuestas a salvar vidas ajenas, y al momento en que intento meterle cuchillo a un cuerpo, inmediatamente la escena se transforma en una desvergonzada película gore, donde las náuseas me superan y termino huyendo del asesino que soy yo mismo.

Mucha, pero mucha pinche responsabilidad, eso de diagnosticar y velar la vida de los otros. Suficiente tengo con cuidarme a mi mismo.

812chaseSí, sí, sí, ya me han dicho que ser médico no significa solo cuchillos y emociones fuertes. Me queda claro que uno también podría dedicarse a la investigada, o a la gestión, o a otras áreas de la salud que pueden sortear el encarar los dolores, los olores, los colores… Pero que pereza, o sea, o se estudia medicina para ser Dr. House o nada.

Como todas las profesiones y los oficios, creo que la elección profesional por ejercer la medicina tendrá mucho que ver con esa palabreja que tanto gusta en las escuelas católicas y que es la vocación. Yo sencillamente no tengo vocación para el área de la salud. Prefiero las humanidades y las ciencias sociales, se está tan bien entre libros, evitando el trato directo con los demás, y lidiando solo con mis problemas (físicos y mentales), que lo cierto es que a estas alturas veo difícil ponerme a estudiar medicina.

Eso por un lado, pero por el otro para nada niego que las relaciones entre el campo jurídico y el campo de la salud son interesantísimas. Lo poco que he leído sobre bioética, paternalismo, o derechos sexuales, podría emocionarme hasta abrir un blog de derecho y medicina (www.entreabogadosymedicosteveas.worpress.com). Ok, no. Pero sí para ponerme a pensar seriamente sobre sus consecuencias. Quién sabe, tal vez después, lo que me queda claro es que tengo que entrar a estudiar las similitudes entre médicos y abogados. Entre togas y batas. Será después, todo es después.

Bueno, este innecesario preámbulo para decir que esta semana, fue presentado un informe bien interesante, realizado por la Fundación Instituto Investigación de la Abogacía, sobre las patologías y las lesiones de los abogado en España.

Lesiones-centran-patologias-abogados-Espana_TINIMA20150427_0151_5Yo me enteré de la noticia por los diferentes titulares de algunos periódicos y portales informativos (El Periódico, Lawyer Press, de resaltar El Mundo que encabezó la noticia de la siguiente manera “Abogados de cristal”) que dieron cobertura al evento. Lamentablemente la mayoría de las notas eran réplicas de una agencia de noticias que poco aportaban sobre el contenido del informe, así que después de realizar una búsqueda en los diferentes colegios de abogados que participaron en el estudio, encontré el documento completo en la página de Internet del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB).

Decía que era un informe bien interesante porque imaginen que a toda madre sería conocer de qué se van a enfermar las personas que estudian derecho, o a qué edad es probable que les de un infarto a los abogados, o cómo prevenir dichas patologías si se encuentran dentro de las características que agrupa el informe. Algo así como aquello que tanto les gusta hacer a los gringos sobre la felicidad y la salud de los abogados, pero no con encuestas o entrevistas, sino sustentado con datos que ofrecen las mismas clínicas de salud y hospitales de un determinado país.

El informe está bien, bien a secas. Tampoco es el hilo negro, y según yo estaría más interesante, pero no está mal (he de confesar que, probablemente, el problema no sea el informe, sino que el problema sea yo, pues algo parecido me está pasando con el cine, de un tiempo para acá nada me gusta, nada me emociona, nada me agrada, así que pido perdón de antemano, y espero que este nefastismo pase pronto). De cualquier manera, no recomiendo la lectura íntegra del trabajo, más que para aquellos interesados en el tema, o propiamente para los abogados de alguno de los colegios que sirvieron como base al estudio. Esto, sobre todo, porque después de leerlo detenidamente encuentro varios datos que no resultan congruentes, mmm bueno no, congruentes no es la palabra, ni tampoco fiables, tal vez mmm ¿cuál es el antónimo de endebles?, no sé, no me acuerdo, pero esa es la palabra que estoy buscando, digo esto por las divergencias temporales en las muestras utilizadas y por una escasa representatividad que al presente año no es posible sostener. Además el lenguaje utilizado en el informe, a veces, se me hizo  muy técnico, no sé si lo que leía lo escribió un médico, o un abogado, o un sociólogo. No está densito ni confuso pero su lectura me cansó (pero insisto, quizá el problema sea yo, y no el informe).

Como no recomendaría la lectura íntegra del trabajo, pero tampoco me fiaría de los resúmenes uniforme de los diferentes medios de comunicación que cubrieron la nota, a continuación, y de manera puntual, intentaré resumir las más de 40 páginas divididas en ocho apartados sobre las principales enfermedades de los abogados españoles.

  • Los análisis sobre enfermedades profesionales en la abogacía, tanto en ámbitos nacionales como internacionales, son más bien escasos.
  • En la página 8 y 9, a manera de compilación, se exponen sucintamente diversos estudios que se han realizado sobre este tema en Europa. Llama la atención que no se incluyan los trabajos realizados en Estados Unidos, que son bastantitos.
  • En España existen 83 colegios de abogados. El estudio solo contempla los de Catalunya, Vizcaya, Madrid y Málaga. No llego a distinguir dentro del informe la diferenciación entre abogados colegiados que ejercen y aquellos que no lo hacen pero que están colegiados.
  • El top 3 de las enfermedades en las personas que ejercen la abogacía en España son:
    • 1. Patologías traumatológicas, especialmente las fisuras, prótesis y ortopedias.
    • 2. Enfermedades psicosociales, como estrés y ansiedad.
    • 3. Accidentes cardiovasculares.
  • Aproximadamente la jornada laboral de una persona española que ejerce la abogacía se divide en:
    • 30% de formación e investigación,
    • otro 30% de relaciones con clientes,
    • 30% en desplazamientos (que a mi me parece muchísimo),
    • y un 10% de trabajo en la oficina y marketing.
  • El porcentaje de accidentes en desplazamiento de las personas que ejercen la abogacía son más elevados que los de la población general.
  • Las traumatologías en los abogados españoles son derivadas de sus desplazamientos laborales, esto obedece a que su media de movilidad es más alta que la de población en general. No quiero imaginar un estudio de este tipo sobre  el colectivo de los carteros.
  • Ojo al dato. Existe una relación entre los accidentes cardiovasculares y el ejercicio de la abogacía. Esta conclusión no es poca cosa.
  • Las mujeres abogadas suelen tener hijos 4 años más tarde que la media de edad de la población en España.
  • Si eres abogado español, a los 48 años de edad es probable que tengas un depresión o ansiedad. O dicho en palabras bonitas, la edad media de los abogados con trastornos mentales es de 48 años.

A continuación el informe íntegro.

Foto de Kelsen cuando era niño (y ya que andamos en esas también de Carbonell)

Hace unos minutos, mi querido amigo, y también próximamente (si la vida y el tiempo nos alcanza antes de que la SCJN vuelva a re-re-reinterpretar el siempre nuevo artículo primero de la constitución mexicana) co-editor (ayjuesú), Polo Gama, en el marco del día del niño, tuitió: No debe faltar la foto de un jurista de niño: aquí el mas grande de todos Hans Kelsen a los 4/5 años.

CD4NJ24UEAA1tRS

La foto me parece fantástica. No solo por el atuendo, la pose, o la antigüedad de la misma (esta pudo ser realizada entre 1885 y 1887), sino, y sobre todo, porque contribuye a seguir desmitificando a un Kelsen que para nada se corresponde con la figura que se suele difundir.

He de confesar que antes de abrir la foto que incluía el tuit de Polo, cuando leí “No debe faltar la foto de un jurista de niño: aquí el mas grande de todos…”, en el primer jurista que pensé fue en el Dr. Carbonell. Me equivoqué. Mea culpa.

Screen Shot 2015-05-01 at 2.01.09 AM

Miguelito Carbonell montando un caballito.

Siete mameluquitos de abogados para bebes

Acaba el 30 de abril, acaba el día del niño, esa melosa celebración que desde que existen las redes sociales es sencillamente una excusa para publicar fotografías de otros tiempos en que las personas eran todo lo que no son ahora.

Obviamente este blog, tan oportunista como siempre, no puede dejar pasar la ocasión para aprovechar la coyuntura y postear algo al respecto.

Después de publicar hace un ratito, en la afamada sección de este blog “Merchandising para abogados“, un par de productos para los bebes de aquellos abogados que quieran destruir la vida de sus hijos, a continuación, bajo esa misma lógica, se muestran 7 mameluquitos de abogados para bebes.


1. “Futuro abogado”. Escrito en la clásica e infalibre tipografía Crayola.

future_lawyer_onesie

2. “Confía en mi, mi mamá es abogada”. Creo que debería decir desconfía de mi.
91448227f3c851d940b7530b5328912f3. “Futuro abogado”. Ideal para niños cangrejos.

FUTURE+LAWYER+6-12

4. “Mi ❤ (corazón) pertenece a un abogado”. Ya lo dijo el maestro Arjona, los abogados saben poco de amor y el amor se cohibe en los juzgados, pero en fin, cada quien.
my_heart_belongs_to_a_lawyer_infant_bodysuit

5. “Cuando crezca, seré un abogado”. Eso de que los niños siempre dicen la verdad no implica que todo lo que digan también sea correcto.
kids_future_lawyer_baby_bodysuit_organic

6. Futuro abogado”. Bien dicen que los niños son el futuro.
no_longer_future_lawyer_infant_bodysuit

7. “Confía en mi soy un abogado”. Los niños suelen quejarse por todo…, los abogados también.4e1b30dc5f47f2b4b8f3c1664343a531