Viñeta sobre abogados y argumentos

law-order-courtroom-court-boxing_glove-opening_argument-judge-dgrn62_low.jpg

“Caballeros, parece que están listos para sus argumentos iniciales”


Viñetas sobre abogados.

Advertisements

Abogados y política

Me mandaron esto desde Colombia pues allá, como acá en México, también es tiempo de elecciones…

tumblr_n0x2na4g1O1rcjdtfo1_500.jpg

No sé si se pueda generalizar, ni aplicar el zapatero a sus zapatos, pero bueeeeeeno. Si de lo que se trata es de protestar para eso nos pintamos solos.

Cómo son los abogados según Google

Hace días me dio por preguntarle a Google cómo son los abogados y salieron puras cosas malas, vamos rasgos peyorarivos que se enmarcan dentro de una denostada imagen social sobre estos actores jurídicos. La captura de pantalla fue la siguiente:

DZ-sRs9U0AAqG9W.jpg

Me queda claro que  al usar mi computadora dicho servidor se encuentra de antemano sesgado por mis búsquedas recientes y también por mis propios intereses. No puedo negar que, aunque por lo general de vez en vez borro el historial de las páginas que visito en Internet, desde hace ya más de 5 años me he empeñado en utilizar constantemente los distintos motores de búsqueda para encontrar artículos, imágenes, noticias, y cualquier tipo de información en torno a estos operadores jurídicos. Entonces por más que no quiera encontrar tendencioso a Google, este no se deja. De ahí que volví a hacer el ejercicio pero recurriendo a otra computadora para encontrar lo siguiente:

Screen Shot 2015-02-19 at 8.08.57 PM.pngScreen Shot 2015-02-19 at 8.09.20 PM.png

Encontrar que el problema no es ni mi computadora, ni el motor de búsqueda, sino propiamente los abogados. Sad but true…

Viñetas de abogados y el diablo

Hace unos días se armó una controversia porque en una entrevista el papa Francisco dejó entrever que el infierno no existe. Después salió a rectificar el Vaticano y todo bien, pero aprovechando la coyuntura del inicio de Pascua, por acá algunas viñetas de algo que sí existe, abogados y el diablo.

BC0012Hell-of-a-Lawyer-color.jpg“Eso es un infierno de abogados.”

death-law-lawyers-attorneys-barristers-devil-wwe1322_low.jpg

“Señor tenemos un problema, la sección para los abogados está totalmente sobrepoblada”

“- Su señoría, con todo respeto, el abogado defensor claramente no cree lo que está diciendo. Él solamente está jugando al abogado del diablo. – No lo esto. – Tú estás literalmente abogado por el diablo. Satán está justo a tu lado.”

toon357.gif

“Encontramos al acusado culpable de estar en los detalles.”


Viñetas sobre abogados.

Stephen Colbert y Justice Ruth Bader Ginsburg

Esta semana el cómico Stephen Colbert, en su celebrado programa de televisión, pasó unos momentos junto a Ruth Bader Ginsburg, Justice de la SCOTUS. Con 85 años, la emblemática jurista estadounidense no solo develó su rutina de ejercicio sino también decidió sobre la delicada cuestión gastronómica de si el hot-dog puede considerarse un sandwich.

Más allá del conocido e inteligente sentido del humor de Colbert, vale la pena ver el video y ponernos a pensar sobre la forma en que quienes integran nuestros altos tribunales pueden proyectarse como seres humanos comunes y corrientes antes que como personajes propios del magnífico universo mitológico de los dioses olímpicos.

Destaco la sobriedad de RGB, el momento en el que quita la música que sugiere Colbert para ejercitarse, las alusiones raperas, y la sencillez y lucides de esta gran persona que ojalá algún día podamos palpar en nuestras latitudes…

Por lo pronto, que comiencen de la mejor manera sus  vacaciones y feliz domingo de (Luna) Ramos.

Screen Shot 2018-03-25 at 5.26.44 PM.png

Abogados y el día de San Patricio

Ayer fue día de San Patricio, antigua tradición irlandesa que se ha globalizado y mantenido hasta nuestros días para usarse como excusa para embriagarse y vestirse de verde. Celebración que combina dos elementos prototípicos en la profesión jurídica: es el desaforado consumo de alcohol y las serpientes. A continuación, dos imágenes que ilustran lo dicho.

animals-ireland-attorney-attornies-attorny_at_law-lawyers-dre0930_low.jpg

11898545_740477842745987_5749506542424951678_n.jpg

Cinco viñetas de El Roto sobre la impartición de justicia

Esta semana, según la Suprema Corte de Justicia, en México se celebró el día del juzgador. Sinceramente no conocía la existencia de dicha celebración pero igual es mi culpa, no suelo estar muy al pendiente del calendario de las “fiestas jurídica”, me da un poco igual todo lo que tenga que ver con aniversarios, o conmemoraciones ornamentales. Igual tampoco creo que haya mucho que celebrar. Pero cada quién. En todo caso, nunca está demás generar una reflexión en torno a las personas que pretenden impartir justicia. Sin embargo, más allá de extensos textos, informes, o sesudos análisis, las viñetas de El Roto me parecen bastante adecuadas para dar cuenta de este fenómeno, imágenes que reflejan a cabalidad una idea general respecto a nuestros sistemas jurídico-políticos.

BGX4ikQCAAA4Fj_

90dbc68e4b4a6b6a1e0e707290add6f6

BPXJ1KkCAAAjygB

el roto justicia

justicia-roto

Dónde trabajan los abogados No. 18

Una foto que tomó mi querido amigo Chema de su viaje a Tlaxcala la semana pasada… La tuitió diciendo “Sólo le faltó poner que en la noche maneja un taxi“. Que no se diga que la profesión no goza de un fuerte componente polifacético.

Cinco datos que no conocía sobre Ronald Dworkin

Ya he charlado con algunos profesores, colegas y demás gente del mundillo jurídico, incluso lo he posteado en este espacio, sobre la falta que hace escribir y conocer la microhistoria de la filosofía del Derecho. Conozco un par de grandes biografías, varios artículos académicos, algunos ensayos, pero sobre todo, prólogos, u obituarios en los que se suelen encontrar relevantes anécdotas para comprender de mejor manera los contextos de las ideas que sostienen y forjan  esta compleja y hermética disciplina.

Volví a Dworkin, porque uno siempre vuelve a Dworkin. No, como algunos me lo echaron en cara, para tratar de justificar la constitución moral que hace días propuso el candidato a la presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador. Nada más errado (ABRO PARÉNTESIS (de hecho, me parece, que este tema más allá de encerrar peligrosos saltos conceptuales tanto de militantes como detractores por querer decir algo al respecto, bien podría solventarse a partir de lo que Genaro Carió denominó como una “seudo-disputa originada en equívocos verbales”, es decir, creo, que por el contexto y las condiciones de nuestra democracia, ni la idea de constitución ni la de moral del político tabasqueño refieren a los postulados postpositivistas bosquejados en las últimas décadas por distintos teóricos del Derecho, ni tampoco la cuestión valorativa y el compromiso respecto a nuestros ordenamientos constitucionales pueden evocarse de buenas a primeras hacia cualquier fenómeno que encierre el concepto “moral”, pero bueno, da igual, al parecer, en estos tiempos de lo que se trata es de politzarse y radicalizarse por el mero hecho de convivir) CIERRO PARÉNTESIS). Volví a Dworkin pues porque hay que volver a los sitios en los que uno ha sido feliz, na, mentira, volví por algo peor que ese par de razones juntas, por la tesis, pero bueno, más allá de filias y fobias, leyendo un par de papers, encontré referencias a otros, y luego a algunos otros hasta encontrar varias anécdotas (la mayoría en el número de la Harvard Law a su memoria, y en un amplio artículo de una revista estudiantil de NYU) que me parecieron algunas más interesantes que otras pero, en definitiva, todas no tan ampliamente conocidas sobre la vida de este gran jurista.

  • Día del amor

Dworkin muere el 14 de febrero de 2013. El día que tradicionalmente se celebra el sentimiento de unión, encuentro y cuidado hacia el prójimo, es decir el día del amor. No me parece un dato menor considerando que durante los últimos años de su vida, Dworkin se enfocó en destacar dentro de su filosofía moral la idea de responsabilidad como uno de los pilares fundamentales para que las personas alcancen su modelo de vida buena para disfrutar sus éxitos y revertirlos en la sociedad, haciendo de su entorno un lugar mejor en tanto que más valioso.

  • Carta de recomendación

Cuando comenzó su carrera profesional, al fungir como “clerk” con el influyente y sagaz juez Learned Hand de la corte federal de apelaciones, antes de que Dworkin aceptara una oferta para trabajar en un prestigioso despacho de abogados de Wall Street, el juez, en una carta de recomendación, elogió a su joven asistente llamándolo “the law clerk to beat all law clerks”…, luego el juez mandó todo al carajo pues al escribir el nombre este se equivocó llamándolo: “Roland Dworkin”.

Algo así como si te llamaras Ronaldo (Dworkin) y tu carta de recomendación dijera Rolando (Dworkin). Nada graver pero bueeeeeeno.

  • “El Show de Tom y Ronnie”

Durante más de veinte años Ronald Dworkin con su amigo Thomas Nagel dirigieron un seminario en NYU en el que, según se cuenta, “la discusión siempre fue del más alto nivel, convirtiéndose sin duda en uno de los puntos medulares de la vida filosófica de la ciudad de Nueva York”. Quienes tuvieron la oportunidad de asistir como ponentes cuentan que tanto el abogado como el filósofo eran bastante meticulosos con la producción del mismo, al que amistosamente se le conocía como: “the Tom and Ronnie Show”.

El día del seminario, la actividad comenzaba a las 1130am con una junta en la oficina de Dworkin, con Nagel y el participante para afinar detalles sobre la dinámica del mismo y ponerse al día. Después, durante tres horas se llevaba a cabo una comida de trabajo en el que los dos académicos interrogaban “sin piedad” al participante en privado sobre su trabajo a presentar. Seguía una hora libre para que el participante pudiera distraerse y, finalmente, el seminario que duraba otras tres horas, con “una participación igualitaria y disputas sin límites”.

  • La preocupación por el Erizo

En una de sus últimas entrevistas, al hablar sobre su libro Justicia para erizos, Dworkin se manifestó preocupado por la portada del mismo pues en sus palabras, habían ilustrado el libro con un erizo extremadamente atractivo, generándole inquietud que los libreros colocaran su obra en las librerías dentro de la sección de animales. O que algunos despistados lectores lo compraran pensando que era un libro sobre las sanciones para quienes lastimen a estos animales.

Quizá por eso la portada de la edición mexicana del libro, editado por el FCE, el erizo es menos simpático, al ser cambiado por una figurita que, me parece, es de barro negro. Cuál prefiere, juzgue usted.

  • Curiosidades

No todo era filosofía en Dworkin. Otra de sus principales pasiones era su amor y conocimiento por el arte. Comprar y coleccionar pintaras (muchas veces de precios exorbitantes) era una de las muchas formas en cómo se gastaba su tiempo más allá de la academia.

En otro aspecto poco conocido de la vida del teórico del Derecho, Frances Kamm, amigo íntimo de Dworkin y profesor de Filosofía y Políticas Públicas en Harvard, cuenta que una vez se sorprendió cuando “Dworkin sugirió que podría ser bueno si las personas accedieran a no informar sobre lo que se discutía en el aula” y también relata que se quedó perplejo “al descubrir que pertenecía a un famoso club londinense que tenía una política de exclusión a las mujeres”, esto considerando que todas sus doctrinas filosóficas partían del liberalismo igualitario.


Yo compro la crítica de que muchas veces la teoría general de Dworkin parecería pensada e ideada exclusivamente para el ámbito anglosajón, y que, por ende, difícilmente se puede transpolar. Simón. De hecho, en la primera edición de Los Derechos en serio en castellano, publicada por Ariel, el prólogo lo escribe Albert Calsamiglia y menciona que las ideas de este jurista anglosajón aun no han sido recibidas de la mejor manera en nuestros contextos latinos pero que en definitiva causarían polémica en los años venideros… No se equivocó. La polémica, a lo largo de los años, se convirtió en una gran adhesión, o en todo caso reelaboración de muchas de nuestras corrientes de pensamiento.

No me cabe duda de que Ronald Dworkin era un titán, y que como abogados el compromiso valorativo y las construcciones y adecuaciones que se han realizado ya desde el ámbito Iberoamérica a su obra, en lo particular, me convencen. No sé, cada quién. En cualquier caso, su lectura y reelectura y reelectura y reelectrua siempre viene bien.

 

Abogado alemán es acosado con interminables entregas de pizza

Sinceramente no conozco casos que involucren al Derecho y a la pizza. No recuerdo una entrada en este blog que involucre pizza y abogados. Existe algo que se llama la ley de la pizza, que me parece fantástica. Y a continuación expongo…

ieqYK.png

Pero, más bien es una ley de la naturaleza y no propiamente algo jurídico. Así que no vale para este espacio. Lo que vale es lo que a continuación traduzco que es una nota de la BBC (http://www.bbc.com/news/world-europe-43070183) en donde se documenta el caso de un abogado alemán que está siendo acosado al recibir pizzas que no pidió a su oficina. El caso es gracioso en varios sentidos, no cabe duda. Pero vale la pena pensarlo como una excéntrica forma de quitarle el tiempo a un profesional (por lo que se lee en la nota, el tipo parece que en verdad la está pasando mal), tiempo que pudiera estar invirtiendo en comer pizza, por ejemplo.


images.jpg

Un abogado alemán ha sido engañado después de recibir más de 100 pizzas no deseadas entregadas en su despacho, y ahora la policía está investigando el misterio.

Después de recibir todas esas pizzas en menos de quince días, el abogado Guido Grolle también ha recibido curry wurst y sushi no deseado, según los medios alemanes.

El abogado, en la ciudad occidental de Dortmund, dice que ha sido molestado por múltiples llamadas sobre pedidos de pizza.

Si se prueba el acecho, la sentencia podría ascender hasta tres años de cárcel, ya que ordenar productos para alguien mediante el uso indebido de sus datos personales es una forma de acoso según la ley alemana.

Una teoría es que los pedidos provienen de un cliente descontento, ya que otros abogados trabajan en la misma dirección que el Sr. Grolle.

Sin embargo, el fraude o el chantaje resultan improbables, ya que el Sr. Grolle no está pagando por las pizzas que no ordenó. 

Inicialmente, el Sr. Grolle pensó que la tasa de pedidos de pizza podrían obedecer a una falla en su computadora, o algún código informático dañado, porque una mañana hubo  15 pedidos en el espacio de solo 27 minutos, afirmó. Pero al final, Agregó se reveló que ninguna falla había ocurrido en su computadora.

Dijo que mientras se bañaba antes del trabajo, los correos electrónicos sobre las entregas de pizza a la hora del almuerzo ya comenzaban a llegar. “Es exasperante, apenas puedes lograr trabajar”, dijo Grolle al sitio web de noticias Ruhr Nachrichten.


De bonus track una imagen de un anuncio de un negocio de abogados llamados “PIZZA LAW OFFICES” cuya publicidad anuncia “YO DEMANDO CONDUCTORES BORRACHOS”.

download.jpg