Monthly Archives: June 2017

Viñeta sobre abogados y la Marcha del Orgullo LGBT+

LA MARCHA PROGRESISTA

1. Organizadores de bodas de América por el matrimonio igualitario

2. Asociación nacional de catering apoya el matrimonio igualitario

3. Federación de floristas por el matrimonio igualitario

4. Unión de consejeros matrimoniales respaldan el matrimonio igualitario 

5. Abogados de divorcio del mundo dicen sí al matrimonio igualitario


Viñetas sobre abgoados.

Advertisements

Las 4 razones de la Suprema Corte para invalidar la #LeyDeCuates

download-2.jpgEl fútbol es el deporte más seguido en México. De acuerdo con una reciente encuesta, el 53.8% de los mexicanos les gusta ver, jugar o estar enterado de este deporte (Mitofsky, enero de 2016). Es, además, un deporte fragmentado. Si bien existen algunos equipos que aglutinan a una porción importante de la afición, la mayoría de los clubes concentra al 5%, o menos, de los aficionados. No obstante, cuando juega la Selección Mexicana, la mayor parte de los futboleros tiene un solo equipo. Decirlo quizá sea un cliché, pero lo cierto es que la inmensa mayoría de los aficionados apoya a la Selección. Emociones y decepciones aparte, el tricolor es el equipo de todos, o al menos de la mayoría.

En este sentido, el fútbol y las cuestiones electorales se parecen muy poco. Cuesta trabajo encontrar un tema dentro de la agenda nacional que suscite un amplio consenso. En nuestra discusión pública, la variedad de puntos de vista suele ser la regla y pocas veces la excepción. Sucede, sin embargo, que desde hace ya varios meses se aprobó una iniciativa que logró unificar a una gran cantidad de voces en su contra, generando un rechazo casi unánime por parte de la sociedad civil y la opinión pública.

Con la llamada #LeyDeCuates, impulsada por senadores del PRI, PAN, PRD y PVEM, el Congreso prorrogó el mandado de cuatro magistrados electorales de la Sala Superior del Tribunal Electoral.

download-1.jpgEn ese sentido, y después de un largo trayecto jurídico, el martes pasado el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, presentó un proyecto de sentencia (disponible aquí: http://bit.ly/2tQPLBE) en el que propone declarar inconstitucional la reforma que alteró los nombramientos de cuatro magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral (TEPJF), mejor y popularmente conocida como #LeyDeCuates. Así, hace dos días, el proyecto del ministro superó las cuestiones de procedencia, por lo que el día de hoy el pleno de la SCJN comenzará a discutir el fondo del asunto.

En muy resumidas cuentas, estas son las 4 razones por las que el proyecto propone echar abajo la reforma mediante la cual los diputados y senadores alteraron los nombramientos de los magistrados electorales de Sala Superior: Felipe Alfredo Fuentes Barrera, Indalfer Infante Gonzales, Reyes Rodríguez Mondragón y José Luis Vargas Valdez.


1. La #LeyDeCuates viola el procedimiento de designación de los magistrados del TEPJF

El proyecto señala que con la #LeyDeCuates hizo que “el procedimiento constitucional de designación [fuese] menospreciado”. Esto, pues bastó una mayoría simple en ambas cámaras del Congreso de la Unión para alterar el nombramiento de los magistrados, mientras que la Constitución exige la intervención de dos poderes en la designación: la SCJN y una mayoría reforzada (calificada) en el Senado. En términos del proyecto, la #LeyDeCuates

“refleja un auto-otorgamiento de competencias constitucionales por parte del Congreso de la Unión para otorgar o prorrogar el nombramiento de magistraturas de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que no tiene sustento en la Constitución Federal”.

2. La #LeyDeCuates transgrede el principio de independencia judicial

Sobre este tema, el proyecto enfatiza que los candidatos que participan en procesos de designación a cargos judiciales deben “conocer de antemano las condiciones del nombramiento, entre ellos el plazo, las cuales deben entenderse inmodificables”. Asimismo, señala que el periodo de nombramiento “es inmodificable legislativamente […], a fin de generar la certeza de que no existirá discrecionalidad en el cambio de las condiciones de la función jurisdiccional”.

Por lo anterior, el ministro Gutiérrez Ortiz Mena llega a la conclusión de que la #LeyDeCuates es inconstitucional, pues la modificación del nombramiento se realizó una vez que los magistrados ya habían rendido protesta. En ese sentido, su proyecto señala que:

“antes del inicio del procedimiento constitucional para la integración de la Sala Superior, el legislador secundario estaba en plena aptitud para regular el sistema de escalonamiento de los nombramientos de los magistrados […]. Sin embargo, una vez que se establecieron la duración de esos nombramientos y se culminaron las distintas etapas del procedimiento de designación por parte de la Corte y el Senado, habiéndose tomado protesta, se actualiza una prohibición de inmodificabilidad del legislador secundario de la duración de los cargos de esas magistraturas por virtud del principio de división de poderes y, en particular, del principio de independencia judicial”.

3. La #LeyDeCuates afecta los principios de seguridad jurídica e irretroactividad de la ley

El proyecto también señala que al alteración del periodo de designación de los magistrados viola dos principios básicos de toda democracia constitucional: la seguridad jurídica y la irretroactividad de la ley. Esto es así, pues la #LeyDeCuates supuso una “modificación legislativa [que] se realizó una vez finiquitada la elección de las personas que ocuparían [las] magistraturas” en la Sala Superior del TEPJF.

De acuerdo con el proyecto, con la #LeyDeCuates generó un perjuicio:

“en una multiplicidad de situaciones y sujetos: en una afectación a las garantías judiciales de los titulares de la función, en una incertidumbre de la colectividad respecto a la independencia judicial […], así como que se evita que, futuros aspirantes, que conocían las condiciones de elección escalonada de los miembros de la Sala Superior cada tres años tras la designación de veinte de octubre, puedan acceder conforme al procedimiento de elección en los tiempos que previamente se habían determinado […]”.

4. La #LeyDeCuates viola el sistema de renovación escalonada en el TEPJF

Finalmente, en el proyecto del ministro Gutiérrez Ortiz Mena se señala que la #LeyDeCuates “contradice frontalmente la arquitectura pretendida por el Poder Constituyente para la integración” del TEPJF. Esto es así ya que la renovación “escalonada” que contempla la Constitución “no debe[…] entenderse en forma aislada o meramente gramatical, sino en contexto con el contenido de[l] […] artículo 99 constitucional y su interpretación teleológica a la luz de las pautas pretendidas por el Poder Constituyente”. Entre dichas pautas, de acuerdo con el proyecto, se encuentra el que la renovación escalonada de los magistrados electorales coincida con la temporalidad de los procesos electorales federales (mismos que acontecen cada tres años).

La #LeyDeCuates contradice frontalmente este propósito. Esto es así, en palabras del proyecto, ya que:

“con la modificación de los encargos de los magistrados electorales para que duren alrededor de siete, ocho y nueve años […] se ocasiona un largo periodo de acumulación de experiencia sin renovación (siete años) y un periodo de rápida renovación con acelerada pérdida de experiencia (en tres años se renueva en su totalidad el órgano)”.


Los argumentos del proyecto son tan claros como contundentes. Y es que la verdad, resulta difícil defender lo indefendible. La #LeyDeCuates es una reforma a modo, que merma la legitimidad del Tribunal Electoral y que solo refuerza la narrativa de que, en la designación de magistrados electorales, se siguió una lógica de intereses partidistas y amiguismos, es decir, una lógica ajena a la legalidad. No todo se vale. No se pueden anteponer oscuros compromisos políticos a los límites que establece la constitución.

Y si de algo sirve, no hay que olvidar que el origen de este proceso lo sustentan más de 20 mil ciudadanos que firmamos, en menos de una semana, la petición de change.org/LeyDeCuates para solicitarle al Senado y a la Cámara de Diputados que rechazaran la iniciativa que alteró el mandato de cuatro magistrados electorales de la Sala Superior… Ante la lamentable actitud de nuestros (supuestos) representantes, queda depositar la esperanza en una institución como la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Sigamos pues el debate… Acá el link para seguir la transmisión en vivo, al rededor de las 11am.

Viñeta sobre abogados y día del padre

“Mantén tu nariz limpia, sigue creciendo, y ya verás que estarás fuera de aquí en seis meses.”


Viñetas sobre abogados.

Dónde trabajan los abogados No. 17

Dicen que fue Giraudoux quien afirmó que: “Ningún poeta ha interpretado la naturaleza tan libremente como los abogados interpretan la verdad”…

Pues bueno, hace algunos días el buen Miguel Bonilla tuitió esta foto de un letrero de un despacho de abogados en Antigua Guatemala, con un comentario que se limitaba a decir: “No es contradicción”.

Y no, no es contradicción. El conocimiento de la verdad para salir del error, muchas veces, va de la mano de los abogados… Muchas otras veces, no.

Diez ilustraciones del cuento Ante la Ley de Franz Kafka

Ayer, 3 de junio de 2017, se cumplieron 93 años de la muerte de Kafka (nos aproximamos al centenario, ¡yei!). Suelo escribir cada año sobre este autor, que es uno de mis favoritos, y de los primeros que me hicieron interesarme entre las intersecciones que despliega el derecho y la literatura.

Su cuento Ante la Ley me parece una obra brutal, que cualquier operador jurídico debería de conocer. De hecho, existe una vasta bibliografía escrita por abogados y no abogados sobre este relato. Tanta que bien vale la pena centrarse en otras interpretaciones que se le han dado a la misma, a través de las ilustraciones por ejemplo.

Así que bueno, a continuación diez ilustraciones sobre el cuento Ante la Ley, de diferentes artistas, que me encontré en Internet. Y, al final, el cuento.

1.

2.

3.

4.

5.

6.

7.

8.

9.10. Y acá este artista, ilustró todo el cuento.

 


Ante la Ley

Ante la Ley hay un guardián. Hasta ese guardián llega un campesino y le ruega que le permita entrar a la Ley. Pero el guardián responde que en ese momento no le puede franquear el acceso. El hombre reflexiona y luego pregunta si es que podrá entrar más tarde.

—Es posible —dice el guardián—, pero ahora, no.

Las puertas de la Ley están abiertas, como siempre, y el guardián se ha hecho a un lado, de modo que el hombre se inclina para atisbar el interior. Cuando el guardián lo advierte, ríe y dice:

—Si tanto te atrae, intenta entrar a pesar de mi prohibición. Pero recuerda esto: yo soy poderoso. Y yo soy sólo el último de los guardianes. De sala en sala irás encontrando guardianes cada vez más poderosos. Ni siquiera yo puedo soportar la sola vista del tercero.

El campesino no había previsto semejantes dificultades. Después de todo, la Ley debería ser accesible a todos y en todo momento, piensa. Pero cuando mira con más detenimiento al guardián, con su largo abrigo de pieles, su gran nariz puntiaguda, la larga y negra barba de tártaro, se decide a esperar hasta que él le conceda el permiso para entrar. El guardián le da un banquillo y le permite sentarse al lado de la puerta. Allí permanece el hombre días y años. Muchas veces intenta entrar e importuna al guardián con sus ruegos. El guardián le formula, con frecuencia, pequeños interrogatorios. Le pregunta acerca de su terruño y de muchas otras cosas; pero son preguntas indiferentes, como las de los grandes señores, y al final le repite siempre que aún no lo puede dejar entrar.

El hombre, que estaba bien provisto para el viaje, invierte todo —hasta lo más valioso— en sobornar al guardián. Este acepta todo, pero siempre repite lo mismo:

—Lo acepto para que no creas que has omitido algún esfuerzo.

Durante todos esos años, el hombre observa ininterrumpidamente al guardián. Olvida a todos los demás guardianes y aquél le parece ser el único obstáculo que se opone a su acceso a la Ley. Durante los primeros años maldice su suerte en voz alta, sin reparar en nada; cuando envejece, ya sólo murmura como para sí. Se vuelve pueril, y como en esos años que ha consagrado al estudio del guardián ha llegado a conocer hasta las pulgas de su cuello de pieles, también suplica a las pulgas que lo ayuden a persuadir al guardián. Finalmente su vista se debilita y ya no sabe si en la realidad está oscureciendo a su alrededor o si lo engañan los ojos. Pero en aquellas penumbras descubre un resplandor inextinguible que emerge de las puertas de la Ley. Ya no le resta mucha vida.

Antes de morir resume todas las experiencias de aquellos años en una pregunta, que nunca había formulado al guardián. Le hace una seña para que se aproxime, pues su cuerpo rígido ya no le permite incorporarse.

El guardián se ve obligado a inclinarse mucho, porque las diferencias de estatura se han acentuado señaladamente con el tiempo, en desmedro del campesino.

—¿Qué quieres saber ahora? –pregunta el guardián—. Eres insaciable.

—Todos buscan la Ley –dice el hombre—. ¿Y cómo es que en todos los años que llevo aquí, nadie más que yo ha solicitado permiso para llegar a ella?

El guardián comprende que el hombre está a punto de expirar y le grita, para que sus oídos debilitados perciban las palabras.

—Nadie más podía entrar por aquí, porque esta entrada estaba destinada a ti solamente. Ahora cerraré.