Sobre los libros Porrúa del presidente Peña Nieto en su mensaje a Trump

Decir que el mundo se está cayendo a pedazos sería exagerar. En todo caso, parece mucho más sensato advertir que el mundo está empeorando, aunque la verdad es que no estaba ya precisamente lo que se dice bien. Pero la reflexión es clara, todo siempre puede ir a peor.

El pasado día jueves fue un día intensito en cuestiones de relaciones internacionales, un día de esos inolvidables entre Estados Unidos y México, entre la administración trumpista y algo mucho más amplio que el nuevo PRI (representado bajo los esquemas políticos del peñanientismo), pues al momento en que el actual presidente de los Estados Unidos emitía órdenes, declaraba y tuiteaba en contra de determinadas políticas públicas, no solo se afectaba a una administración en concreto, sino a una idea, a una historia, a todo ese extraño lugar que por costumbre llamamos México.

No es este un espacio para relatar a detalle lo que ocurrió (creo que acá se puede leer una buena crónica sobre lo sucedido), pero valga la pena resaltar que el agravio por lo sucedido con Trump, fue tanto que Peña Nieto emitió un emotivo mensaje (que pareció conmover y convencer a gran parte de sus oyentes) para tratar de tranquilizar un día tan caótico.

Esta es una imagen del mensaje. Los más de dos minutos y medio los pueden encontrar en este link.

screen-shot-2017-01-29-at-6-26-50-pm

Hubo gente que analizó el contenido, la forma, el lenguaje, el tono, las medidas, las consecuencias, el color de la corbata del presidente, el horario, el medio, la altura del copete, todo… Otros cuantos, nos centramos en cuatro libros colocados a espaldas de Peña Nieto.

screen-shot-2017-01-29-at-6-29-26-pm

Cuatro libros inconfundibles, cuatro libros para abogados, editorial Porrúa, de esos gordos de cuero de marrano con letras doradas, que todos llevamos durante la carrera, ya si los leímos o no es otro tema. De esos libros que, una vez titulados, utilizamos para adornar nuestros estantes, que nos negamos a tirar, pues al fin de cuentas sirven para aparentar que somos ilustres juristas.

screen-shot-2017-01-29-at-6-33-35-pm

No hay que olvidar que el presidente Peña es abogado por la Universidad Panamericana (UP, sí la del Opus Dei), y que su tesis (sobre presidencialismo) estuvo envuelta recientemente en un escándalo sobre plagio.

La discusión la lideró en Twitter mi estimado Aarón Segura (@AaSegura), quien abrió la caja de Pandora, cuando tuiteó lo siguiente…

screen-shot-2017-01-29-at-7-10-55-pm

Dicha declaración sirvió como excusa perfecta para poder explayarse sobre esta cuestión del mensaje, y así, rápidamente, otros tantos desvelados en Twitter compartimos la duda y comenzamos a teorizar al respecto, y luego ya se desmadró por completo.

  • Alfonso Herrera (@jAlfonsoHerrera) fue de los primeros en aventurarse a decir que eran algunos tomos de los libros de “Derecho procesal constitucional 1-4” de Ferrer Mac-Gregor. Esta teoría cobra sentido porque, si uno le echa ganas, es posible distinguir las palabras en el lomo de los tres libros color cafesito culero.
  • Yo dije que era un diccionario jurídico pinche de esos que a uno lo obligan a comprar en primer semestre, quizá de los de Rafael de Pina y de su carnal de Pina Vara. No estoy seguro, la neta no llega mi vista, pero mi apuesta, por lo que aparente el presidente sería algo mucho menos ambicioso que entrarle al procesal constitucional.
  • Después vino Ximena Ramos (@xrpc) volviendo a la cancha de lo procesal y lo civil, al decir que “El último puede ser Becerra Bautista o Arellano García“. 
  • Alfonso, volvió al juego diciendo que era el de constitucional mexicano y comparado de Fix-Zamudio y Valencia Carmona.
  • En esa lógica, se sumo al debate Carlos Antonio (@CarlosAntonioMZ) y dijo que eran los de Carlos Arellano de Derecho Internacional Público 1 y 2.
  • Se sumo Eduardo Román (@eromangz) quien dijo el de Derecho Adminisrativo de Serra Rojas el azul.
  • El bueno de Trini (@trini7817) mencionó: “El verde parece el Tratado Teórico- Práctico del Derecho de las Obligaciones“…

*Nótese a estas alturas de la discusión, la confusión ya también era cromática.

  • Anael (@) dijo que eran libros de cartón hueco de esos que ponen en los libreros de las mueblerías.
  • Carlos Alberto (@) se fue por la fácil y dijo que los de color guinda eran los clásicos de derecho civil de Rojina Villegas .
  • Adalberto Guevara (@adalberto_gm) tiró el último tuit diciendo que era el de Efraín Moto Salazar – Elementos de Derecho… texto de secundaria.

Obviamente nadie supo. Llama la atención que no hubo coincidencias en ninguna de las opciones planteadas por cualquiera de los interesados. De hecho, sospecho que todo lo que dijimos no son más que meras proyecciones y complejos del daño que como abogados nos ha hecho Porrúa al asociar colores con materias, no teniendo ningún criterio para ordenar sus ediciones de forma cromática.

La teoría que más me gusta fue una que dijo el mismo Aaron. Si son libros de Derecho Internacional Público, la ironía sería perfecta, y en gran medida ahí radicaría el problema de cómo se está abordando lo que está pasando.

Advertisements

2 responses to “Sobre los libros Porrúa del presidente Peña Nieto en su mensaje a Trump

  1. Pingback: Abogados plagiando abogados, a propósito del plagio de Sergio E. Casanueva Reguart en “su” libro Derecho Administrativo Integral, por Darío Ángeles y Tito Garza Onofre | - Entre abogados te veas -

  2. Pingback: Sobre los libros Porrúa del ex presidente Vicente Fox | - Entre abogados te veas -

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s