8 preguntas sobre abogados (y algo más) a Paula Gastaldi

El pasado día viernes 17 de julio de 2015, en una cafetería atrás de la Puerta del Sol, denominada El Calamar, tuve la oportunidad de entrevistar a Paula Gastaldi (Córdoba, Argentina 1989), en compañía de su novio Maximiliano Giacomino y nuestra amiga Crestina de Castro.

Screen Shot 2015-09-12 at 1.03.06 PM

Paula y Alexy

Paula Gastaldi es licenciada en derecho por la Universidad de Córdoba, aunque sabe, y mucho, de filosofía. Preponderantemente ejerce (o bueno, ejercía) como abogada, no obstante también cuenta con un pie en la academia, pues desde hace tiempo es profesora auxiliar de Filosofía del Derecho en la Universidad Católica de Córdoba.

Paula es un sol, aunque al mismo tiempo también es una pinche bruja. Un magneto social, un repulsivo de dementores. Paula, Paulaner de cariño, es mi mejor amiga, así que cualquier cosa que escriba sobre ella, creo que no bastará para representarla de manera fiel. Puedo limitarme a decir que lo compartido a su lado durante más de dos meses en el marco de la Maestría en Argumentación Jurídica, organizado por la Universidad de Alicante, bastó para confirmar que el tiempo es un factor irrelevante al momento de erigir una amistad.

A diferencia de muchas amistades que ya he olvido cómo surgieron, o que no me explico su origen, con Paulaner tengo la fortuna de saber perfectamente la fecha y el lugar en que me hice su amigo. Fue tomando vino y comiendo papitas durante la madrugada del viernes 15 de mayo, afuera de la Villa Universitaria donde nos hospedamos en Alicante. Esto lo supe por cinco razones en concreto:

  • La primera. Por la manera cómo me describió a Marx. Cito: “Pero ché, si éste dividió al mundo en dos, cómo no leerlo”.
  • La segunda. Porque discutimos, con una pasión que no pudo levantar ningún tema jurídico, por ver quién era más fan de Harry Potter. Ella argumentaba que tradujo a mano los primeros capítulos del último libro para sus amigas, mientras salía la versión en castellano. Yo que me iba vestido a ver las películas y que mi cumpleaños es el mismo día que “The Chosen One“.
  • La tercera. Porque sabiendo que en unas pocas horas tendríamos la conferencia con Robert Alexy, ponderamos (sin utilizar la fórmula del peso (obviamente la versión ampliada)), y decidimos tomarnos hasta las molestias.
  • La cuarta. Porque como a eso de las seis de la mañana, cuando no quedaba más vino tinto en todo San Vicente del Raspeig, fuimos a robar una botella de una de nuestras compañeras de generación (la cual nunca repusimos, y por ello pedimos perdón, pero que estamos seguros ya nos la cobró la vida, con todo lo que perdimos durante nuestra estancia alicantina). Que después descorché con unas tijeras, provocando unas manchas moradas que, al día de hoy, todavía no salen de mis bermudas.
  • La quinta. Porque a las ocho, ocho y media, de la mañana comenzamos a cantar a todo pulmón canciones de Sabina, y, sin proponérnoslo, despertamos a varios compañeros del curso que estaban por iniciar su día.

Después de eso, y de que pasó la resaca, digo la cruda, recuerdo que pensé, “quiero a esta pinche loca para siempre en mi vida”. Y así fue. O por lo menos así está siendo, y estoy seguro que así será.

A pesar de su extrema argentinidad y de su barcelonismo, sinceramente yo le tengo fe en el campo jurídico y en la incidencia social a Paula Gastaldi. Esto, no solo por sus habilidades para argumentar, o sus conocimientos en deóntica jurídica, sino, y sobre todo, por su increíble manera de sentir al prójimo. De ayudar a uno, y no dejarlo abajo en sus peores momentos.

Ya he dicho en reiteradas ocasiones que para mi Los detectives salvajes, de Roberto Bolaño, trata sobre la amistad. Sin embargo, otra de las (infinitas) lecturas que se puede hacer de dicha obra es aquella que resalta a los poetas que no escriben, es decir, a los verdaderos poetas, a aquellos que hacen de su vida un poema. Guardado sus debidas proporciones, algo así me ocurre con Paulaner y la filosofía jurídica. Mil veces preferiré un filósofo del derecho que antes que escribir aburridas teorías, se encargue de ponerlas en prácticas.

11831741_1462599997397355_4225503410413940961_nAgradezco a Paula por esta entrevista, por su alegría, por la manera de querer a sus perras, de ejercer la abogacía. Por su vehemencia al enfrentar a los hipócritas, a los machirulos, a los fachas. Por su irresponsabilidad, por ser parte medular del Equipo Responsable (1/6). Por idear, junto a Kari Carpintero, el diálogo ficticio en la última clase con Atienza. Por ayudarme a intentar atrapar una osa que se encontraba junto a un madroño en Madrid, por querer pagar una cubeta de pollo KFC con un labial, por tocar el piano con una botella de cerveza, por declararnos fan de Arjona (el primer Arjona, claro está), por rencontrarnos en su querida Córdoba y después en mi sibilino Monterrey, y, por qué no, por escribir algo un día juntos, ¿o no?

A continuación las 8 preguntas sobre abogados, y algo más a Paula Gastaldi.


1. ¿Qué es lo primero que tienes en mente cuando escuchas la palabra abogado?

Paula Gastaldi (PA): Compromiso por la justicia social.

2. Menciona el primer abogado o abogada (no importando sean profesionales, profesores, políticos o bien personajes de literatura, series de televisión o cine) que se te venga en mente.

PA: El abogado del diablo.

3. Si tuvieras la oportunidad de volver atrás en el tiempo, ¿volverías a estudiar derecho?

PA: Sí.

4. ¿Cómo llevas a cabo el ejercicio de la abogacía? ¿Tu forma particular de tratar con aquellas personas que necesitan tus servicios?

PA: Con mucha empatía. Casi sin posibilidad de despegarme de los problemas de las personas que requieren mis servicios. Cuando llego a casa, es como que ese problema pasa a ser el mío. Los libros recomiendan lo contrario.

5. ¿Deben los abogado saber lógica deóntica?

PA: Sí. Porque para ser un buen abogado no debes conocer únicamente de leyes, sino que necesitas contar con una profundidad lógica para saber cómo plantear los razonamientos sobre los que se erigen tus argumentos. Y también para detectar errores lógicos en razonamientos judiciales o de la contraparte.

6. ¿Estás a favor o en contra del uso de la toga en la profesión?

PA: En contra, porque me parece que el ritualismo hace que la abogacía se despegue de lo que realmente está hecha que es para hacer valer los derechos del cliente, y cuando más formal se demuestra más alejado de la realidad está.

7. ¿Qué rol tiene la moral dentro del ejercicio de la abogacía?

PA: Todo. Absolutamente todo. El buen abogado es el que tiene convicciones y razones morales las que soportan, y no meros fines materiales por lo que hace. De ahí que el abogado esté tan mal visto porque -en las generales de la ley- el abogado ve un caso exitoso porque le da mucha fama o éxito o porque le dá, materialmente hablando, una mejor vida.

Yo a mis clientes suelo decirles pacientes. Y es que imagínate: de tu accionar, del ejercicio de tu profesión, depende la vida de una persona. Un juicio puede llegar a ser muy cruel o agotante para una persona. Eso es tremendo y una gran responsabilidad. Exige la mayor entrega de uno.

El ejercicio inmoral de la abogacía hace que los derechos no se hagan valer. Por esa razón, lo es todo.

8. ¿Te parecen justificables las acciones ilegales, o alegales, que puede llegar a cometer un abogado en el ejercicio de su profesión para la consecución de ciertos fines?

PA: No. Justamente en razón del papel de la moral en el ejercicio de la abogacía. Sin moral el actuar del abogado se torna maquiavélico. Por más que sea la costumbre de ejercer (para algunos o mucho) justificando una práctica inmoral para la consecución de un buen resultado, la profesión no deja de ser una cuestión de medios. Siempre es una cuestión de medios. Por ejemplo, robar un expediente para dilatar un proceso le puede servir a mi cliente pero yo no lo haría. Puede que la contraparte lo haga, pero que muchos lo hagan no lo convierte en una “buena práctica”.

A continuación, te diré una serie de nombres conceptos y por asociación me gustaría que respondas lo primero que se te venga a la mente:

España Lo desconocido
Diego Maradona Un ídolo. Pero le hago muchas críticas a nivel humano
Córdoba Hogar
Carlos Santiago Nino Referente
Cristina Fernández Dolor
Europa Nostalgia
Manuel Atienza Respeto
Lógica deóntica Insuficiente
Forest Gump La necesidad de saber que se puede ser feliz con muy poco
Marx   Utopía: lo mejor
Clientes Pacientes
Las pastillas del abuelo Moda para muchos, pasión para mi
Justicia Por lo único que quiero vivir
Mauricio Macri Derecha asquerosa
Argentina Injusta
Constitucionalismo Necesario
Derecho Un camino, no el único. Refiriéndome a mis elecciones profesionales
Alicante Amigos
Constructivismo ético La única vía para avanzar
Advertisements

One response to “8 preguntas sobre abogados (y algo más) a Paula Gastaldi

  1. Pingback: Los 10 posts con más visitas durante 2015 | - Entre abogados te veas -

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s