Entre abogados te veas… por Pedro Salazar Ugarte

011113_HIDRAImaginemos un villano de esos invencibles. No tipo Dart Vader, o Lord Voldemort, Úrsula la de La Sirenita, o Scarf en El Rey León, que aunque terribles, al final siempre pierden frente al bien y desaparecen. No. Uno de esos que como el mar, se va y siempre regresa. Se me ocurre evocar a alguien más bien de carácter mitológico, tipo el monstruo acuático llamado Hidra. O sea, que le cortan una cabeza, y le salen dos más, que se tiene la seguridad de que ya ha fallecido, y al final se levanta y vuelve a causar estragos. Acaso, otro ejemplo por el estilo también sería el pollo gigante de Family Guy que pelea con Peter Griffin cada temporada, y que aunque suele perder las batallas a muerte, de manera irremediable al final, cuando se cree que está inerte, abre un ojo y queda vivo (aunque convaleciente) para la próxima batalla. Bueno pues lo mismo con el tema de la colegiación de los abogados en México.

Cuando parece que el tema se ha calmado, pasa un buen tiempo, y así de la nada, ¡PUM!, este aparece intempestivamente y durante varias semanas, o incluso meses, hay que hablar sobre colegiación.

Chingaó. A mi el tema me cansa un poco, sobre todo por la manera como se suele abordar. Pero al mismo tiempo que me cansa, también me enoja, pues este tiene mucho, muchísimo, potencial, pero las formas fallan, se vuelve trivial, lo postulado hay que venderlo como remedio, y como solución a todos nuestros problemas jurídicos. Y que ni se nos ocurra estar  en contra porque es pecado. Y también hay que aplaudir y usar togas porque así tendremos mejores abogados. Bah.

Sin embargo, pues ahí hay que estar al pendiente de lo que se diga, y sobre todo preparados para lo que se venga.

Como esta semana fueron unos “foros” “públicos” en el Senado de la República para discutir las reformas sobre colegiación y certificación profesional, pensé que sería buena idea hacer a través de este espacio una especie de anti-foro, o sencillamente estar presentando visiones críticas, y disidentes, sobre la colegiación, un tipo de Semana de la colegiación en el blog. Pero la verdad es que ni me alcanzó el tiempo, ni tampoco me terminó de entusiasmar la idea. Igual mejor en las siguientes semanas voy presentando algunos de los materiales que encontré.

Escribí algo para un blog del CIDE que por acá lo encuentran (y que días después Oscar Cruz Barney también lo hizo pero en otro sentido). También se recuperaron en Borde Jurídico un par de escritos que me pidieron el año pasado sobre las reformas de colegiación y certificación, que en aquel entonces también estaban de moda y todos hablando de estas. Pero poco más.

Yo no lo sé. Yo no estoy en contra de la colegiación. Estoy en contra de cómo se ha planteado esta colegiación, y también de lo idealizada que está la profesión del abogado en el país. De que sea tan hermética, de que los clientes, y los usuarios de los abogados no tengan nada que ver en esto. Se necesita creatividad, y mucha para sortear los problemas del ejercicio de la abogacía en México. Pero pues esto no interesa. Habrá que sacar la reforma rapidito, y sobre la marcha ir viendo cómo fracasa, y cómo se adecua a la cultura jurídica. Todo mal. Todo improvisado, todo tarde. En fin, heme aquí otra vez hablando sobre colegiación, pido que me ignoren, tanto por mi desinterés, como por mi odio infundado. En todo caso, y ya que andamos en esto, recomiendo a Cecilia Martínez (abogada por la UDEM e investigadora del CEEAD), que hizo un excelente trabajo, en el marco de su maestría por el ITESM, sobre el tema. Ella sí sabe sobre esto, es más conciliadora que yo (no sé si esto necesariamente es algo bueno), y también más sensata (esto tampoco), y sobre todo más audaz y más clara (esto creo que sí) que muchos que, como yo, escriben sin ganas o escriben por escribir por la coyuntura, o porque en estas semanas el tema volvió . Ya le he dicho, y pedido, que me gustaría leer su opinión sobre lo que estamos viviendo pero pues quién sabe, como que no se anima (sí Cecilia. Si estás leyendo esto, interprétalo como una forma de presionarte).

Dentro de los muchos que están, que estamos, hablando sobre colegiación, lo hizo el director de Jurídicas de la UNAM, Pedrito Salazar, y me llamó la atención que el artículo editorial de su columna en El Universal la tituló igual que este blog, es decir Entre abogados te veas…

Ya he explicado el origen del nombre de mi blog, y también he dicho algunas cosas sobre este dicho. Y nada, sencillamente me hace gracia, haha. O sea me da poquita risa, pero poco más que comentar. Salazar es muy pero muy lúcido en sus temas de democracia, teoría del derecho, de constitucionalismo, pero pues bueno para esto de la colegiación, este mmm hmmm, pues más bien más de lo mismo, detectar problemas, justificarlos, pero dentro de las mismas fórmulas y esquemas en que se plantea el tema de colegiación, certificación, y ética en la profesión. Sinceramente me gustaría creer que con buenas intenciones basta, pero pues no, hay que teorizar, y entrarle de lleno, y socializar el derecho, y mil cosas más. Ahí queda. Más que por interés, escribo este post para dejar constancia de lo escrito por Salazar, y para seguir cumpliendo con la misión archivística de este blog sobre cualquier cosa que se produzca sobre abogados. De hecho, prueba de esto, es que no es domingo, de hecho es viernes por la noche y estoy posteando.

Screen Shot 2015-09-11 at 5.21.28 PMAhhh una última cosa. Poner un artículo titulado como este blog, dentro de este blog… Me recordó un reciente post de Chente Fernandez en su Facebook, al confesar que la pintura era otra de sus grandes pasiones, y compartir algo que pinto que era un retrato de él mismo. Hahaha. Vinception, dijeron poray. Bueno pues algo así. Hahaha.

A continuación, lo que escribe el autor en cuestión sobre la colegiación de los abogados en México. El artículo es de acceso libre, y acá encuentran el link. Como siempre, subrayo las ideas que me resultaron más interesantes.


pedrosalazarreEntre abogados te veas… 

Los abogados tenemos fama de “aves negras”, dice Cristian Courtis, que aparecen cuando hay problemas para obtener ventaja de la desgracia ajena. “Tiburones” ha llamado Magaloni a ciertos jurisconsultos que abusan de sus clientes y se enriquecen a sus costillas. Y todos sabemos que —si bien es incorrecto e injusto generalizar— ambas imágenes tienen asideros en la realidad. Lo que sucede es que los abogados intervienen con protagonismo en eventos que tienen que ver con bienes y valores muy sentidos para las personas: sus relaciones familiares, su patrimonio, su libertad, etcétera. Así que cuando adolecen de una formación técnica adecuada y, sobre todo, de un bagaje ético solvente pueden causar daños graves a la vida de sus clientes.

Por lo mismo, en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM estamos decididos a apoyar tres acciones estratégicas: la formación de abogados técnicamente sólidos, socialmente responsables y éticamente solventes; la certificación periódica de quienes han decidido ejercer la abogacía y la colegiación obligatoria. Son tres acciones distintas, necesarias en lo particular y complementarias en su conjunto.

Sobre el tema de la formación de los futuros abogados nos preocupa especialmente la proliferación de escuelas de Derecho sin la calidad académica y los estándares éticos necesarios. El Estado mexicano ha sido negligente en esta materia y estamos pagando un costo muy alto por ello. Esto es preocupante en sí mismo pero sobre todo lo es cuando se viven momentos de profunda transformación jurídica como los actuales.

Por lo que hace a la certificación pensamos que la libertad en el ejercicio profesional no debe mermar la calidad de los servicios y, por lo mismo, que es legítimo exigir que los profesionistas del Derecho demuestren que cuentan con conocimientos actualizados para realizar su tarea.

Finalmente, en lo que se refiere a la colegiación obligatoria, estamos convencidos de que esta es una pieza clave en el rompecabezas del ejercicio de la profesión jurídica. Me detengo en este punto. La colegiación es una medida estratégica para lograr el control ético, la independencia y la libertad de los abogados. Los colegios sirven como instancias para controlar el ejercicio de la profesión jurídica pero también —y esto es muy importante— para permitir su plena realización. No debemos olvidar que los abogados interactúan con actores poderosos y pueden afectar intereses sensibles. Por lo mismo, deben actuar bajo la exigencia y el acompañamiento de sus pares. De hecho, no es posible concebir a la certificación sin la colegiación y viceversa. 

A muchos nos preocupa cómo dar el paso del desorden actual hacia un sistema de certificación y colegiación obligatorias eficiente. Para lograrlo, si se aprueba la ley que lo permita (y que está en la mesa de los senadores), sería importante contar con una instancia implementadora que sea independiente de las autoridades del Estado y de las organizaciones de abogados existentes. Se trataría de una especie de “ómbusman de la abogacía”, que —como ha propuesto D. Valadés— podría denominarse “comisión nacional de ética forense” y que serviría para orientar el proceso de cambio. Dicha orientación tendría un carácter meramente ético o axiológico. Es decir, dicha instancia carecería de facultades vinculantes o punitivas. Su misión sería guiar el cambio, denunciar sus desviaciones, advertir problemas, emitir recomendaciones.

Es cierto que existen preocupaciones legítimas en torno a la propuesta de la Colegiación Obligatoria. Algunos dudan de sus efectos potenciales y otros temen la creación de monopolios poderosos. Estoy convencido de que la instancia propuesta serviría para evitar esas distorsiones. Su carácter sería transitorio pero jugaría un papel clave en la implementación de un proyecto que debe ser amplio, incluyente y verdaderamente nacional. Un proyecto para brindarle al país los abogados que necesita (y merece).

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s