Sobre Mario Alberto Becerra Pocoroba, abogado que no extorsiona sino que negocia

Me enteré de la noticia por el Facebook del buen @jmartinreyes y el comentario que realizaba al video que acompañaba el post, que era el siguiente:

“Dos sujetos llegan con el representante de la empresa constructora y le dicen con toda claridad: o cooperan o les paramos la obra. Quieren elevadores nuevos, otro jardín, renovadas plantas de emergencia y cuatro calderas (también nuevas). “En pocas palabras, quieren dinero, cabrón”, dice uno de ellos. Nada más y nada menos que 5 millones de dólares.

¿El crimen organizado extorsionando a la iniciativa privada? ¿Autoridades corruptas pidiendo sobornos? No y no.

Al parecer son los abogados de un puñado de cívicos vecinos de Polanco, quienes nos muestran cómo se hacen negocios en este país. Bien triste.”

Y sí, la verdad es que bien pinche triste. Sin la menor intensión de resumir el caso entiendo que este trata sobre la construcción de 122 departamentos en el Distrito Federal. Hasta ahí, pensaría que todo bien. Que para alcanzar dicho fin no hará falta más que seguir los requisitos legales establecidos y sencillamente cumplir con los mismos. Pero esto, obviamente en México no es así.

Uno de los muchos problema del sistema jurídico mexicano radica en los involucrados y los intereses en juego. En quiénes accionan el sistema para la consecución de sus fines. ¿Igualdad ante la ley?, ¿no discriminación?, ¿debido proceso?, ¿transparencia?, sí, todo eso está muy bien en el papel, plasmado en numerosas leyes desconocidas, de carácter programático, pero al momento de la verdad, esto no se sostiene, y, por lo general, tampoco existe. Serán más importante los actores involucrados, las relaciones de poder, la influencia, la corrupción, chantajes… Todos y cada uno de esos problemas “culturales” (como hace unos meses dijo el presidente Peña Nieto) guían nuestro sistema.

Para hacernos una idea de las personas que están detrás del caso, a continuación los tres principales involucrados:

  • María Asunción Aramburuzabala, propietaria de la inmobiliaria Abilia. Consejera propietaria de Grupo Modelo y considerada la mujer más poderosa de México.
  • Teresa Adriana Pérez Romo, coordinadora del grupo de vecinos habitantes del condominio contiguo al terreno donde la inmobiliaria busca construir un conjunto de departamentos, empresaria, ¡ah! y también esposa del presentador de televisión Joaquín “El ticher o (El juay de rito)” López Dóriga.
  • Mario Alberto Becerra Pocoroba, abogado de los vecinos y socio fundador y director general del bufete Becerra Pocoroba, ex diputado del PAN en la LXI legislatura, y (agárrense) rector de la Escuela Libre de Derecho (ELD) de 1998 a 2004.

Ni este es un blog de chismes de alta alcurnia, ni tampoco de denuncia social, ni de crítica política, ni creo que sea el espacio más idóneo para escribir algo sobre las acciones de los involucrados. Este es un blog de abogado que estudia a los abogados y como tal, vale la pena hacer algún comentario sobre el ejercicio profesional de Becerra Pocoroba.

mario_alberto_becerra_pocoroba_1512010

El ejercicio de un importante número de abogados en México, y en muchos otros lugares, antes que regirse por el mismo derecho legislado, o bien por difusos códigos deontológicos, o divergentes estándares morales, encuentra afinidad con las relaciones personales, con las relaciones de poder.

A ver, de entrada que un abogado se apellide “Pocoroba” ya es tan simbólico como pintoresco para dejar de contratar sus servicios. Chistes aparte. Que el abogado Becerra Pocoroba pida esa cantidad de dinero es por algo. Es porque conoce sus influencias, conoce frente a quien se enfrenta, y también conoce cuánto puede obtener de beneficios, no por nada este abogado no solo imparte derecho fiscal en la ELD, sino también tuvo el honor de presidir la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados en 2009. Cómo alguien dedicado sistemáticamente a defender grande empresas frente al gobierno puede garantizar imparcialidad al momento de ejercer su cargo. El chiste se cuenta solo.

Después de que se difundiera el video, y los abogados de la señora Aramburuzabala hayan denunciado la extorsión de la esposa de López Dóriga y los involucrados, el abogado Becerra Pocoroba dijo:

“No estoy extorsionando a nadie ni hago nada fuera de mi ética profesional”. No era extorsión, era “una negociación”.

“Una negociación”. Viejo patético. Siguiendo su lógica, quienes torturan no torturan sino que negocian para obtener información. Quienes ejercen chantaje no ejercen chantaje sino que negocian a través de amenazas para obtener un beneficio.

“Nada fuera de mi ética profesional”. Claro. Su ética profesional es tan amplia, pero tan amplia que caben también cualquier tipo de acciones. Incluso aquellas que no sean éticas.

Cómo un tipo así puede llegar a ser rector de una escuela de abogados, y más de una escuela como la ELD. Cómo un tipo así puede ser profesor de derecho fiscal. Cómo un indecente, un caradura de estas magnitudes puede tener un despacho tan importante como el que tiene. Cómo personas pueden contratar a un abogado así. La respuesta la tiene el afamado grupo de pop Timbiriche: EME – E – ACENTO – EQUIS – I – CE – Y – O. Es decir, desarrollándote jurídicamente en México.

Cuando algunos distraídos juristas y los siempre idiotas legisladores están impulsando reformas para colegiar, para hacer obligatorios códigos éticos, incluso para que los abogados vistan togas para resignificar la profesión, yo pienso en casos como el que ahora comento, y me dan ganas de que me abracen.

Qué haría yo, si fuera…

  • Yo. Lo que estoy haciendo. Difundir e intentar criticar.
  • Su alumno. Dar de baja su clase.
  • Su institución académica: Fijar una postura pública.
  • Su cliente. Despedirlo y demandarlo por daño moral.
  • Su colegio de abogados (si tiene). Interponerle algún recurso.
  • Su nutriólogo. Recomendarle una dieta.
  • Su partido. Volver a invitarlo de legislador. Parece que al PAN le viene bien este tipo de personas.
Advertisements

One response to “Sobre Mario Alberto Becerra Pocoroba, abogado que no extorsiona sino que negocia

  1. jajaja, a ver trinche lópez-dóriga !! Q vergüenza !!! Yo conozco en persona a un ex-director de la Lotería Nacional, alguna vez me platico q ésta tipa nefasta (La esposa de éste puñal) llegó a sus oficinas, en el edificio de la lotería, de parte de su esposo, a pedir payola !!! Si, el ojeis le pasa la charola a funcionarios del gobierno para no hablar mal de ellos en su noticiero, en q’ país vivimos …

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s