¿De qué se enferman las personas españolas que ejercen la abogacía? Sobre el informe que estudia las patologías y lesiones de los abogados en España

UnknownAlguna vez quise estudiar medicina. No recuerdo si me lo llegué a plantear de manera seria, pero queda claro que claudiqué. ¿La razón? La sangre. No soy de esas personas que entran en pánico al verse involucrados en una situación de emergencia frente al fluido rojo, pero la verdad es que me imagino en un quirófano límpido, rodeado de angelicales personas dispuestas a salvar vidas ajenas, y al momento en que intento meterle cuchillo a un cuerpo, inmediatamente la escena se transforma en una desvergonzada película gore, donde las náuseas me superan y termino huyendo del asesino que soy yo mismo.

Mucha, pero mucha pinche responsabilidad, eso de diagnosticar y velar la vida de los otros. Suficiente tengo con cuidarme a mi mismo.

812chaseSí, sí, sí, ya me han dicho que ser médico no significa solo cuchillos y emociones fuertes. Me queda claro que uno también podría dedicarse a la investigada, o a la gestión, o a otras áreas de la salud que pueden sortear el encarar los dolores, los olores, los colores… Pero que pereza, o sea, o se estudia medicina para ser Dr. House o nada.

Como todas las profesiones y los oficios, creo que la elección profesional por ejercer la medicina tendrá mucho que ver con esa palabreja que tanto gusta en las escuelas católicas y que es la vocación. Yo sencillamente no tengo vocación para el área de la salud. Prefiero las humanidades y las ciencias sociales, se está tan bien entre libros, evitando el trato directo con los demás, y lidiando solo con mis problemas (físicos y mentales), que lo cierto es que a estas alturas veo difícil ponerme a estudiar medicina.

Eso por un lado, pero por el otro para nada niego que las relaciones entre el campo jurídico y el campo de la salud son interesantísimas. Lo poco que he leído sobre bioética, paternalismo, o derechos sexuales, podría emocionarme hasta abrir un blog de derecho y medicina (www.entreabogadosymedicosteveas.worpress.com). Ok, no. Pero sí para ponerme a pensar seriamente sobre sus consecuencias. Quién sabe, tal vez después, lo que me queda claro es que tengo que entrar a estudiar las similitudes entre médicos y abogados. Entre togas y batas. Será después, todo es después.

Bueno, este innecesario preámbulo para decir que esta semana, fue presentado un informe bien interesante, realizado por la Fundación Instituto Investigación de la Abogacía, sobre las patologías y las lesiones de los abogado en España.

Lesiones-centran-patologias-abogados-Espana_TINIMA20150427_0151_5Yo me enteré de la noticia por los diferentes titulares de algunos periódicos y portales informativos (El Periódico, Lawyer Press, de resaltar El Mundo que encabezó la noticia de la siguiente manera “Abogados de cristal”) que dieron cobertura al evento. Lamentablemente la mayoría de las notas eran réplicas de una agencia de noticias que poco aportaban sobre el contenido del informe, así que después de realizar una búsqueda en los diferentes colegios de abogados que participaron en el estudio, encontré el documento completo en la página de Internet del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB).

Decía que era un informe bien interesante porque imaginen que a toda madre sería conocer de qué se van a enfermar las personas que estudian derecho, o a qué edad es probable que les de un infarto a los abogados, o cómo prevenir dichas patologías si se encuentran dentro de las características que agrupa el informe. Algo así como aquello que tanto les gusta hacer a los gringos sobre la felicidad y la salud de los abogados, pero no con encuestas o entrevistas, sino sustentado con datos que ofrecen las mismas clínicas de salud y hospitales de un determinado país.

El informe está bien, bien a secas. Tampoco es el hilo negro, y según yo estaría más interesante, pero no está mal (he de confesar que, probablemente, el problema no sea el informe, sino que el problema sea yo, pues algo parecido me está pasando con el cine, de un tiempo para acá nada me gusta, nada me emociona, nada me agrada, así que pido perdón de antemano, y espero que este nefastismo pase pronto). De cualquier manera, no recomiendo la lectura íntegra del trabajo, más que para aquellos interesados en el tema, o propiamente para los abogados de alguno de los colegios que sirvieron como base al estudio. Esto, sobre todo, porque después de leerlo detenidamente encuentro varios datos que no resultan congruentes, mmm bueno no, congruentes no es la palabra, ni tampoco fiables, tal vez mmm ¿cuál es el antónimo de endebles?, no sé, no me acuerdo, pero esa es la palabra que estoy buscando, digo esto por las divergencias temporales en las muestras utilizadas y por una escasa representatividad que al presente año no es posible sostener. Además el lenguaje utilizado en el informe, a veces, se me hizo  muy técnico, no sé si lo que leía lo escribió un médico, o un abogado, o un sociólogo. No está densito ni confuso pero su lectura me cansó (pero insisto, quizá el problema sea yo, y no el informe).

Como no recomendaría la lectura íntegra del trabajo, pero tampoco me fiaría de los resúmenes uniforme de los diferentes medios de comunicación que cubrieron la nota, a continuación, y de manera puntual, intentaré resumir las más de 40 páginas divididas en ocho apartados sobre las principales enfermedades de los abogados españoles.

  • Los análisis sobre enfermedades profesionales en la abogacía, tanto en ámbitos nacionales como internacionales, son más bien escasos.
  • En la página 8 y 9, a manera de compilación, se exponen sucintamente diversos estudios que se han realizado sobre este tema en Europa. Llama la atención que no se incluyan los trabajos realizados en Estados Unidos, que son bastantitos.
  • En España existen 83 colegios de abogados. El estudio solo contempla los de Catalunya, Vizcaya, Madrid y Málaga. No llego a distinguir dentro del informe la diferenciación entre abogados colegiados que ejercen y aquellos que no lo hacen pero que están colegiados.
  • El top 3 de las enfermedades en las personas que ejercen la abogacía en España son:
    • 1. Patologías traumatológicas, especialmente las fisuras, prótesis y ortopedias.
    • 2. Enfermedades psicosociales, como estrés y ansiedad.
    • 3. Accidentes cardiovasculares.
  • Aproximadamente la jornada laboral de una persona española que ejerce la abogacía se divide en:
    • 30% de formación e investigación,
    • otro 30% de relaciones con clientes,
    • 30% en desplazamientos (que a mi me parece muchísimo),
    • y un 10% de trabajo en la oficina y marketing.
  • El porcentaje de accidentes en desplazamiento de las personas que ejercen la abogacía son más elevados que los de la población general.
  • Las traumatologías en los abogados españoles son derivadas de sus desplazamientos laborales, esto obedece a que su media de movilidad es más alta que la de población en general. No quiero imaginar un estudio de este tipo sobre  el colectivo de los carteros.
  • Ojo al dato. Existe una relación entre los accidentes cardiovasculares y el ejercicio de la abogacía. Esta conclusión no es poca cosa.
  • Las mujeres abogadas suelen tener hijos 4 años más tarde que la media de edad de la población en España.
  • Si eres abogado español, a los 48 años de edad es probable que tengas un depresión o ansiedad. O dicho en palabras bonitas, la edad media de los abogados con trastornos mentales es de 48 años.

A continuación el informe íntegro.

Advertisements

One response to “¿De qué se enferman las personas españolas que ejercen la abogacía? Sobre el informe que estudia las patologías y lesiones de los abogados en España

  1. Elizabeth González Jiménez

    Me gustó mucho este artículo que habla de lo que enferman las personas que ejercen la abogacía en España !
    Será parecido a lo que enferma a los abogados de otros países ?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s