Los Simpsons y un mundo sin abogados

Hoy se cumplen 25 años de la primera transmisión de un capítulo de Los Simpsons. Cumplir un cuarto de siglo es mucho tiempo. Tanto que dicha serie, al ser la más longeva en la historia de la televisión, ha tenido oportunidad de presentar satíricamente casi cualquier  fenómeno ocurrido desde 1989 hasta el día de ayer.

Ya sea a través de sus personajes o en algún episodio en particular, todo, pero irremediablemente todo, ha sido representado y abordado en la serie creada por Matt Groening Obviamente, los abogados no son la excepción.

Por medio del personaje Lionel Hutz (también llamado Leobardo Luna durante algunas de las primeras temporadas), Los Simpsons realizan una fuerte crítica  sobre la abogacía en general, involucrando constantemente a este abogado en situaciones tan comprometidas como miserables, que develan su ignorancia y su oportunismo.

La irreverencia de Hutz, es tal, que en un capítulo de la temporada 4, titulado “Marge en cadenas”, llega al extremo de preguntarse a sí mismo: ¿cómo sería un mundo sin abogados?, imaginando así una idílica escena donde personas de todas las nacionalidades del mundo cantan felices tomados de la manos bajo un sol resplandeciente.

La escena es la siguiente:

La idea sobre la desaparición de la abogacía para hacer del mundo un lugar mejor, bajo una primera impresión, parecería sencillamente una ingeniosa ocurrencia sin otra finalidad más que divertir, o acaso postular una idílica propuesta sobre los abogados que, en buena medida, se corresponde con un supuesto estereotipo sobre las características negativas que suelen distinguir a estos profesionales del derecho.

 Sin embargo, más allá de las distintas manifestaciones socio-culturales, la idea que reclama un mundo sin abogados ha encontrado consonancia en diversos acontecimientos cruciales a lo largo de la historia de nuestro tiempo.

En 1791, en el marco de la Revolución francesa, para intentar disipar la efervescencia por la profesión jurídica y, en general, aspirando a abolir distintas exclusividades de las corporaciones gremiales, se decidió decretar la posibilidad para que cualquier persona pudiera ejercer como abogado, sin necesidad de cumplir cualquier requisito formal. Así, los revolucionarios franceses, eliminaron la orden y los cuerpos de abogados. En ese mismo sentido, Federico el Grande realizó un intento por suprimir a los abogados, y durante la Revolución rusa, ocurrió algo similar a lo acontecido Francia.

Advertisements

One response to “Los Simpsons y un mundo sin abogados

  1. Pingback: Reading Digest: Everyone Loves “Simpsons Roasting on an Open Fire” Edition | Dead Homer Society

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s