La inconstitucionalidad de la colegiación obligatoria de abogados en Puerto Rico

azul celeste 223122012141759

En su afamado discurso de aceptación del Premio Rómulo Gallegos, Roberto Bolaño confesaba tener un problema de índole verbal y geográfica con Venezuela. Su problema, era su capital.

UnknownDecía Bolaño… “Para mí lo más lógico era que la capital de Venezuela fuera Bogotá. Y la capital de Colombia, Caracas. ¿Por qué? Pues por una lógica verbal o una lógica de las letras. La uve o ve baja del nombre Venezuela es similar, por no decir familiar, a la b de Bogotá. Y la ce de Colombia es prima hermana de la ce de Caracas.”

Las asociaciones que generalmente hacemos para afianzar alguna referencia espacial resulta tan endeble como el actual concepto de frontera.

Tengo la sospecha de que con Puerto Rico y Costa Rica subsiste un problema similar, que incluso puede ser de carácter colectivo. La capital del primero es San Juan. La del segundo, San José.

Ambos países al ser tanto gramática como fonéticamente parecidos, por lo general conllevan al equívoco.Unknown-1Desde hace más de un mes me enteré de la inconstitucionalidad de la colegiación obligatoria para abogados en Puerto Rico. De hecho, por acá, en este escrito publicado en Borde Jurídico hice referencia a la misma. Sin embargo, dejé pasar la nota para este blog sencillamente porque ya tenía algo calendarizado. Tiempo después intenté subirla, pero al no encontrar ninguna noticia sobre la colegiación de los abogados en Costa Rica decidí abandonar mis intenciones.

15th Annual Latin GRAMMY Awards - ShowHoy que Calle 13 vuelve a ser noticia en México por el apoyo mostrado a los padres de los estudiantes desparecidos en Ayotzinapa, Guerrero, recordé que este grupo es originario de Puerto Rico. No de Costa Rica, (de ahí es Chavela Vargas y la Corte Interamericana). Y en Puerto Rico había sucedido lo de la inconstitucionalidad colegiación de los abogados y no en Costa Rica.

Una vez solventadas mis carencias y confesados mis complejos y mis pecados, resulta bien pertinente mencionar para efectos del presente blog, que justo el pasado mes de octubre el Tribunal Supremo de Puerto Rico declaró inconstitucional la colegiación obligatoria de los abogados en dicho país.

Este hecho se remonta a la Ley Número 109-2014, aprobada en julio, donde se decidió reinstalar el sistema de colegiación obligatoria como requisito para practicar la abogacía en Puerto Rico.

Así entonces se ha de hacer notar que la colegiación obligatoria de los abogados en Puerto Rico duró el increíble tiempo de solamente ¡TRES MESES!

Pero, ¿por qué sucedió esto? Pues bueno, sencillamente porque Puerto Rico es un estado tan extravagante como peculiar. Bueno, mmm, propiamente no es un estado y creo que con esto ya se sobrentiende su peculiaridad.

En fin, se argumentaron dos principales postulados para declarar la inconstitucionalidad de la colegiación en Puerto Rico: El primero: Violar la cláusula de libre asociación de la constitución boricua. Y el segundo: Violación del principio de separación de poderes por parte del legislativo al usurpar funciones que ostenta el judicial para regular dicha profesión.

logo colegio sin lineaA continuación, un sitio puertorriqueño denominado microjuris.com desarrolló sucintamente dicho par de postulados que creo conveniente replicar:

“(1) El Supremo reconoció que existe jurisprudencia federal que manifiesta que no hay violación a la Constitución federal el que un estado legisle para requerir la colegiación obligatoria de una profesión pero que en el presente caso, se examinará exclusivamente a la luz de la cláusula de libre asociación y expresión de la Constitución de Puerto Rico. Esbozó que bajo nuestra Constitución (la costarricense), dicha cláusula es más amplia que la estadounidense y protege a personas que no deseen pertenecer a una asociación. Esto por su influencia directa con la Declaración Universal de Derechos Humanos. Reiteró que bajo nuestra Constitución, el Estado debe demostrar dos cosas: (A) Un interés gubernamental apremiante para obligar a una persona asociarse, lo quiera ésta o no; (B) Que no existían alternativas menos onerosas. En otras palabras, se someterá la ley a un escrutinio adjudicativo estricto. El Supremo indicó que las razones que proveyó el Estado no satisfacen dicho escrutinio por ser abstractas y especulativas. Las razones apremiantes que alegó el Estado son las siguientes: poseer una profesión legal digna, apremiante, capacitada y digna.

(2) Reafirmado lo vertido en el caso Ex Parte Boneta, 39 DPR 154,165 (1929), se indicó que los abogados son funcionarios de los Tribunales. Como la Constitución de Puerto Rico le faculta exclusivamente a la Rama Judicial la administración del sistema de justicia, y como los abogados son catalogados funcionarios del tribunal, estos están subordinados exclusivamente a la Rama Judicial. Por tanto, la facultad de admitir, disciplinar y desaforar a los abogados es una exclusiva del poder judicial. A esto se le conoce como la doctrina inherente de los tribunales de reglamentar la profesión legal. También manifestó que la Asamblea Legislativa puede legislar de manera complementaria sobre la abogacía. Pero el Tribunal Supremo se reserva el poder de decidir qué legislación acepta como complementaria.”

Si bien el postulado relativo a la separación de poderes es punto y aparte por las particularidades de Puerto Rico, me parece increíble la manera en que se pueden transformar/manipular los argumentos relativos al derecho a la libre asociación en el caso de la colegiación.

Bajo una primera lectura de la sentencia y del seguimiento que hicieron los diversos medios de comunicación del caso parecería que los argumentos jurídicos plasmados resultan bien pero bien convincentes. Tanto que no dudar de ellos resultaría inocente. Sin embargo, después de una segunda lectura y de enterarse de la disputa política detrás del conflicto y del contexto en cuestión, al final del día el tema de la colegiación obligatoria de los abogados en Puerto Rico es un tema de más contenido político que jurídico. Si no me creen, hagan el favor de leer esta nota, o caso esta otra.

mexicali

¡¡¡¡¡¡¡¡Mi mariachi!!!!!!!

La colegiación obligatoria de los abogados a pesar de que parece ser un tema eminentemente jurídico, al momento de ser tratado y ventilado se descubre como un tema político.

Recordemos el caso de Luis Miguel, que a pesar de nacer en Puerto Rico, todos sabemos que es más pero mucho más mexicano que el mismísimo mariachi…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s